Sanlúcar de Barrameda

La Policía intercepta 4.200 kilos de hachís y detiene a 9 personas en Cádiz

23.07.2008 | 19:45
 Un agente de la Guardia Civil inspecciona uno de los fardos de droga, 19,4 toneladas de polen y resina de hachís, que han incautado hoy en un semirremolque en el puerto de Algeciras (Cádiz) procedente de Tánger (Marruecos), que declaraba transportar sandías. En un comunicado, el instituto armado ha informado de que la operación se inició tras averiguar la supuesta duplicidad de matrículas en dos transportes, pertenecientes a una empresa que realizaba viajes desde Marruecos hasta Perpignan (Francia), con tránsito en el puerto de Algeciras, y sospechar que podrían estar dedicándose al narcotráfico.
Un agente de la Guardia Civil inspecciona uno de los fardos de droga, 19,4 toneladas de polen y resina de hachís, que han incautado hoy en un semirremolque en el puerto de Algeciras (Cádiz) procedente de Tánger (Marruecos), que declaraba transportar sandías. En un comunicado, el instituto armado ha informado de que la operación se inició tras averiguar la supuesta duplicidad de matrículas en dos transportes, pertenecientes a una empresa que realizaba viajes desde Marruecos hasta Perpignan (Francia), con tránsito en el puerto de Algeciras, y sospechar que podrían estar dedicándose al narcotráfico.

Agentes de la Policía Nacional desarticularon una organización dedicada al tráfico de hachís asentada en Sanlúcar de Barrameda en una operación en la que detuvieron a nueve personas, incautaron 4.2000 kilos de hachís e intervinieron 1.200.000 euros y dos lanchas.

Según indicó la Policía, el grupo desarticulado tenía ramificaciones en las localidades gaditanas de Algeciras y Rota, en Torremolinos (Málaga), en Ceuta y en Puebla del Río (Sevilla). Por su parte, los detenidos se dedicaban, presuntamente, a introducir hachís desde Marruecos a través de la desembocadura del río Guadalquivir para su posterior distribución en España.

La operación fue realizada por agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Udyco Central y de la Udyco Costa del Sol, colaborando con ellos el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) de Cádiz y el Servicio de Vigilancia Aduanera.

La investigación se inició a principios de año y el pasado mes de abril se interceptaron dos lanchas planeadoras con 2.400 y 1.800 kilos de hachís pertenecientes a la organización desarticulada.

Así, las indagaciones continuaron y los agentes lograron perfilar la estructura del grupo y el grado de participación de los implicados, así como sus domicilios y diversas pruebas que evidenciaban la actividad delictiva. Con todos los datos se estableció un dispositivo policial que culminó con la detención de nueve personas. Además, hay imputados otros seis individuos por los mismos hechos.

Además de la droga, el dinero en efectivo y las lanchas, la Policía intervino armas de fuego, teléfonos móviles y material informático, material utilizado para la navegación y de visión nocturna, diversa documentación y cartillas bancarias y cuatro vehículos.

Enlaces recomendados: Premios Cine