Violencia machista

Prisión para el hombre que agredió con una llave inglesa a su ex mujer en Avilés

23.07.2008 | 17:46

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Avilés, Ana López Pandiella, ha dictado un auto de prisión comunicada y sin fianza para el hombre que agredió el pasado lunes a su ex mujer con una llave inglesa y una porra eléctrica.

El detenido, cuya identidad responde a las iniciales J.A.D.S.S., de 54 años y vecino de Oviedo, está acusado de un delito de asesinato en grado de tentativa, informan fuentes judiciales.

El hombre prestó declaración esta mañana ante la juez durante 45 minutos, y en el transcurso de la misma explicó que al encontrarse con su ex mujer en el interior de un garaje y querer mantener una conversación, fue ella la que inició la agresión, a resultas de la que se produjo un forcejeo entre ellos, en el que reconoce que la situación se le fue un poco de las manos.

Además consta en autos que, después de producirse los hechos en Avilés, el imputado se dirigió a Oviedo, donde alrededor de la 13:00 horas del lunes puso una denuncia a su ex mujer por agresión en la Comisaría de Policía de la capital.

Allí aclaró también que llevaba un pistola para defenderse de lo que pudiera pasar.

El hombre no fue detenido en ese momento porque la Policía no le relacionó con la agresión de Avilés, aunque sí pudo ser localizado a las 02:00 horas de ayer en las inmediaciones del centro comercial Los Prados la capital asturiana, donde se le arrestó.

Con anterioridad a la declaración del detenido, la jueza también tomó declaración a la ex mujer y a un testigo de los hechos.

La mujer contradice totalmente la versión dada por su ex marido, apuntando que fue atacada por sorpresa y con violencia junto a su coche, para después ser arrinconada contra una de las paredes del garaje sin posibilidad alguna de defenderse.

Este último término fue confirmado en todos sus términos por el testimonio ofrecido por el testigo.

La agresión se produjo a las 08:00 horas de lunes en un garaje de la calle Leopoldo Alas 'Clarín' de Avilés, cuando el detenido supuestamente agredió a su ex mujer con una llave inglesa y una especie de porra eléctrica.

La Policía recibió una llamada en la que se informaba de que en ese lugar se encontraba una mujer herida que sangraba abundantemente por la cabeza.

Testigos presenciales de la paliza declararon a la Policía que el agresor iba disfrazado con una peluca rubia y una gorra negra, aunque pudo ser identificado como el ex marido de la víctima.

Tras ser atendida en el Hospital San Agustín, la víctima declaró que estaba "convencida" de que su ex marido quería matarla y que lo hubiera conseguido si en el momento de la paliza no hubiese entrado en el garaje de su casa un vecino que provocó la huida del agresor.

Enlaces recomendados: Premios Cine