Huesca

El crimen de Fago será juzgado por un tribunal profesional y no por un jurado

25.07.2008 | 17:23

El juez de Jaca que investiga el asesinato del alcalde de Fago, Miguel Grima, por el que permanece encarcelado como único imputado el guarda forestal y ganadero Santiago Mainar, ha resuelto que sea un tribunal profesional y no un jurado popular quien juzgue al procesado.

El auto del juez instructor, han informado a EFE fuentes judiciales, admite los argumentos del fiscal y de las acusaciones particulares en nombre de la familia del asesinado y del PP, partido por el que se había presentado Grima a las elecciones, que habían pedido un jurado profesional al considerar que uno de los delitos imputados a Mainar no es competencia del tribunal del jurado.

En este sentido, el juez argumenta, de acuerdo con las tesis de las acusaciones y de la jurisprudencia esgrimida por éstas, que el delito de tenencia ilícita de armas imputado al procesado (que no es competencia del jurado) es independiente del de asesinato, por lo que el enjuiciamiento corresponde a un tribunal profesional.

El juez de Jaca había tramitado inicialmente la causa por el procedimiento del jurado con el apoyo de la Fiscalía de Huesca, pero la valoración de los distintos argumentos de las acusaciones particulares le ha llevado a decretar, también con el respaldo del ministerio público, que no sea un jurado quien juzgue a Mainar.

La Audiencia de Huesca ya denegó la pasada semana la práctica de las numerosas pruebas periciales y policiales pedidas por el abogado del guarda forestal, Marcos García Montes, con lo que ha quedado despejado el camino hacia la celebración del juicio, probablemente el próximo otoño.

El abogado de Miguel Grima ya ha adelantado que pedirá, en su calificación provisional de los hechos, una pena de 20 años de cárcel para Mainar, por el asesinato, y uno más por tenencia ilícita de armas, lo mismo que ha solicitado la Fiscalía de Huesca.

También el letrado de la acción popular, que en nombre del PP lleva adelante José María Vilades, aumenta su petición de pena seis años más por atentado a un cargo público.

Miguel Grima murió la noche del 12 de enero de 2007 en la carretera que une los núcleos pirenaicos de Fago y Majones, de un disparo de escopeta con postas en el pecho efectuado presuntamente por Santiago Mainar, que le emboscó en una curva, según la investigación de la Guardia Civil.

Enlaces recomendados: Premios Cine