Huesca

La familia del alcalde de Fago pide 21 años para Mainar y una indemnización de 300.000 euros

29.07.2008 | 22:15

La familia del ex alcalde de Fago (Huesca) Miguel Grima, asesinado el 12 de enero de 2007 de un disparo de postas en el pecho, solicitará 21 años de prisión y el pago de una indemnización de 300.000 euros para el guarda forestal Santiago Mainar, único imputado por estos hechos.

En su escrito de calificación provisional de los hechos, al que ha tenido acceso Efe, el letrado de la familia del edil, Enrique Trebolle, tipifica los hechos como presuntos delitos de asesinato en concurso ideal con atentado, por el que pide 20 años, y de tenencia ilícita de armas, por el que solicita 1 año de cárcel.

Trebolle, que pide asimismo una orden de alejamiento a más de 500 metros de la mujer y dos hermanas del alcalde asesinado durante 10 años, y la prohibición de residir en Fago el mismo tiempo, ofrece en su escrito un pormenorizado relato de los hechos imputados a Mainar y de las supuestas causas que le impulsaron al crimen.

El abogado acompaña su calificación provisional de los hechos en otro escrito, en el que informa al instructor de que el envío de este documento de acusación se realiza en cumplimiento del requerimiento que le fue hecho a tal fin, antes de que acordara que fuera un tribunal profesional y no un jurado quien juzgue a Mainar.

Según este letrado, al asumir la alcaldía de Fago, en 1998, Miguel Grima adoptó decisiones para el conjunto de su municipio que provocaron el rechazo de varios de sus vecinos, entre ellos el guarda forestal y ganadero Santiago Mainar.

Añade que Grima interpuso varias denuncias en los juzgados contra Mainar por presuntos vertidos al río desde la explotación que tenía en las inmediaciones de Fago, abandono de animales muertos en espacios públicos, desvío de caudales en su beneficio y explotación sin licencia de una casa rural.

A juicio del letrado, todos estos procedimientos judiciales "hicieron desarrollar en Mainar un sentimiento de odio y rencor hacia Miguel Grima que fue creciendo con el paso del tiempo".

Relata que sobre las 17:30 horas del 12 de enero de 2007, Mainar daba de comer a sus reses en una zona donde tenía escondida en una bolsa una escopeta de caza con cañones en paralelo, que cargó en su todoterreno a pesar de carecer de licencia de uso.

Afirma que, conocedor de que el edil había viajado a Jaca para asistir a una reunión de alcaldes, cogió la escopeta y salió de su casa a pie sobre las 19:00 horas por la carretera de Majones "con la intención y voluntad de acabar con la vida de Grima".

El relato detalla que el procesado, después de andar algo más de dos horas, colocó unas piedras sobre la calzada y se escondió en la cuneta a esperar la llegada del alcalde.

Al llegar a la zona de la emboscada, Grima descendió del vehículo para quitar las piedras, y cuando se disponía a reanudar camino fue atacado de forma "súbita, inesperada y sorpresiva" por Mainar, que le descerrajó un tiro "certero" a 5 metros de distancia.

Arrastró su cuerpo hasta la cuneta de la carretera y cogió el coche del alcalde y lo condujo hasta una pista para abandonarlo y regresar a pie a Fago.

Trebolle explicó a Efe que tras la decisión del juez de convertir el caso en un sumario ordinario, los nuevos trámites judiciales a cumplimentar requieren que se dicte auto de procesamiento contra Mainar, que comparecerá ante el juez para una prueba indagatoria.

Una vez cumplimentados estos trámites, el instructor enviará el sumario a la Audiencia de Huesca para que inicie el proceso de convocatoria de un juicio oral, que, en virtud de los plazos a dar a las partes para la presentación de sus respectivos escritos, podría celebrarse a principios del año próximo.

Enlaces recomendados: Premios Cine