Su cuerpo apareció en una balsa de riego

La niña de Almería falleció de un ´golpe en la cabeza´

La pequeña llevaba muerta entre dos y cinco días - La familia dice que el asesino "se cameló muy bien a todos"

 23:44  

EP/Almería La niña de 16 meses secuestrada hace ocho días por el joven de 25 años Jonathan Moya González y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado este jueves en una balsa de riego, falleció de, al menos, un "golpe en la cabeza", según se desprende de los primeros datos de la autopsia trasladados a Europa Press por fuentes cercanas a la investigación del caso.

El informe preliminar elaborado por los forenses del Instituto de Medicina Legal de Almería (IML) apunta a que el deceso se habría producido en un periodo comprendido de "dos a cinco" días atrás desde del hallazgo del cadáver, por lo que se han remitido muestras de tejido hasta el Instituto de Toxicología de Sevilla para determinar el momento exacto en el que se produjo la muerte.

Según ha adelantado Canal Sur Radio, el fallecimiento de la menor, hija de la compañera sentimental del autor confeso de los hechos, se produjo de manera violenta a causa de golpes "múltiples" en la cabeza. La emisora ha indicado, asimismo, que el cadáver, sumergido en la balsa de riego, estaba en el interior de una bolsa "con piedras" para evitar que permaneciese a flote y dificultar que pudiera ser visto.

Jonathan Moya González indicó a los agentes de la Policía Judicial en el transcurso del interrogatorio tras su detención dónde se encontraba la menor, cuyo cuerpo fue recuperado pasadas las 22,00 horas del jueves por buzos de la Guardia Civil, aunque no facilitó datos sobre cómo y cuándo se produjo su muerte.

De momento, no han trascendido datos sobre el contenido del testimonio prestado por Raúl R.F., el vecino de Fiñana de 25 años arrestado y a quien se le atribuye haber dado cobertura al autor confeso de los hechos. Ambos están pendientes de pasar a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería, que mantiene decretado el secreto sobre las actuaciones.

Denuncia

La madre de la bebé interpuso en Gérgal la denuncia por el presunto secuestro a las 20,00 horas del pasado día 20 y relató a los agentes que su pareja sentimental, a la que señaló como Jonathan Moya, se había llevado "todas sus pertenencias" y a su hija de 16 meses tras mantener una "fuerte" discusión. Se activó entonces un amplio operativo, integrado más de un centenar de agentes con apoyo de medios aéreos y terrestres de la Guardia Civil, para intentar dar con el paradero de la menor.

El segundo detenido por su presunta implicación en el secuestro y muerte de la bebé es un amigo del principal sospechoso identificado como Raúl R.F., de 25 años y vecino de Fiñana. Fue arrestado después de que fuese detenido Jonathan Moya, quien en junio estuvo en prisión provisional imputada por la presunta comisión de 12 delitos de estafa que habría cometido haciéndose pasar por agentes de la Policía Nacional.

Sepelio

Leticia Reyes, hermana de la madre de la bebé, ha asegurado hoy que el autor confeso del crimen, Jonathan Moya González, de 25 años, entró en la familia con la apariencia de "una bella persona" y "se cameló muy bien a todos".

Reyes ha indicado a Efe que el acusado llegó a la familia como "ángel caído del cielo" y a todos les resultó "una persona bella, que entró agradable a los ojos y que se cameló muy bien a todos".

Asimismo, ha destacado de su carácter que "dice a la gente lo que quiere escuchar", conclusiones éstas, ha señalado, a las que ha llegado posteriormente, porque "en el momento que lo conocí era una persona muy normal y muy educada".

Una persona, ha añadido, que "no sólo agradó, sino que ilusionó a una familia, como la nuestra, que pasa necesidades, y no sé con qué intenciones".

Reyes ha precisado que la familia "tenía la esperanza" de que este joven "devolviera a la pequeña, que se arrepintiera, pero no ha sido así y lo peor es la incertidumbre, el no saber el móvil o por qué lo ha hecho".

Con respecto al estado en el que se encuentra la madre de la pequeña ha indicado que está "muy mal", que "no se lo cree aún" porque "ella tenía esperanzas de que la estuviese cuidando" y "nadie quería esperarse este fatal desenlace".

Esta previsto que el cuerpo de la menor llegue a la localidad onubense de La Palma del Condado (Huelva), donde residía la pequeña con su madre y su abuela, esta misma noche.

El sepelio tendrá lugar este sábado a las 10:00 horas en la iglesia parroquial de San Juan Bautista de este municipio, cuyo ayuntamiento se hará cargo de los gastos del enterramiento, después de que la Diputación de Almería haya corrido con los del traslado del cuerpo y de los de la madre y la abuela de la menor.

Enlaces recomendados: Premios Cine