Error médico

Condenado el hospital de Badalona por negligencia

Amputaron las cuatro extremidades a una paciente como consecuencia de un error en el diagnóstico

23.10.2013 | 16:23

Un juzgado de Barcelona ha condenado a la aseguradora del Hospital Municipal de Badalona a pagar una indemnización de 832.000 euros a una paciente a la que se tuvieron que amputar las cuatro extremidades a consecuencia de un error de diagnóstico en el proceso infeccioso que presentaba.

En su sentencia, el juzgado de primera instancia número 44 de Barcelona estima parcialmente la demanda presentada por la mujer, representada en los tribunales por la asociación Defensor del Paciente, y obliga a la aseguradora Zúrich a pagarle una indemnización de 764.691 euros y de 13.605 a cada uno de sus cinco hijos.

La paciente ingresó en noviembre de 2010 en el servicio urgencias del Hospital Municipal de Badalona (Barcelona) aquejada de un dolor abdominal de tipo cólico, y se le practicó una radiografía que fue interpretada erróneamente, por lo que se le dio de alta sin haber detectado la obstrucción de la vía urinaria que presentaba y sin tratamiento para la sepsis de origen urinario que tenía.

Al día siguiente, la paciente regresó en el Hospital con una hipotensión por una grave infección urinaria y, sin cambiarle el antibiótico ni estudiarse el origen de la infección, se la mantuvo en el área de observación del centro sanitario, que carece de unidad de cuidados intensivos y no dispone de urólogo, radiólogo y ecógrafo en horario nocturno.

Tras consultar telefónicamente con el Hospital Germans Trias i Pujols de Badalona, se practicó una ecografía a la paciente que detectó la obstrucción de la vía urinaria, por lo que la mujer fue trasladada de forma urgente al otro centro sanitario, donde ingresó en la UCI con insuficiencia renal, hepática y respiratoria y una isquemia periférica que derivó en la amputación de pies y manos.

En su sentencia, el juez concluye que la paciente "no recibió la asistencia adecuada" en el servicio de urgencias del Hospital de Badalona donde fue atendida, dado que no se le practicaron las pruebas necesarias, no fue correctamente diagnosticada ni se le prescribió el tratamiento idóneo.

"De hecho, cuando la situación de la paciente fue muy grave y se ingresó en la unidad de críticos del propio Hospital cuando se actuó adecuadamente y como fase previa al ingreso en el Hospital Germans Trias i Pujol, a cuyos profesionales se pidieron indicaciones desde el Hospital de Badalona", añade el juez.

En opinión del juez, el retraso en la asistencia adecuada, "por problemas de pruebas, diagnóstico y tratamiento, motivó que no se pudiere combatir el proceso que afectaba a la paciente con unos medios idóneos desde un primer momento, como hubiera sido deseable (...)".

Enlaces recomendados: Premios Cine