Incendio

El asilo de Zaragoza carecía de informe favorable de apertura condicionada desde 2012

La residencia no había arreglado las deficiencias de mantenimiento advertidas en una inspección de 2011

13.07.2015 | 14:57

El Gobierno de Aragón retiró en septiembre de 2012 el informe favorable condicionado de apertura a la residencia Santa Fe de Zaragoza, incendiada el pasado sábado, porque no había subsanado las deficiencias de mantenimiento e higiénico sanitarias advertidas en una inspección realizada en 2011.

La consejera de Ciudadanía del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha explicado hoy a los medios de comunicación que la realidad es que existe un informe que dice que la apertura que se autorizó, "deja de autorizarse" y que la residencia privada, abierta en julio de 1997, "no ha cumplido", si bien ha añadido que no se podía haber cerrado porque tenia que seguir un proceso administrativo.

Broto se ha reunido hoy con el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, para analizar la situación de la residencia siniestrada tras el incendio que produjo la muerte de 8 personas y heridas a otras doce.

La consejera ha señalado que se ha realizado un primer análisis del expediente de esta residencia, que abrió sus puertas en julio de 1997 con un informe de autorización provisional de apertura favorable, y que posteriormente se realizaron inspecciones en 2006 y 2011 que planteaban que se tenían que subsanar algunas cuestiones "relacionadas con el mantenimiento y las condiciones higiénico sanitarias".

El 21 de septiembre de 2012 al no haberse subsanado las cuestiones planteadas, consta en el informe que se le retira el informe favorable condicionado por el incumplimiento de un mes dado para presentar la documentación, ha indicado Broto.

Por tanto, la residencia tuvo en su día un informe con autorización provisional de apertura, en sucesivas inspecciones se constató que tenía que subsanar algunas cuestiones y finalmente existe el informe de 2012 "en el que se procede a retirar el informe favorable condicionado", ha resumido la consejera.

Broto ha incidido en que ahora habrá que estudiar de forma más pausada y "con prudencia y tranquilidad" cuál es la situación de este centro y "ver las razones" del expediente que es "largo" y del que hoy se ha hecho un primer análisis rápido debido a la tragedia ocurrida el pasado sábado.

La titular de Ciudadanía y Derechos Sociales ha señalado que en este momento "la residencia no tiene ese informe favorable" después de que, tras la inspección de 2011, no se subsanaran las deficiencias y ha agregado que después se planteó incoar un expediente sancionador.

Broto ha añadido que la residencia siniestrada sí cumplía las condiciones de personal y el decreto de los ratios.

Tanto Broto como Celaya han incidido en que "administrativamente" el cierre "inmediato" de la residencia era "complicado" "y muy complejo".

En este sentido, ha solicitado "prudencia" porque se está en una fase "provisional" aunque ha asegurado que el Gobierno de Aragón irá "hasta el final" y tomará las medidas "que haya que tomar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine