Accidente ferroviario

Accidente de tren en Pontevedra: Ferrocarriles portugueses no ve indicios de fallo humano o material

El presidente de Comboios de Portugal habla de "circunstancias anormales" - El tren fue revisado ayer

10.09.2016 | 08:52
Accidente de tren en Pontevedra: Ferrocarriles portugueses no ve indicios de fallo humano o material

Las claves del siniestro

  • Hay 4 muertos y 48 heridos.
  • Los fallecidos son el maquinista (portugués), el interventor y un joven que realizaba prácticas para Renfe (españoles) y un ciudadano norteamericano.
  • El tren descarriló llegando a la estación de O Porriño y chocó contra un poste de la luz.
  • A bordo viajaban 65 personas.
  • El convoy realizaba la ruta Vigo-Oporto, que prestan Renfe y la portuguesa Comboios de Portugal.
  • El tren tenía más de 30 años pero fue remodelado.

El presidente del operador ferroviario portugués, Comboios de Portugal, Manuel Queiró, ha afirmado, en relación a las causas del accidente del tren registrado este viernes en O Porriño (Pontevedra), que "nada indica que fuera un fallo humano o de material", sino que se dieron "circunstancias anormales" que hay que investigar.

Queiró ha explicado, en declaraciones a los medios, que los maquinistas que operan ese Tren Celta, tanto portugueses como españoles, han recibido formación específica y que, desde hace tres años, "están superpreprados". Asimismo, ha subrayado que el material ferroviario estaba "en perfectas condiciones" y "bien mantenido".

Por otra parte, ha descartado que los trabajos de mantenimiento en la vía hubieran sido causa del siniestro. Así, ha recordado que eran unas obras previstas y que, efectivamente, implicaban el desvío del tren a una vía secundaria.

Además, ha expresado sus condolencias a los familiares de los muertos y heridos -dos españoles, un portugués y un norteamericano- y ha recordado que hay una investigación en marcha para aclarar las circunstancias del accidente.

Extracción de la caja negra

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado de que se está procediendo a la extracción de los datos de la caja negra del tren.  De la investigación se ha hecho cargo el juzgado de instrucción número dos de O Porriño, en funciones de guardia, y al lugar de los hechos se han desplazado tanto la jueza, como una letrada y también dos forenses.

El tren, que cubría la línea Vigo-Oporto con salida a las 09.02 de la ciudad gallega, descarriló en torno a las 09.25 a la altura de O Porriño con 65 personas a bordo (63 viajeros, el maquinista y el interventor).

Recreación del accidente de tren en la estación de O Porriño. //BASILIO BRAVO

El ministro de Justicia en funciones, que ha asumido la cartera de Fomento, Rafael Catalá, ha dicho que el tren siniestrado fue revisado ayer y cumplía "todas las garantías".

La última inspección fue ayer, en Portugal, ha abundado Catalá ante la prensa, aunque ha precisado que esta revisión era rutinaria, menos exhaustiva que la del pasado mayo, cuando el convoy pasó por un chequeo "rigurosísimo" en el que se comprobó que contaba con todos los requisitos para estar en circulación con normalidad.



Catalá, que ha acudido al lugar acompañado por el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha incidido en el hecho de que en la zona en la que se ha registrado el accidente se están realizando obras de mantenimiento, motivo por el cual todos los trenes tienen que utilizar la vía provisional y no la principal.

En la vía principal es donde se están realizando estos trabajos en los enclavamientos, y esta alteración, que entra en la normalidad, obliga a una necesaria reducción de la velocidad, ha señalado.

En todo caso, ha pedido no aventurar las causas, puesto que ya están en marcha las pesquisas para averiguar si hubo un error técnico, humano o de procedimiento.



Preguntado por si el hecho de que el maquinista, fallecido, fuese luso, pudo haber influido en que no conociese la necesaria reducción de velocidad en los desvíos o vías provisionales españolas, lo ha descartado, porque hay formación, se conocen los reglamentos y los "estándares son muy parecidos".

Al lugar también se ha desplazado un técnico de la Comisión de Investigaciones de Accidentes Ferroviarios (CIAF) y están instaladas oficinas de atención a las víctimas en Porriño, Vigo y en Oporto.

Sistema 'Asfa' básico

Por otra parte, el tren que ha descarrilado este viernes tiene un sistema de seguridad, el denominado 'Asfa' básico, que no frena el convoy en caso de que el maquinista no reduzca la velocidad hasta el tope marcado en un determinado punto de la vía.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de Renfe, que es la operadora ferroviaria española a la que pertenece la serie 592, de unos 30 años de antigüedad, cuyos trenes tiene alquilados Comboios de Portugal para operar, entre otras, en la línea que conecta Oporto con Vigo.

De hecho, este servicio Vigo-Oporto, llamado' Tren Celta', se presta de forma combinada entre Renfe y la empresa ferroviaria portuguesa Comboios de Portugal.



El 'Asfa' básico funciona de forma que el maquinista, al paso de una señal lateral, debe responder a una advertencia acústica o luminosa. Pero, en caso de que no disminuya la velocidad hasta lo estipulado, este sistema de seguridad no frena el tren.

Un sistema más moderno como el 'Asfa' digital sí obliga a frenar al convoy en el supuesto de que el maquinista no lo haga. Al respecto, fuentes del sector ferroviario aseguran que está instalado en algunas unidades más nuevas del S592, que tiene subseries más recientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine