Agresión

A la cárcel el portero de discoteca que dejó en coma a un joven en Murcia

El juez decreta cárcel sin fianza para el agresor y con fianza para otro responsable de seguridad del local

15.12.2016 | 11:10

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, en funciones de guardia, ha ordenado prisión provisional para los dos individuos detenidos por la brutal agresión a un joven, que se encuentra en coma, en la tarde del pasado domingo en la plaza de Santa Isabel de Murcia, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia.

En concreto, el Juzgado les investiga por un delito de tentativa de homicidio y lesiones graves. Además, en el caso de uno de los dos investigados, la prisión es eludible bajo fianza de 2.000 euros, según las mismas fuentes.

Los dos porteros implicados en la agresión al joven Andrés Martínez han tratado de exculparse ante la juez y han declarado que lo ocurrido fue para ellos inesperado y que llegaron a pensar que la víctima iba a sacar un arma de un bolsillo.

Así lo explicaron fuentes cercanas al caso, al poco de concluir la declaración de los imputados, que se ha prolongado durante varias horas en la Ciudad de la Justicia de Murcia.

La acusación particular solicitó prisión para ambos por lo ocurrido el domingo. Andrés Martínez sigue en estado de coma inducido en el hospital.

"Dice que él no era consciente de lo que se estaba haciendo y se exculpa. Ejerce su legítimo derecho de defensa", dijo el abogado de la familia de Andrés, Pedro López Graña, sobre el presunto autor material del golpe, un búlgaro llamado Risto. "No sabe dar explicación inicialmente, aunque luego dice que, como el chico se mete las manos en los bolsillos, él pensó que podría sacar algo", añadió el letrado.

Apuntó que hay imágenes de un local cercano (el restaurante La Mafia) en las que se ve cómo Andrés y su amigo dan la patada a una botella, pero esta no alcanza a ninguno de los porteros. "De no existir la grabación, estaríamos discutiendo muchísimo", destacó.

En cuanto al argelino, "dice que los sigue para que no siguiesen haciendo nada", comentó López Graña. "Fue una especie de vendetta por aquella botella que tiraron, que fue una botella de plástico", resaltó.

"La omisión del deber de socorro es un delito accesorio y se va a debatir también", señaló. Asimismo, dijo que ambos implicados mostraron "una especie de arrepentimiento y disculpa a la familia". "Parecen personas diferentes en el vídeo de la agresión y ahora", precisó el letrado.

Anunció que ampliará la querella para todos los que iban en el grupo de porteros, pues "como mínimo, han omitido el socorro".

La fiscal, tras escuchar la declaración de ambos detenidos, pidió prisión provisional para el presunto autor material del puñetazo, aunque no para el argelino que lo acompañaba en el momento de los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine