Suceso

La madre de la niña atacada en Valencia era de ETA y quiso atentar contra Rita Barberá

Sara Majarenas formaba parte del comando Levante de ETA y fue trasladada a la cárcel de Picassent hace año y medio

16.01.2017 | 12:43
La madre de la pequeña fue procesada por pertenecer a ETA e intentar atentar contra Barberá.

La pequeña de casi tres años de edad que desde ayer lucha por salvar su vida en la UCI del hospital La Fe tras la agresión perpetrada por su padre con un cuchillo en el municipio valenciano Benifaió es hija del detenido ayer por apuñalarla y de Sara Majarenas Ibarreta, miembro del comando Levante de ETA detenida en Valencia en febrero de 2005 cuando planeaba, entre otros ataques, un atentado contra Rita Barberá. Junto a Mikel Orbegozo Etxarri, su entonces pareja sentimental, contaba con un arsenal formado por dos pistolas, más de veinte cartuchos de dinamita y una bomba lapa lista para ser usada. Fueron detenidos cuando salían de una céntrica pensión, a pocos metros del Ayuntamiento de Valencia.

En 2007, Majarenas vio cómo la Audiencia Nacional rebajaba las condenas solicitadas por la Fiscalía, con lo que su fecha de salida de prisión iba a producirse este año.

La niña ha vivido junto a su progenitora en cuatro cárceles distintas: la prisión de Villahierro (León), las de Soto del Real y Aranjuez (Madrid) y la de Picassent. Madre e hija han convivido en módulos especiales en cada una de las instalaciones, junto a otras presas con hijos pequeños.

Según marcan los protocolos penitenciarios, las hijas de internas pueden vivir junto a sus progenitoras hasta los tres años de edad y salir durante los fines de semana para estar con un familiar cercano. Ha sido en uno de esos intervalos cuando ha ocurrido el ataque perpetrado por el padre.

De hecho, solamente quedaban dos meses para que la niña tuviera que abandonar la prisión, ya que marzo cumple los tres años.

La Guardia Civil investiga el móvil

De momento, se desconoce qué llevó a S. M. a acuchillar en al menos dos ocasiones a su hija, por lo que la Guardia Civil tiene previsto tomar declaración en la cárcel a Sara, con el fin de establecer el móvil del brutal ataque y confirmar si tiene alguna relación con el hecho de que en dos meses el padre debía hacerse definitivamente cargo de la niña, al menos hasta que su madre lograse la excarcelación, algo que debería suceder en los próximos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine