Arresto

Detenida una mujer ebria en Mallorca por abandonar a su bebé mientras iba de bares

La Policía halló al niño solo en la calle en Palma y arrestó a la mujer, que tenía una bolsa de cocaína

25.01.2017 | 10:39
El niño fue encontrado gateando por la plaza Francesc Garcia Orell, en Palma.

La Policía encontró este miércoles de madrugada a un bebé de 18 meses, sucio y mojado, gateando por la plaza Francesc Garcia Orell, en Palma. Su madre, de 36 años, estaba en la zona, ebria y con una bolsita de cocaína encima, y quedó detenida por abandono de menor. La mujer había sido expulsada poco antes de un bar y, según admitió, llevaba más de siete horas sin dar de comer al niño. El pequeño fue atendido por efectivos del Ib-Salut y trasladado a Son Espases para ser sometido a una revisión. Los agentes comunicarán lo ocurrido a los servicios sociales para que analicen la situación familiar.

Fueron los indigentes que frecuentan la plaza quienes, hacia la una y media de la madrugada, alertaron a la Policía. Según explicaron los testigos, había un niño en malas condiciones y desnutrido junto a su madre, que deambulaba por el lugar en estado ebrio. Llevaban allí desde las seis de la tarde y, desde entonces, no habían visto comer al pequeño. Poco antes, añadieron los indigentes, la habían echado de un bar de la plaza.

La patrulla que se desplazó al lugar encontró al bebé gateando por la calle, sucio y mojado, según explicaron fuentes policiales. Los agentes solicitaron de inmediato una ambulancia para atender al niño, de 18 meses. La madre fue localizada cuando orinaba entre dos coches aparcados.

Los policías se entrevistaron con la dueña del bar del que, según los testigos, habían expulsado a la mujer. "Entró con el niño sobre las doce de la noche. Estuvieron un rato sentados en una de las mesas y ella pidió que le calentáramos la leche del bebé. Pero estaba en mal estado, cortada, y le dijimos que no le diera eso al niño", contó  uno de los responsables del local. "Le ofrecimos darle otra leche, pero no quiso. Pidió una bebida y mi mujer le dijo que no le iba a servir nada. No eran horas de estar con el bebé en el bar y le pidió que se fuera porque si llegaba la Policía íbamos a tener un problema", contó este testigo.

Los agentes interrogaron a la madre del niño, que reconoció que le había dado de comer por última vez a las seis de la tarde. La mujer fue sometida a un cacheo y los policías descubrieron que llevaba una bolsita con una pequeña cantidad de cocaína.

Los efectivos del 061 atendieron al bebé y decidieron trasladarlo al área de Urgencias pediátricas de Son Espases para que fuera sometido a una revisión. La mujer quedó detenida por un delito de abandono de menor. Fue conducida a comisaría, pero poco después se optó por llevarla también al hospital debido a su estado.

Estaba previsto que la acusada fuera puesta a disposición judicial en las próximas horas. La Policía elaborará un informe sobre lo ocurrido y lo remitirá a los servicios sociales para que evalúen la situación del menor, añadieron las mismas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine