Ciclismo

Sastre ya roza el podio

23.07.2008 | 00:00
Labor de equipo. Sastre ´tira´ del líder Schleck durante una de las ascensiones de la etapa de ayer.
Labor de equipo. Sastre ´tira´ del líder Schleck durante una de las ascensiones de la etapa de ayer.

El madrileño superó en la meta a Menchov y Van de Velde y ya es cuarto. Dessel ganó la etapa y su compañero Schleck sigue líder. Hoy, final en Alpe d´huez

El francés Cyril Dessel, del Ag2r, se adjudicó la segunda etapa alpina disputada entre Cuneo y Jausiers, de 157 kilómetros, una jornada en la que el luxemburgués Frank Schleck, del CSC, mantuvo el jersey amarillo y su compañero español Carlos Sastre pasó al cuarto puesto de la general.
Dessel, de 33 años, cumplió un sueño que se inició en 2006, año en que se vistió de amarillo en el Tour pero sin ganar ninguna etapa. Ya la tiene tras imponerse por velocidad en un esprint entre cuatro a su compatriota Sandy Casar, el español David Arroyo y el ucraniano Yaroslav Popovych, los supervivientes más destacados de la fuga de la jornada.
Franck Schleck llegó con el maillot amarillo a buen recaudo a 1.28 del ganador junto a su hermano Andy, Carlos Sastre, Berhnard Kohl, Cadel Evans, Alejandro Valverde y Damiano Cunego. Faltaba Denis Menchov, el perjudicado de la jornada con un ´regalo´ de 35 segundos a sus rivales directos. Peor le fue a Vandevelde, que cedió 4 minutos, por lo tanto primer eliminado en los Alpes.
El despiste de Menchov y el hundimiento de Vandevelde alteró la general. Permitió a Sastre pasar del sexto al cuarto lugar, a un paso del cajón, a 49 segundos del líder y Alejandro Valverde y Samuel Sánchez adelantaron una casilla. No cambiaron los puestos de honor, con Frank Schleck al frente, seguido del austríaco Bernhard Kohl a 7 segundos y el australiano Cadel Evans tercero a 8.
La primera gran oportunidad para los escaladores no convirtió el asfalto alpino en un campo de batalla. El CSC sacó la propina de Menchov, pero no logró inmutar a Evans, rival a batir, ni a Kohl, implacable con su maillot de ´faralaes´ que le acredita como provisional rey de la montaña. El juez será el Alpe D'Huez, donde no valdrán las medias tintas
La segunda etapa alpina prometía zafarrancho de combate. Los ataques no se hicieron esperar camino del Col de la Lombarde. Por la cúspide pasó un grupo de 31 corredores con vigilantes de los favoritos a 4 minutos.
Próxima estación alpina, el Col de la Bonette Restefond, techo del Tour (2.802 metros). La carretera más alta de Europa, a dos pasos del cielo, arruinó a Schumacher y seleccionó el grupo que iba a luchar por la etapa y por la general. En éste el CSC no logró quitarse de encima a Kolh, Evans y Menchov, y eso que Andy Schleck en un ascenso imperial lo intento con un ritmo asfixiante.
El espectacular descenso de 24 kilómetros hasta Jausiers no cambió el guión. El cuarteto de cabeza no cedió ante el empuje de los perseguidores. Dessel fue el más rápido e inteligente con un ataque final que le dio la primera victoria en el Tour.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine