NATACIÓN . Mundiales Kazán

Katie Ledecky hace historia con su quinto oro en Kazán

El gran icono de la natación ha conseguido tres récords mundiales en cuatro días con tan solo 18 años

08.08.2015 | 19:43
Katie Ledecki, récord mundial en los 800 libre

Cinco oros en cinco pruebas, nueve oros en dos Mundiales, tres récords mundiales en cuatro días y una sensación de dominio absoluto es lo que inspira la estadounidense Katie Ledecky, que con 18 años es el gran icono de la natación mundial, tal y como ha demostrado estos días en Kazán.

Este sábado ha cerrado el programa de exhibiciones con el oro y el récord mundial en los 800 libre y se ha convertido en el primer nadador -hombre o mujer- que se lleva en un Mundial todas las carreras entre el 200 y los 1500 libre y además añade el oro en el relevo 4x200.

Así ha sido la semana de Ledecky. Empezó el domingo ganando los 400, el martes se llevó el 1500, para el miércoles reservó un hueco y se colgó el oro en los 200, el jueves ayudó decisivamente al equipo de 4x200 y hoy, de despedida, ha sumado el oro en el 800.

Nadie puede presumir de más en tan poco tiempo. La carrera de hoy tuvo la historia que Ledecky quiso. Se escapó, puso un ritmo y fue marcando los pasos como un metrónomo hasta triturar la marca que ella misma tenía y rebajarla en 3,61 segundos (8:07.39). Es la primera que baja de los 8:10 en la historia.

Más allá de Ledecky, en la carrera destacó la neozelandesa Lauren Boyle, que fue plata con 8:17.65, mientras que el bronce fue para la británica Jaz Carlin.

Al récord mundial de Ledecky se sumó el del relevo mixto del 4x100 libre estadounidense (Ryan Lochte, Nathan Adrian, Simone Manuel y Missy Franklin), que ganó por delante de Holanda y Canadá. A un día para la conclusión del Mundial se han batido 12 plusmarcas mundiales.

La jornada dio mucho más de sí. El hombre más rápido en una piscina, un honor que hasta ahora correspondía a César Cielo, cambió de manos. El brasileño tuvo que viajar a su país hace un par de días para comprobar el estado de su maltrecho hombro y ha cedido el testigo al francés Florent Manaudou, el campeón olímpico en Londres, que con esta victoria ya suma tres oros en este Mundial.

Manaudou nadó los 50 libre en 21.19 -mejor marca mundial del año- y se impuso al estadounidense Nathan Adrian (21.52) y al brasileño Bruno Fratus (21.55), que mantuvo a su país en el podio.

Aunque lejos de las cinco medallas de oro de Ledecky, la australiana Emily Seebohm se ha convertido en una de las nadadoras destacadas en Kazán y hoy ganó los 200 espalda para colgarse su tercer oro.

Seebohm esperó su momento para destronar a la estadounidense Missy Franklin y después de ganar el oro en los 100 espalda y en el relevo 4x400, la 'aussie' subió a lo más alto del podio con 2:05.81, que es la mejor marca mundial del año.

Franklin, que defendía el título fue plata, y la húngara Katinka Hosszu -oro en los 400 estilos en este Mundial- fue bronce. La rusa Daria Ustinova batió el récord del mundo junior con 2:07.64.

En los 50 mariposa, que abrió la jornada de finales, la sueca Sarah Sjöstrom, que ya había ganado un oro en los 100 mariposa y se convierte en la primera mujer en las mujeres en conseguir este doblete, se llevó el triunfo con 24.96, nuevo récord de los campeonatos, en una carrera sin sorpresas.

La escandinava, poseedora del récord mundial y de la mejor marca mundial del año (24.64), ganó con solvencia por delante de la danesa Jeanette Ottesen (25.34) y de la china Lu Ying (25.37).

En la carrera se batieron tres récords. Sjöstrom el de los Campeonatos, Ying el asiático y la egipcia Farida Osman, que fue quinta con 25.78 y batió el récord africano.

El sudafricano Chad le Clos reeditó su título mundial en los 100 mariposa, en una carrera que tuvo un invitado especial, el singapurés Joseph Schooling que con su bronce hizo historia y consiguió la primera medalla de natación de la historia para su país.

Schooling, con una gran salida, lideró la carrera en los primeros 50 minutos, por delante de le Clos y de Laszlo Cseh, el único que había bajado esta temporada de 50 segundos.

A la hora de la verdad el sudafricano fue como un tiro hasta la meta, firmó 50.56 -récord de África- para conseguir la mejor marca mundial del año y ganar el oro por delante de Cseh (50.87) y de Schooling, que con 50.96 batió el récord asiático.

En la sesión participó el español Miguel Ortiz-Cañavate, que quedó eliminado en las semifinales de 50 espalda con el decimocuarto tiempo (25.19). Los mejores fueron el francés Camille Lacourt (24.27), el estadounidense Matt Grevers (24.59) y el australiano Ben Treffers (24.64).

La lituana Ruta Meilutyte fue la única que bajó de 30 en los 50 braza (29.98). La ídolo local, Yuliya Efimova, marcó el segundo mejor tiempo (30.14) y la estadounidense Jessica Hardy, el tercero con 30.25.

En las semifinales del 50 libre, Cate Campbell fue la mejor por delante de la holandesa Ranomi Kromowidjojo y de la sueca Sarah Sjöstrom.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine