Fútbol sala

Comienza el sueño del UMA Antequera

El equipo malagueño, que suma ya más de 400 abonados para su estreno en la élite, cuenta con el presupuesto más bajo de la máxima categoría del fútbol sala español, pero se mantiene fiel a su filosofía 'universitaria' en su estreno en la LNFS

11.09.2015 | 05:00
La plantilla del UMA Antequera posa en el pabellón de la Universidad de Teatinos antes de emprender viaje a Elche.

El UMA Antequera inicia hoy su andadura en la máxima categoría nacional con la visita al Elche Alberola, otro recien ascendido. Los pupilos de Moli, con el grueso de la plantilla que logró el histórico ascenso la pasada temporada y con solo tres caras nuevas en sus filas, afrontan el reto con ganas y sin ningún complejo. «Somos humildes pero si nos meten el dedo en la boca vamos a morder», asegura el técnico

El UMA Antequera debuta esta noche en la mejor liga del mundo de fútbol sala, la LNFS española frente al Elche Alberola a partir de las 21 horas. Un partido que servirá como premio para una plantilla que la pasada campaña logró un histórico ascenso además de la primera toma de contacto con la máxima categoría de este deporte, donde cualquier mínimo error te condena.

El equipo universitario está «ansioso» por debutar, por saber cómo es jugar en lo más alto del fútbol sala y conocer los entresijos de la liga de las estrellas. Se han preparado como nunca para ello. El club y el cuerpo técnico, encabezado por el incombustible Manuel Luiggi «Moli», han dado un salto en la profesionalización del equipo, aunque siempre manteniendo la filosofía «universitaria» que le ha llevado al éxito.

Para ello, la planificación de la pretemporada ha sido muy diferente al de años anteriores. «Antes siempre jugábamos el campeonato de Europa Universitario, por lo que teníamos una pretemporada de tres semanas. Esta vez llevamos trabajando a tope durante cinco semanas, con jornadas de doble sesión, mucho trabajo físico y también haciendo mucho hincapié al vídeo y a tratar de mejorar errores del pasado», valora Moli, ilusionado con esta nueva etapa pero a la par de exigente. «Para nosotros dar lo máximo es lo mínimo que nos podemos exigir», explica.

La plantilla que inicia hoy el sueño de jugar con los más grandes es prácticamente la misma del ascenso a excepción de una baja y tres fichajes – el portero Juan Varela, el cierre Armando y el ala Fernando, jugadores de mucha calidad pero sin experiencia en Primera. «Sabemos que somos equipo de Primera pero aún no hemos debutado. Hemos trabajado muy bien estas semanas, tenemos muy buena predisposición, somos muy competitivos y nos conocemos bien. Aún tenemos mucho que mejorar pero queremos dar guerra», comenta el técnico malagueño.

Además, según las quinielas que manejan los equipos, sitúan al UMA Antequera como un firme candidato al descenso, algo que no le preocupa al equipo malagueño y se toman con humor. «Dicen que estamos ya descendidos por lo que ya no tenemos ninguna presión», ironiza Moli, que asegura que la liga del UMA Antequera será con el Elche y el Jumilla. «Uno de los tres va a salvarse y esa es nuestra liga. Para nosotros lograr la permanencia es igual que conseguir un nuevo ascenso, pero con un año más de experiencia».

No lo tendrá fácil el equipo que jugará como local en el Fernando Argüelles antequerano los viernes. «El Jumilla tiene problemas económicos pero el Elche se ha reforzado muy bien con varios jugadores con experiencia en Primera, además han mantenido a sus mejores jugadores».

De momento, el club está contento por como va la campaña de abonados, que ya superan los 400 socios, aunque Moli es optimista y espera alcanzar los mil. «Empezó muy fuerte, bajó durante el verano y ahora ha habido otro repunte. Estamos muy contentos por que hay muchos abonados de Málaga. Jugar los viernes por la noche ayuda, pero queremos más y ya le he dicho al presi que en estos 10 días que quedan para debutar en casa la cifra va a aumentar, yo confío en llegar a los mil», confiesa el entrenador.

Y es que el apoyo del público va a ser fundamental en «La Catedral», como le gusta a Moli llamar al Argüelles, ya que económicamente la situación ha variado poco. «Tenemos algunos sponsor y algo que te da la tele, pero no podemos competir con el resto. Nosotros estamos contentos así, tenemos nuestra filosofía y encima la LNFS nos pone como ejemplo de buena gestión», se congratula el técnico.

Las cartas están sobre la mesa y el UMA quiere y puede dar mucha guerra en una temporada ilusionante y que nadie en el club malagueño olvidará. Pase lo que pase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine