Fútbol sala

El UMA Antequera ficha un psicólogo

El actual colista de Liga, que tan sólo suma ocho puntos, necesita sumar victorias para salvar la categoría y para ello cuenta con la ayuda de un psicólogo de la Universidad

19.02.2016 | 05:00
Celebración de los jugadores del UMA Antequera después de un tanto conseguido en casa, en el Fernando Argüelles.

Es difícil que la cosa vaya a peor. El UMA Antequera, actual colista de la Liga Nacional de Fútbol Sala, suma tan sólo ocho puntos en su casillero en la clasificación. Uno de los problemas constantes que tiene el conjunto de Manuel Luiggi Carrasco «Moli» es no acabar bien los partidos. En el momento que el equipo va por delante, el encuentro finaliza mal, ya sea en empate o en derrota. Algo no funciona psicológicamente y por ello los últimos minutos suelen ser un infierno para los jugadores verdes.

Recién recogido el Premio al Deporte de 2015, otorgado por Canal Sur al conjunto antequerano por la fantástica temporada pasada en la que el equipo consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol sala español, en la mente de los jugadores está la idea de cambiarlo todo. Finalizada ya la Eurocopa celebrada en Serbia, conquistada por España, vuelve la Liga este fin de semana. El UMA jugará a domicilio contra el Peñíscola RehabMedic, décimo, mañana sábado.

En estas semanas libres por la disputa de la Eurocopa, el UMA Antequera ha aprovechado para hacer una minipretemporada, con revisiones médicas incluidas. Y la gran novedad en este último mes ha sido la incorporación al trabajo de un psicólogo. El profesional trabaja en un gabinete y «es un amigo de la casa», confiesa Moli, el entrenador del UMA Antequera, en declaraciones a este periódico.

El psicólogo es Javier, un experto en deporte. Analizó los puntos débiles del juego para mejorarlo. Estudió en la Universidad de Málaga y ahora tiene un gabinete. Con su ayuda, el equipo antequerano tiene pensado cambiar el rumbo y darle la vuelta a la clasificación, ya que quedan aún 30 puntos en juego y la salvación está solamente a cinco del UMA.

«Estas tres semanas tuvimos una minipretemporada en cuanto a entrenamiento físico, técnico y táctico, entonces trabajamos todos los conceptos y sobre todo donde lo necesitamos más, los finales del partido, que es lo que trabajamos junto al psicólogo. Fue un trabajo muy específico, cinco contra cuatro, tanto para defender como para atacar, con una fórmula que combate el estrés», afirmó el entrenador del UMA.
Ahora mismo los jugadores lo quieren todo y están motivados gracias al apoyo psicológico. «Hay una cosa muy clave, jugar un año en Primera es como jugar cuatro en Segunda. Estamos pagando por no tener experiencia, pero estamos plantando cara, nos están ganando o empatando en los últimos minutos... pero bueno, tenemos que ser optimistas y poder decir que ganaremos a cualquiera», dijo el entrenador.

Tres semanas de duros entrenamientos físicos, estrategia y ayuda psicológica de un profesional son las claves para mejorar los partidos en los que el equipo tiraba la toalla en la recta final de los partidos o en los que no hubo la concentración necesaria. Ahora, con una nueva mentalidad, el equipo tiene ante sí la oportunidad de salvación, depende de sí mismo para mantener la categoría. Todos están disponibles, menos Fernando, que se recupera de la grave lesión en la rodilla, ni Lucio que se operó del menisco y se encuentra en la última fase de recuperación. La novedad será Rafa, procedente de Rumanía, que aún no debutó por retrasos del tránsfer. La cuenta atrás comienza ya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine