Fútbol. Agresión en El Palo

El jugador que saltó de la grada confiesa que apuñaló a Samuel

El futbolista de El Palo B que no estaba convocado (M. S.), el último en entregarse, admite en su declaración policial que fue a socorrer a S. A. G., que se peleaba con Samu, y que vio el partido bajo los efectos de las drogas - Los testigos siguen declarando

25.03.2016 | 08:04
Paco Flores, presidente de El Alhaurín de la Torre, dialoga con Juan Godoy, de El Palo.

Cifra

  • 2 puñaladas. Samuel Galán recibió dos navajazos tras el partido en San Ignacio  M. S. se hace responsable en su declaración judicial de los dos navajazos a Samuel Galán. El futbolista herido ha dicho en su declaración que era agarrado en ese momento.

El futbolista de El Palo B que veía desde la grada el partido ante el Alhaurín de la Torre B, de Tercera Andaluza, del pasado domingo y que acabó con el doble apuñalamiento de Samuel Galán ha confesado en su declaración policial que él agredió al jugador y fue el presunto autor material de los dos navajazos. M. S., que tiene ficha federativa con El Palo B, se presentó el miércoles por la tarde en la Comisaría Provincial, acusado por un presunto delito de tentativa de homicidio y otro de lesiones. Tras pasar a disposición judicial, la jueza encargada del Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga decidió enviarle a él y al otro implicado, S. A. G., a prisión provisional, comunicada y sin fianza, y la misma noche del miércoles ambos ya durmieron en el módulo de ingresos del penal de Alhaurín de la Torre.

Según informaron a La Opinión fuentes de la investigación, los dos están en módulos diferentes del centro penitenciario, se encuentran «asustados y arrepentidos», a la espera de que el proceso avance, ya que durante los próximos días la jueza seguirá tomando declaración a los testigos presenciales de los hechos.

Una de las principales pruebas de la investigación era un vídeo que grabó el Alhaurín de la Torre B, que quiso filmar el partido. Se trataba de un encuentro vital para los dos equipos, que iba a decidir el líder del Grupo 2 de la Tercera Andaluza, y el club quiso grabarlo. Sin embargo, no se aprecia bien el momento del altercado. La posición de la cámara no era buena, hay poca visibilidad y no se aprecia con nitidez el suceso, según han explicado estas fuentes.

En la declaración autoinculpatoria de M. S., el chico de 19 años también asegura que se encontraba bajo los efectos de la sustancias psicotrópicas en el momento de los hechos y que en realidad no recuerda bien lo que sucedió sobre el césped del Nuevo San Ignacio.

El propio abogado de M. S., Francisco Gómez, declaró en «El Larguero», programa de la Cadena SER: «Mi cliente entra desde la grada y agrede a este muchacho (Samuel)», dijo, tras confesar que fue presuntamente el autor material del apuñalamiento.

En su declaración, Samuel Galán, el delantero del Alhaurín de la Torre B que resultó herido y por el que se temió su vida el domingo, explica que estaba siendo «agarrado» mientras, presuntamente, M. S. le apuñalaba. Antes de que recibiera dos navajazos, Samuel y el otro detenido, S. A. G., defensa central de El Palo B, habían iniciado una pelea.

Según los testigos, cuando acabó el partido hubo una invasión de campo para celebrar la victoria y en ese momento, S. A. G. se encontró en el césped con Samuel. El defensa agarró por el cuello al delantero y los dos intercambiaron golpes hasta que irrumpió M. S., el presunto autor material de los hechos, que le dio dos cuchilladas. Una en el tórax y otra en el costado. Una de ellas estuvo a punto de dejarle sin vida, ya que entró cerca del corazón. De hecho, cuando fue intervenido de urgencia el domingo por la noche en Carlos Haya, Samuel Galán entró en parada cardiorrespiratoria. Salió adelante porque es un chico joven, de 24 años, deportista y un gran atleta, como recuerdan sus compañeros del Alhaurín de la Torre B.

Dudas que resolver. Según explicaron ayer a La Opinión fuentes de la investigación, por el juzgado deben seguir pasando testigos presenciales de los hechos. De tremenda utilidad para la jueza serán las versiones que den el entrenador y el segundo entrenador de El Palo B. El míster es juez y su ayudante es policía nacional, y además participó activamente en los hechos, intentando apaciguar los ánimos. Incluso se llevó un navajazo, presuntamente de M. S., al intentar evitar que el futbolista de El Palo B siguiera acuchillando a Samuel, según su abogado defensor, «bajo el efecto de las drogas».

Samuel Galán ha declarado a la policía que en el momento de recibir los navajazos se encontraba «agarrado» y en plena pelea con S. A. G. ¿Agarrado para propiciar la agresión con arma blanca, agarrado por el fragor de la pelea o agarrado para tratar de salvar su vida? El Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga deberá aclarar los hechos con los próximos interrogatorios y con la continuación de las pesquisas iniciadas por la policía nacional.

El padre de S. A. G. habló el miércoles en este periódico y explicó que su hijo trató de evitar que Samuel Galán recibiera más navajazos y que «lo agarró» para retirarle y tratar de que no recibiera más. «Mi hijo, cuando vio el cuchillo, trató de apartarle, para que no le diera. Hay dos momentos que hay que diferenciar. Uno, la pelea entre los dos; y el otro, el suceso de la persona que saltó al campo», relató su padre tras hablar con su hijo y conocer su versión de los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine