Balonmano femenino

A Porriño, con la mochila llena de esperanza

El Clínicas Rincón Málaga quiere seguir haciendo historia en la Copa de la Reina – «Pase lo que pase debemos volver con la cabeza bien alta», dijo la capitana Pepa Moreno

14.04.2016 | 00:32
Presidenta, patrocinador, jugadoras y técnico se conjuraron para batir a Zuazo.

­A un lado estaban los flashes de las cámaras, al otro el plantel del Clínicas Rincón Málaga. En esta última trinchera había un denominador común, las sonrisas. Ayer las jugadoras lucían un rostro que era envidiable. Unas caras que ayer viajaron a Porriño para seguir soñando. Para continuar llenando la hoja de resultados de anécdotas brillantes. La última fue en Carranque ante el Aula, la siguiente puede ser este viernes contra Zuazo en la Copa de la Reina. Por ilusión no será.

En el desayuno que organizó ayer Clínicas Rincón, principal patrocinador del club, con la prensa estaban casi todos. La presidenta, Carmen Morales; Manolo Rincón, mecenas del club; el técnico, Diego Carrasco; y las jugadoras. También quisieron hacer acto de presencia Ben Barek y Antonio Benítez, consejeros consultivos del Málaga CF, entre otros.

En el lugar se percibía una aureola especial. Y es que el Clínicas Rincón está en la antesala del partido seguramente más importante en sus 21 años de historia. Acumulan varios ascensos a sus espaldas, pero nunca habían disputado un encuentro en una competición de este calibre, la Copa de la Reina. Estar entre los 8 mejores clubes de España es un mérito de considerable tamaño. De ello presumió Carmen Morales, la mujer que lleva más de dos décadas al frente del club. «Súper felices de haber llegado hasta aquí. Es la recompensa a muchos años de buen trabajo», dijo. La máxima mandataria, contenta con lo conseguido, pidió un último esfuerzo al equipo: «Quiero que ganen el primer partido. Me conformo con eso», dijo mientras las jugadoras sonreían cuando escuchaban sus palabras. La presidenta llegará mañana a Porriño para vivir de cerca este momento histórico.

Morales, conocedora de todas las épocas que ha vivido la institución, valoró la estabilidad que ahora tienen. «Hemos encontrado un apoyo económico un poco más fuerte, respaldado con la ilusión que pone Manolo Rincón. Va a los partidos, anima y los vive; es un patrocinador especial». Rincón contó más tarde cómo se llegó a este acuerdo. «Me llevé una alegría cuando hace dos años ascendieron en Oviedo. Al día siguiente felicité a la presidenta y me dijo que el equipo no tenía viabilidad económica. En 10 minutos llegamos a un acuerdo», rememoró. El mecenas del deporte malagueño, que no podrá viajar a tierras gallegas, no dudó en asegurar la continuidad de su patrocinio en las próximas campañas y animó a otros dueños a apostar por este humilde club. «No cabe duda, hay un gran conjunto y es lo mejor que podemos hacer.

Este equipo representa los valores de Clínicas Rincón. Invito a otros empresarios malagueños a que se sumen a este esfuerzo, porque para conseguir cotas más altas en el deporte se necesitan que nos pongamos de acuerdo más gente y apostemos por el deporte malagueño».

Asimismo hubo tiempo para hablar del apartado deportivo. Pepa Moreno, capitana del equipo, transmitió las sensaciones del grupo bajo la atenta mirada de todas sus compañeras. «El equipo tiene que ir relajado en el sentido de que ya hemos hecho los deberes. Ya hemos hecho historia. Pase lo que pase debemos volver con la cabeza muy alta», declaró.

De la misma forma quiso expresar el sentir del vestuario durante esta semana tan especial. «Estamos muy contentas. La prensa estáis reconociendo el esfuerzo que hacemos todos. Creo que somos unas privilegiadas de poder representar a Málaga», dijo la «8». Cuestionada por la importancia del choque fue clara: «Tienes mucho que ganar y poco que perder. La Copa de la Reina es un premio para el equipo, para las jugadoras, para el club, para la directiva y para los aficionados».

Su técnico, Diego Carrasco, también se contentó de lo hecho hasta ahora; aunque no renunció a dar la sorpresa. «Hemos logrado el objetivo con creces. Sabemos nuestras limitaciones, pero este equipo ha competido siempre. Vamos a tener nuestras oportunidades, si las aprovechamos podemos sorprender a Zuazo», concluyó el preparador.

Dicen que la ilusión es lo que sostiene al ser humano, aunque a este Clínicas Rincón lo lleva en volandas. Las maletas viajaron a Porriño cargadas de deseo y de esperanza. El objetivo es vencer a Zuazo. La oportunidad es única. Cuando los focos se enciendan será el momento para seguir haciendo historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine