Baloncesto. LEB Plata

El Instituto de Fertilidad se despierta del sueño en Ávila

Los de Paco Aurioles pagan su mala salida al choque y la falta de colmillo en la segunda mitad

03.05.2016 | 23:29
Imagen del quinto partido de la serie celebrado en Ávila.

Aurioles: "La mala salida ha determinado el resultado final"

  • En el plan de partido que tenía Paco Aurioles y su cuerpo técnico en mente, el inicio era fundamental. Los primeros compases de los cinco partidos han acabado siendo decisivos siempre en el marcador final. Por eso, el infausto arranque acabó lastrando al Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón en la pista del CUM Carlos Sastre. Ya en frío, el técnico malagueño no dudó en admitir que ése fue el principal hándicap, que alejó a su equipo del billete para la final. «Nosotros queríamos ganar la eliminatoria y hemos venido pensando en eso. Hemos tenido una salida muy mala. Yo creo que los partidos que nos han ganado han sido cuando hemos salido mal y hoy –por ayer– lo hemos hecho. Esto es lo que luego ha determinado el resultado final porque en la segunda parte los dos cuartos los hemos ganado, aunque no ha sido suficiente», dijo Aurioles. Antes de acabar su comparecencia también quiso alabar el trabajo de su rival: «Felicitar a Ávila por la serie que ha tenido. Ojalá tenga mucha suerte y pueda ascender por la ciudad, por el público y por David (Mangas) que ha hecho un trabajo excelente», finalizó.

­Se acabó. El sueño del ascenso a la LEB Oro se quedó en eso, un anhelo. Lo hizo, tras hincar rodilla el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón en la pista de Óbila Básket por 66-63 en el quinto partido de la eliminatoria de semifinales.

Dice el refranero español que «el que da todo lo que tiene, no está obligado a nada más». En esto los jóvenes malagueños han sacado sobresaliente, por eso deben acabar con la cabeza bien alta. Tras una campaña de altibajos, una gran recta final ha permitido que lo que hace dos meses era una utopía, estos días pudiera ser real. Quedarse en las semifinales por el ascenso a la segunda categoría del baloncesto nacional no es una cuestión baladí. Muchos equipos con más pedigrí ni siquiera pudieron pasar el primer corte. Duele porque se ha dejado escapar a un Ávila, muy justo en lo físico, al que le ha bastado ser más constante.

Faltó poco para poner la guinda. La final hubiera sido un gran premio, aunque poco se arregla pensándolo ya. Fallaron varias cosas. Advertían en la previa Aurioles y Corts, que la salida al encuentro era clave. A la postre, resultó serlo. El Clínicas no tuvo una buena puesta en escena y ello lo acabó pagando muy caro. Los malagueños permitieron jugar bastante cómodo al Ávila en los primeros compases y ello se tradujo en el luminoso. Los abulenses comenzaron a encontrarse acertados y abrieron brecha (20-12). Ante este imprevisto, los de Aurioles pecaron de impaciencia y quisieron arreglar el desaguisado más rápido de lo que el nuevo guión marcaba. Sacando provecho de las imprecisiones ajenas, los locales siguieron poniendo más tierra de por medio (36-24). Un tiempo muerto de Aurioles despertó a los suyos y con un parcial de 2-8 llegaron vivos a la media parte (38-32). El rebote ofensivo fue el clavo ardiendo al que se agarraron los malagueños, tras una primera parte con una carta muy pobre en el tiro de campo (12/34). El descanso, la mejor de las noticias.

Del paso por vestuario se salió con otra cara. Una defensa más intensa permitió recuperar el control del choque. Y en ese punto emergió otra de las carencias, la falta de colmillo. El Ávila tuvo la persiana echada durante varios minutos y la precipitación no permitió al Clínicas ponerse por delante. Esa ausencia de mordiente permitió la aparición de Luka Nikolic, vital con 18 puntos y 15 rebotes, para insuflar aire a los suyos (50-43). Pese a ello, los abulenses no mejoraron. El equipo de Mangas solo anotaba a «chispazos». Tampoco demostró en ese momento el Clínicas esa sapiencia para jugar las posesiones decisivas. Cuando el Ávila más lo necesitaba apareció Tejera. Este jugador, secundario durante toda la eliminatoria, ejerció de protagonista y anotó dos triples decisivos. Sendos aciertos pusieron una barrera, que por mucho que el conjunto malagueño intentó, con más corazón que cabeza, no pudo derribar.

Pese a ello, Corts tuvo bola para enviar el choque al tiempo extra. Se perdió una oportunidad de oro, aunque ello no es óbice para quitarse el sombrero después de una campaña carente de brillo, pero por la que se luchó hasta el pitido final del último choque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Buscador de deportes

Fútbol

  • LaLiga Santander
  • LaLiga 1|2|3
  • 2ª división B
  • 3ª división
Enlaces recomendados: Premios Cine