Médico y exjugador de baloncesto

"Vales en la medida en que haces mejores a los demás"

Juan Antonio Corbalán forma parte de la épica del baloncesto español, aunque solo sea por haber integrado aquella selección que disputó el Oro a los Estados Unidos en los Juegos de Los Ángeles

12.12.2016 | 05:00
"Vales en la medida en que haces mejores a los demás"

El talento sin esfuerzo, ¿qué es?
Nada. Está demostrado que entre lo genético y lo adquirido influye más lo segundo. La mejor de las genéticas sucumbe a los malos hábitos.

Usain Bolt sin entrenar mucho seguiría siendo muy, muy rápido.
Bolt es genética pura pero si no sudas estropeas la genética, que se queda en muy poca cosa sin entrenamiento.

Y la cabeza, ¿qué papel juega?
Influye más de lo que pensamos. En el deporte el éxito o el fracaso tiene mucho que ver con nuestra capacidad para analizar la realidad, esa capacidad que en unas décimas de segundo obliga a decidir sobre una jugada u otra.

¿Se aprende más de la derrota?
Hay mucho de frase hecha en eso. Por una parte, no es fácil identificar lo que has hecho mal; por otra, es terrible morir de éxito. Se aprende de los éxitos y de los fracasos pero si tengo que elegir, prefiero ganar.

Trabajar en equipo. ¿Casa mal con la mentalidad española?
Otro tópico. Es verdad que corren tiempos de poca conciencia social y somos gente que tiende a su tierruca, de educación poco cosmopolita, pero yo he vivido experiencias únicas de equipo en mi carrera deportiva. La vida me enseñó que vales en la medida en que haces mejores a los que te rodean.

Aquel Madrid lo gabana todo.
Casi todo. Me acuerdo que una vez veníamos de perder un partido, cosa rara, y aquello parecía un funeral. Les dije a mis compañeros: no tenemos derecho a esa tristeza; nosotros ganamos casi siempre, hay otros que pierden casi siempre.

¿Seguro que el éxito colectivo es mejor que el individual?
Creo en la socialización del éxito. No hay nada en la vida verdaderamente importante que no se pueda o deba compartir. Es el éxito de tu gente, el éxito de tu país... Hay un sentido de trascendencia en esto.

Para los de veinte les dice poco pero para los de cincuenta... Hábleme de aquel Real Madrid de baloncesto.
La clave de aquel equipo es que fuimos capaces de crear un concepto de unión espiritual; aprendimos a querernos. Había intimidad emocional. Ganamos mucho pero al final no te quedan copas, te quedan personas.

La final de Los Ángeles en 1984.
Fue un momento clave. Hasta entonces el papel del baloncesto español se reducía a ir a los Juegos Olímpicos, las medallas estaban hechas para los otros. Y nos plantamos en la final contra los Estados Unidos.

Ahora que pasó tanto tiempo, dígame: ¿hubo alguna posibilidad de ganarles?
Ninguna. De cien partidos habríamos perdido ciento uno. Había muchos peldaños de distancia entre una selección y otra. Pero aquel éxito fue increíble porque había tres selecciones muy por encima de las demás: los Estados Unidos, la Unión Soviética y Yugoslavia. Meter la cabeza ahí era casi imposible, y lo conseguimos.

La distancia deportiva con el básquet norteamericano se ha reducido.
El problema es que desde Barcelona los Estados Unidos se toman muy serio los Juegos Olímpicos y ahí son inalcanzables. Esto es como el rejoneo, el toro siempre está muy cerca del caballo, pero cuando el caballo se pone a correr se va cuando quiere.

Pregunta obligada: ¿se imagina jugando al baloncesto ahora, con 20 años?
Si hubiera nacido hace veinte años a lo mejor no jugaba al baloncesto. Lo ambiental domina, todos necesitamos de una correcta colocación en el momento y en el sitio adecuados.

Usted lo estaba.
Comencé a jugar al minibásket a los nueve años en el colegio. Hasta los 16 lo compaginé con el fútbol. Un día nos dijeron: se va a celebrar el Campeonato de Madrid. Nos apuntamos y ganamos. Enseguida llegó el Real Madrid.

¿Se hizo rico con el basquet?
Ni mucho menos. Me permitió comprar una muy buena casa y muy buen coche, pero ya de aquella se cotizaba a Hacienda el 50% de lo ganado. El dinero del deporte te dura hasta los 40 pero vivimos hasta los 80. Ganábamos un dinerito pero en aquel Madrid de Prada, Puente, Ramos o Cristóbal, la mitad de la plantilla éramos universitarios. Era la carrera la que nos garantizaba un proyecto de vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Todo Deporte


El Sevilla disputará la fase de grupos.
El Sevilla jugará la fase de grupos de la Champions

El Sevilla jugará la fase de grupos de la Champions

El equipo de Berizzo ha sufrido para mantener ante el Basaksehir turco el 2-2 que le clasificaba

Neymar y Piqué, juntos de nuevo en Barcelona

Neymar y Piqué, juntos de nuevo en Barcelona

Amabos han vuelto a posar una 'reedición' de su última foto - El brasileño, de visita en Barcelona

Ratificada la sanción de cinco partidos a Cristiano

Ratificada la sanción de cinco partidos a Cristiano

El TAD desestima el recurso del Real Madrid, manteniendo el castigo por la roja en la Supercopa

Raikkonen renueva con Ferrari

Raikkonen renueva con Ferrari

"La escudería y yo hemos acordado la renovación, ambos estamos contentos", ha señalado el piloto


El Barça demanda a Neymar y le reclama 9,3 millones

El Barça demanda a Neymar y le reclama 9,3 millones

El club catalán le pide la prima de renovación más daños y perjuicios por incumplimiento de contrato

Lucas Digne, uno de los héroes de Las Ramblas

Lucas Digne, uno de los héroes de Las Ramblas

El lateral del FC Barcelona bajó de su casa con toallas y agua para ayudar a los heridos del...

Buscador de deportes

Encuentro digital







Entrevista-chat con Virginia Fernández

La portera del Rincón Fertilidad de balonmano ha respondido este miércoles a las preguntas de los lectores


Enlaces recomendados: Premios Cine