23 de febrero de 2018
23.02.2018
Violencia ultra

El sindicato de la Ertzaintza exige "responsabilidades políticas" por la "muerte violenta" del agente

ErNE insta a la Fiscalía a actuar contra los responsables de los disturbios en San Mamés

24.02.2018 | 20:16
El sindicato de la Ertzaintza exige "responsabilidades políticas" por la "muerte violenta" del agente

El portavoz del sindicato ErNE de la Ertzaintza, Roberto Seijo, ha considerado que en los incidentes acaecidos este jueves en las inmediaciones de San Mamés en los que falleció un agente de la Policía vasca ha habido "responsabilidad política" y ha instado a la Fiscalía a actuar contra los responsables, ya que se ha producido "una muerte violenta".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Seijo se ha referido al fallecimiento de un ertzaina de 51 años por parada cardiorrespiratoria durante los enfrentamientos registrados en las inmediaciones de San Mamés entre aficionados del Athletic Club y el Spartak de Moscú.

A juicio de Seijo, no debería haber "ninguna duda" de que el fallecimiento del agente fue "una muerte violenta" tras suceder "como consecuencia de unos incidentes que se están produciendo".

"Se producen incidentes que llevan a la muerte de nuestro compañero. La muerte no se produce en un sillón sino como consecuencia de incidentes", ha valorado.

Violentos altercados en los aledaños de San Mamés. Vídeo: Agencia ATLAS

En esta línea, ha abogado por "investigar a los responsables" de los hechos y, por ello, "no solo el Departamento de Seguridad sino que la propia Fiscalía debería actuar sobre los responsables". "Tiene que haber unas responsabilidades y hay que buscarlas", ha añadido.

Seijo ha advertido de que la Consejería es consciente de que se produjo "un enfrentamiento entre grupos radicales que ha llevado a la muerte" del agente. "Hay videos sobre ataques a la Ertzaintza con material pirotécnico, se pueden ver perfectamente y esos ataques podían haber producido otro tipo de daños también", ha añadido.

Por todo ello, ha considerado que en este caso "también hay responsabilidad política", pese a que "es fácil cerrar los ojos y decir que la muerte se ha producido por un hecho que no es violento".

"Llevamos ocho años con partidos internacionales en Bilbao produciéndose incidentes y heridos graves. Ha habido incidentes graves con heridos graves, ha habido gente apuñalada, con fracturas... Esos hechos se reproducen partido tras partido y las instituciones y los responsables políticos no adoptan medidas", ha reprobado.

A su juicio, se debe actuar no solo en los operativos, "que son chapuceros", sino a la hora de asumir medidas para "no permitir a esas aficiones viajar o entrar en los campos. "Personas violentas en Bilbao también los tenemos, no hay que esconder eso tampoco", ha finalizado.

El sindicato ESAN señala a los ultras del Athletic

Por otra parte, el sindicato ESAN ha criticado la "nefasta gestión" del dispositivo de seguridad diseñado con motivo del partido entre el Athletic Club y el Spartak de Moscú, y ha denunciado que el ertzaina fallecido "permaneció durante más de 14 horas trabajando". La central ha pedido la dimisión o cese de la consejera de Seguridad, así como de los principales responsables de la Ertzaintza, y ha responsabilizado al grupo Herri Norte Taldea de provocar los incidentes.

En una rueda de prensa celebrada en Barakaldo, representantes del sindicato han lamentado los "tristes y lamentables acontecimientos vividos" este pasado jueves, en los que falleció este agente de la Ertzaintza, afiliado a ESAN, como consecuencia de un infarto. "No debe volver a ocurrir nunca más", ha reclamado su secretario general, Eneko Urkijo.

A juicio de ESAN, aunque "directamente" no se puede "achacar" la responsabilidad de este fallecimiento al Departamento de Seguridad, "sí indirectamente", ya que, según han denunciado, "entró ayer a las siete de la mañana a trabajar en Iurreta y a las nueve ya se encontraba en Bilbao en previsión de disturbios", por lo que "permaneció más de 14 horas trabajando".

A las nueve y media de la noche, han explicado, "al efectuar una carga contra los radicales de Herri Norte Taldea, sufrió un desvanecimiento y posteriormente camino del hospital falleció", al parecer y "a falta de que la autopsia lo corrobore", debido a un infarto.

Intentos de reanimación del ertzaina fallecido. Vídeo: ATLAS

El sindicato ha lamentado la "nefasta gestión" del dispositivo habilitado, así como "el impedir que los ertzainas podamos utilizar material de lanzapelotas que haga posible que los radicales puedan ser dispersados", lo que obliga a "actuar cuerpo a cuerpo cuando nos triplican en número".

Asimismo, ha advertido de que muchos de los agentes que finalizaron su trabajo en el dispositivo "entre las doce de la medianoche y las dos de la madrugada", han sido obligados a "acudir de nuevo a su puesto de trabajo a las nueve de la mañana". "No puede ser, no somos superhéroes, y tenemos que atajar esta grave situación", ha afirmado Eneko Urkijo.

Tras felicitar a los agentes del dispositivo por "la profesionalidad y eficacia" que demostraron, ESAN ha asegurado que "es mentira" que, en el momento de los incidentes, hubiera 500 ertzainas en este dispositivo, ya que, en función de los datos que ha aportado, había 216 miembros de la Brigada Móvil y 150 de Protección Ciudadana.

El sindicato ha explicado que nueve ertzainas resultaron heridos, de los que cuatro han tenido que coger la baja laboral, y se detuvo a tres personas de nacionalidad rusa, una de nacionalidad polaca y a cinco vascos. Según ha remarcado, "los causantes de todos los altercados han sido los radicales de Herri Norte Taldea, ya que fueron los que provocaron todos los incidentes".





Asimismo, la central ha criticado que el viceconsejero de Seguridad y el director de la Ertzaintza no se encontrasen este jueves en Bilbao, sino "en una feria policial en Madrid, a 400 kilómetros de distancia", pese a que, "con todo lo que se preveía y con este dispositivo organizado, tienen la obligación de estar al pie del cañón y presentes en la Mesa de Crisis". Por ello, ha pedido que sean "cesados inmediatamente".

Según han explicado sus responsables, ESAN trasladó esta misma pasada noche a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Herdeia, la denuncia de lo ocurrido y "que esto no pude continuar ni un minuto más en estas circunstancias". "Su respuesta fue que eso era descontextualizar la situación, una respuesta vergonzosa", ha criticado.

El sindicato ha reclamado que "las malas condiciones" en materia de seguridad de los agentes de la Ertzaintza se deben "solucionar de una vez por todas", algo para lo que no ve "capacitada" a la consejera Beltrán de Heredia, por lo que también ha pedido que dimita o sea cesada y asuma el cargo "una persona competente".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine