Pronóstico

La Costa del Sol seguirá cerca del lleno durante septiembre y octubre

La excelente marcha del curso turístico amplía la llamada temporada alta, que se prolongará hasta noviembre - La ocupación hotelera se mantendrá en torno al 85% en los establecimientos del litoral

21.08.2016 | 05:00

La patronal, Aehcos, cree que ha llegado el momento de dar un paso contra la estacionalidad y pide más apoyo para los costes operativos

Se acabó el verano de sólo tres meses. Y no únicamente por la perseverancia habitual de las altas temperaturas, sino por un fenómeno observado en las dos últimas temporadas que está a punto de ser confirmado por el año del récord y que llena de tranquilidad, al menos a corto plazo, al conjunto de la industria turística. En pleno mes de agosto, y con los hoteles llenos, la provincia se prepara también para un septiembre que no se parecerá en nada al que, en otro tiempo, levantaba siempre una frontera y comenzaba a dar al destino un aire premeditadamente otoñal, con los turistas despidiéndose poco a poco de las playas.

Lejos de reducir su número de revoluciones, la Costa del Sol volverá a funcionar después de las vacaciones con los hoteles en régimen de máxima exigencia. El verano se ensancha. Y lo que es más positivo aún, abrazando, incluso, a octubre, que era la fecha en la que la demanda se empequeñecía y muchos negocios apostaban por la hibernación, convencidos de la pérdida de dinero y tiempo que suponía enfrentarse a una clientela mermada. En la provincia, lo de ´Málaga, destino de invierno´, lema que se empezó a utilizar en los años veinte, empieza a ser entendido en los plazos más inmediatos. Con un reflejo, además, en las previsiones que permite fantasear con la superación de la que es la mayor debilidad del sector: el abultado contraste entre la productividad estival y la del resto del año.

Según informa Luis Callejón Suñer, presidente de la patronal hotelera, la ocupación apenas notará esta vez el cambio de estación, punteando para ambos meses, y casi sin distinción, entre el 70 y el 75 por ciento. Se trata de un pronóstico que ahonda en las sensaciones de los últimos años, con un crecimiento de entre 2 y 4 puntos respecto al exitoso 2015. Las cifras se engrandecen además si se coloca la lupa en exclusiva encima de los establecimientos de la costa, que podrían zanjar el periodo con el 85 por ciento de sus camas ocupadas.

Para tomar conciencia del significado de estos valores basta con tirar de hemeroteca. Ese mismo 85 por ciento que ahora se proyecta sobre septiembre y octubre, bien podría haber pasado en muchas épocas como un resultado más que aceptable para fases del año con mayor tirón entre los turistas. Incluso, para los meses iniciales de verano y la Semana Santa. O dicho de modo más gráfico: visitar Torremolinos o Marbella en las semanas anteriores al puente de noviembre, cuando en todas partes caen las hojas y se encienden los radiadores, será en esta ocasión casi como hacerlo en junio o en mayo. Especialmente, en cuanto a animación y nivel de actividad de los establecimientos. Con todo lo que eso representa para una economía como la de Málaga, estrechamente unida, en su suerte, a los progresos y claudicaciones que puedan darse en el sector de los viajes.

Callejón Suñer sintetiza el valor del salto: «Hablamos de dos meses tradicionalmente de descenso, en los que lo normal era que bajara mucho la demanda y las ventas se redujeran en todo lo que está relacionado con nuestro sector, que en Málaga, es mucho, por no decir la mayor parte del músculo productivo y financiero», señala.

La ampliación de la temporada alta, acaso la consecuencia más valiosa de este año de grandes marcas y registros, supone un paso adelante en la batalla contra la estacionalidad. Los números, en este sentido, no engañan. El problema, pese a los avances, sigue persistiendo. Y, más allá de los eslóganes publicitarios-algunos muy necesarios- la Costa del Sol aún no ha logrado su objetivo de convertirse en un destino con clientela estable durante los doce meses del año. Corregir una inercia tan arraigada exige paciencia y toneladas de trabajo. Pero, en la industria, desde hace tres años, existe un denominador común: la convicción de que se está progresando. Dentro de este contexto, la victoria parcial de septiembre y octubre -que ya no es una anécdota- redunda en algo que trasciende el simple optimismo: la reducción del periodo crítico, que antes se extendía por todo el calendario laboral y que ahora, en el peor de los casos, tiene los días marcados, apenas cuatro meses, los que transcurren desde principios de noviembre a finales de febrero.

Uno de los efectos aparejados a la llegada del invierno, y, sobre todo, al descenso de la demanda, es el cierre temporal de los hoteles, normalmente de amplia onda expansiva, y con capacidad para dejar su impacto, evidentemente negativo, en el resto de la economía. Como le gusta decir a Gonzalo Fuentes, responsable del sector en CCOO, cuando un hotel echa el cierre, también cierra un trozo del destino, con todas las pérdidas para el entorno que eso implica: tiendas, restaurantes, discotecas o mercados ven esfumarse en poco tiempo a su principal fuente de ingresos, que es, sin duda, el turista. La ventaja de este curso es que, como ya sucedió el pasado año, el riesgo se concentra en un plazo mucho más reducido. De hecho, no se descarta que algunos de los hoteles que tienen previsto cerrar vuelvan a la actividad en febrero, antes, incluso, de que la Semana Santa irrumpa con sus preparativos.

El responsable de Aehcos cree que la prolongación de la temporada alta, junto al aumento de turistas de los dos últimos inviernos, constituyen razones de peso para dar un último impulso: el de estimular la economía de los hoteles para que puedan asumir el esfuerzo de mantenerse operativos. «Los hoteles somos los principales interesados en abrir todo el año, pero no somos ONG y para hacerlo tenemos que tener claro que no va a suponer un salto al vacío», indica. La ecuación que plantea Callejón Suñer es sencilla: la pérdida de clientes y el mantenimiento de los gastos hace que en muchas ocasiones a los empresarios no les compense abrir sus puertas en los meses más duros. Y pone el acento en el diálogo con la administración y en el agravio comparativo: «Hay sectores que aportan mucho menos que nosotros a la economía a los que se les ayuda y se les abarata el gasto energético, que muchas veces es decisivo», afirma.

Para el presidente de la patronal una ayuda y una política turística eficaz no tiene que ver sólo con la promoción y la financiación de campañas para atraer clientes. Y recuerda que, en el caso de los hoteles, a los pocos incentivos para asumir los costes se suma la polémica subida del IVA, practicada por el ministro Montoro al comienzo de esta inagotable legislatura.

En lo que respecta a las expectativas para el próximo otoño, Gonzalo Fuentes, también es optimista. «Está claro que va a ser el mejor año turístico de la historia y eso no sólo comprende este mes de agosto, sino al conjunto de la temporada», resalta. El sindicalista, sin embargo, muestra su descontento con lo que considera, con permiso de la estacionalidad, el primer reto pendiente de la industria turística: la precariedad en el empleo. «El desarrollo y el crecimiento no se puede apoyar en puestos mal remunerados y en contratos temporales. Eso acaba por dañar al servicio y pasar factura», puntualiza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


  España, un paraíso para conocer

Descubre nuestro especial en el que te proponemos diferentes destinos nacionales para conocer a fondo nuestro país.

Ocio


Jar Jar Binks.
¿Cuál es el personaje más odiado de ´Star Wars´?

¿Cuál es el personaje más odiado de ´Star Wars´?

A pesar de su mala fama, Jar Jar Binks no es el personaje menos querido de la saga

Los dardos de Pepe Rodríguez a Arguiñano por sus críticas a ´MasterChef´

Los dardos de Pepe Rodríguez a Arguiñano por sus críticas a ´MasterChef´

El jurado del espacio aprovechó la presentación de 'MasterChef Junior' para responder al vasco

Gabriele, Samuel, Pedro y Alba, finalistas de ´La Voz´

Gabriele, Samuel, Pedro y Alba, finalistas de ´La Voz´

Los cuatro pelearán por el triunfo en la gran final del concurso que tendrá lugar la próxima semana

Cinco mujeres más acusan a Dustin Hoffman de abusar de ellas

Cinco mujeres más acusan a Dustin Hoffman de abusar de ellas

El actor ya había sido denunciado públicamente por otras tres mujeres por episodios similares

Joaquín Prat se rapa el pelo en directo

Joaquín Prat se rapa el pelo en directo

Descubre el momento en el que el presentador ha dicho adiós a sus rizos y el motivo de su corte

Menú de Navidad: Cómo descongelar marisco

Menú de Navidad: Cómo descongelar marisco

Consejos para poder cocinar sin problema unos de los productos estrella de las próximas fechas

Enlaces recomendados: Premios Cine