Viajes

Las agencias de viaje elevan la marcha de su recuperación con un 8% más de ventas

El sector, tocado de muerte al inicio de la crisis, se asegura un nuevo ejercicio al alza

26.12.2016 | 20:04
Las agencias recobran el aliento tras el fuerte varapalo de la crisis.

Andalucía se unirá en una única asociación

  • El sector de las agencias de viaje de Andalucía culminará en las próximas semanas el proceso de unión corporativa emprendido en 2013, cuando asociaciones como Aedav, la de mayor representación en la Costa del Sol, comenzaron a abrir negociaciones para constituir una federación activa y solvente. A falta de sellar el acuerdo, la actividad, desperdigada en la comunidad en referencias provinciales, contará muy pronto con una sola voz en la región. Una feliz circunstancia, la de la mejora de la coordinación, en un tiempo que profesionales como Sergio García, de la citada Aedav, consideran fundamental y, además, consensuada en el momento adecuado, con la revitalización de la actividad y la vuelta a la senda del crecimiento de muchos de los negocios. El propio Sergio García insiste en la importancia del cambio y el significado de disponer de un solo interlocutor para dialogar con la administración y hacer frente a futuras amenazas. «Estos procesos son indudablemente complicados, también a nivel administrativo, pero valen la pena», reseña. Las agencias de viajes fueron uno de los subsectores turísticos más dañados por la crisis, con un nivel de destrucción empresarial que rebajo en más de 7.000 oficinas el parque de negocio de España.

Las reservas confirmadas para 2017 auguran otro curso en tromba, con buenas previsiones para la Costa del Sol - El aumento de la facturación y la adaptación a internet han permitido, incluso, abrir oficinas y ganar músculo en España

­Nueva vida para las agencias de viaje. Ya sin el justificadísimo recelo del inicio de la recuperación, cuando todo era escepticismo, especialmente de puertas hacia afuera, y casi nadie veía en el crecimiento otra cosa que un amago de tregua, de impulso anecdótico provocado por el efecto revitalizante y en cascada del turismo. Los datos, lejos de evaporarse, se han hecho firmes. Tanto como para devolver la fe al sector y despejar las dudas. No sólo se han frenado los cierres, sino que se ha logrado invertir la tendencia, con varios años al alza consecutivos. El último, el de 2016, acaso la confirmación. Y más si se tiene en cuenta la asimilación de amenazas como internet, que en lugar, como se anunciaba, de decretar el fin del negocio se ha convertido en una nueva alianza para encarar el futuro con optimismo.

Las cifras del último ejercicio constatan algo más que un simple cambio de ciclo. Aunque con mucha disparidad en función de su ubicación, la actividad concluirá el curso con buena nota. Y un salto en la facturación que Sergio García, presidente de Aedav, calcula para la Costa del Sol en alrededor de 8 puntos. El incremento viene acompañado además de grandes signos de solidez. El más significativo, el de la continuidad; son ya varios los años en los que las agencias terminan la temporada en positivo. Con buenos indicios, incluso, para el siguiente examen, el de 2017, que ha empezado, y con fuerza prematura, a hacer ruido.

García está convencido de que el índice de crecimiento se mantendrá en los próximos meses. Y para justificarlo se sirve de argumentos que van más allá de las sensaciones. Muchas oficinas cuentan ya con numerosas reservas confirmadas. Incluso para periodos tan relativamente remotos como la Semana Santa. Con la salida de la crisis, vuelven las contrataciones. Apoyadas, claro está, por la inercia general del turismo y el excepcional momento que atraviesa la Costa del Sol, pero también por la transformación interna del sector y la evolución de variables más complejas, de implicación sociológica.

El representante de Aedav sitúa el espejo en lo sucedido hace alrededor de cinco años en Estados Unidos, donde las pérdidas generadas por la contracción de la demanda y la competencia burbujeante de internet –que puso patas arriba el mundo de los viajes– dieron paso poco a poco a un rearme inesperado de la actividad. En este caso, con apertura incluida de oficinas y atracción de nuevos clientes.

En la Costa del Sol, el negocio, señala Sergio García, ha adoptado el mismo enfoque. Primero, con la introducción de las agencias tradicionales en los sistemas de venta por internet. Y, posteriormente, con una sorpresa cada vez más frecuente: la tendencia de muchos viajeros a recurrir en última instancia al trato directo para sellar la compra. «Quizá sea por la cantidad de ruido y de emisores que hay en la red, pero nos encontramos muy a menudo con clientes que consultan las ofertas vía online y posteriormente nos llaman o se pasan por las oficinas», declara.

Los números, en este caso, avalan la teoría. De la destrucción acelerada de oficinas provocada durante el inicio de la crisis se ha pasado a un clima más amable, con recuperación gradual del volumen de negocio. El balance de los últimos siete años apunta a la apertura de alrededor de 2.000 nuevas agencias en todo el país. Una cantidad que, pese a su contundencia, no da todavía para compensar la sangría sufrida por el sector, probablemente el más devastado por la recesión de cuantos conforman el mundo del turismo. Sergio García, en este punto, relativiza el parte de la guerra: «A lo mejor habría que pensar que las que había hace quince años en lugares como la Costa del Sol eran demasiadas. Sobre todo, en comparación con la demanda», puntualiza.

Al igual que ha ocurrido con otros gremios como el de los hoteleros, el cataclismo económico ha servido en este sentido para regular la actividad, a la que se habían acercado sin rubor todo tipo de inversores y oportunistas sedientos de hacer negocio. Diez años después del fin de la burbuja, las agencias se reinventan en un ambiente altamente profesionalizado. Y con el viento soplando a favor, en mitad de un horizonte turístico repleto de expectativas. En la ventanilla de las oficinas también ha surtido efecto la reconfiguración del mapa turístico, trágicamente empequeñecido por la situación de países como Egipto, Turquía o Túnez. Otro elemento importante: la caída del petróleo, que ha hecho que el progresivo atrevimiento de los clientes –ya menos austeros que en 2008– coincida con el abaratamiento, en muchas ocasiones, de los billetes. Quién lo hubiera dicho. Las oficinas prosperan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

  España, un paraíso para conocer

Descubre nuestro especial en el que te proponemos diferentes destinos nacionales para conocer a fondo nuestro país.

Ocio


Los mejores 'superalimentos' para tu dieta
Los 10 ´superalimentos´ que no deben faltar en tu dieta

Los 10 ´superalimentos´ que no deben faltar en tu dieta

Los expertos recomiendan comerlos crudos o poco cocinados para mantener todas las propiedades

Los aspirantes a los Goya celebran la "diversidad"

Los aspirantes a los Goya celebran la "diversidad"

Los nominados han acudido al tradicional encuentro previo a la celebración de la gala el 3 de...

Así recibe Cepeda a Roi, tras su salida de ´Operación Triunfo´

Así recibe Cepeda a Roi, tras su salida de ´Operación Triunfo´

Ambos concursantes gallegos del programa forjaron una bonita amistad, que pretenden continuar fuera

Finalistas de ´OT 2017´: Amaia, Miriam, Alfred y Aitana

Finalistas de ´OT 2017´: Amaia, Miriam, Alfred y Aitana

La concursante navarra se alza como principal favorita, tras hacerse con el 40% de los votos

´OT 2017´: Ana Guerra repite nominación, ahora con Agoney, tras la salida de Roi

´OT 2017´: Ana Guerra repite nominación, ahora con Agoney, tras la salida de Roi

'Operación Triunfo' entra en su recta final y los participantes se enfrentan a galas decisivas

Los guionistas reivindican mayores salarios y más reconocimiento

Los guionistas reivindican mayores salarios y más reconocimiento

Los principales nominados a los Goya en esta categoría se han reunido en un encuentro organizado...

Enlaces recomendados: Premios Cine