Hoteleros

"No podemos esperar más para ir a por las viviendas turísticas ilegales"

Entrevista al presidente de Aehcos, Luis Callejón, en la que pide sanciones con un verdadero efecto disuasorio y habla del peligro de convertir a Málaga en un "destino low cost"

23.07.2017 | 14:07
Luis Callejón, presidente de Aehcos, y voz autorizada del sector en la provincia de Málaga.

"El hotel del Puerto tiene una gran capacidad de generar empleo"

  • El consejero también ha pedido compromiso al sector para que las buenas cifras del turismo se traduzcan en creación de empleo.
    Yo no me veo en esas palabras del consejero. El sector ha crecido durante el último año en un 2,8% en pernoctaciones y hemos subido en empleo un 6,8%. Y nuestro empleo es de calidad porque está marcado por el convenio más duro de España.
  • ¿La planta hotelera en Málaga capital sigue siendo insuficiente?
    Depende de lo que queremos. ¿Queremos volumen o calidad? Si apostamos por la calidad, que sería lo lógico, pues habrá que buscar establecimientos que aporten eso. Es decir, hoteles de cuatro o cinco estrellas. Y quedarnos en eso.
  • ¿Cómo ve el proyecto del hotel del Puerto ?
    Veo que es un posible hotel de calidad, con una capacidad para generar empleo de las más altas, y en un sitio que ahora sólo hay hormigón. Yo lo veo como una buena iniciativa.
  • ¿Da por enterrado el hotel de Moneo, visto el historial que acumulado?
    Es una verdadera pena que diez años después, con todos los permisos, se planteara revertir todo. Simplemente, por algún comentario y porque haya surgido algún partido nuevo. Que se frene el hotel, contribuye a que los inversores no vean a Málaga como destino seguro. Yo, si soy el inversor de este hotel, ya me hubiera ido.

Hotelero y arquitecto por igual, el mes de abril cumplió su primer año al frente de la patronal hotelera. Su trayectoria en el sector es tan variada como dilatada. Acumula 16 años de pertenencia en Aehcos conoce al dedillo los dientes de sierra de un sector que ahora vive uno de sus momentos más dulces. Quizá, precisamente por ello, entremezcla mensajes positivos con llamadas de atención por lo que puede llegar.

­Guayabera blanca no es igual a guayabera blanca. Si algo ha detectado Luis Callejón para el turismo en Málaga, es la necesidad de seguir apostando por un turismo de calidad. En este sentido, hospedarse en una vivienda turística va a ser lo más alejado que pueda estar uno de disfrutar de todos los atributos que ofrece una estancia turística en la Costa del Sol. Así, al menos, lo ve Callejón, que pide a las instituciones que muevan ficha. «Corremos el riesgo de convertir a Málaga en un destino low cost», y advierte, además, que la masificación espanta al poder adquisitivo.

¿Qué siente cuando ve las calles del Centro de Málaga abarrotadas de turistas?
Pienso que desde el punto de vista empresarial es algo maravilloso. Desde el punto de vista social, es un coñazo. Que como habitante de Málaga no pueda disfrutar de determinadas zonas de mi ciudad, es algo muy duro. Como negocio, digo que Málaga está teniendo unos números impresionantes, gracias a los que ha podido romper la estacionalidad, y que permiten afirmar que la ciudad está trabajando en pro de una economía turística de verdad.

¿Hace tiempo que la capital no está en pelotas si se compara con los destinos turísticos tradicionales de la Costa del Sol?
Málaga es el epicentro de la Costa del Sol, cuando años anteriores no tenía nada que ver con el turismo. Es más, diría que a la capital la tendría que mirar toda la Costa del Sol. Se ha centrado en focalizar una oferta complementaria de calidad, destinada a la gastronomía y a la cultura. Todos los meses hay un gran evento de una semana. Algo que ha resultado clave para romper la estacionalidad completamente. Málaga cerró el año pasado con un 78% de ocupación, que eso no lo ha logrado ningún otro municipio de la provincia.

El primer semestre en el aeropuerto ha registrado un incremento del 6% en la llegada de turistas. ¿Hasta qué punto se puede seguir creciendo?
Hasta que tengamos infraestructuras suficientes para acaparar estas necesidades. Hoy día, ¿tenemos infraestructuras para llenar las 147.000 plazas hoteleras y apartamentos turísticos, más 70.000 nuevas plazas que hemos incorporado ahora? Si somos capaces de atraer a turistas, bien. Y saber distribuirlos a lo largo de toda la Costa y no centralizar el turismo en los mismos puntos porque entonces vamos hacia la saturación.

¿Diría eso de que siempre queda un hueco?
Siempre hay sitio mientras que haya lugares donde se puedan alojar los turistas. Las infraestructuras, sin embargo, son unas determinadas. Las playas son las que son. No podemos hacer una segunda línea de playas. Eso es inviable. Pero insisto, el riesgo es que saturemos determinadas zonas. ¿Dónde se está empezando a sufrir? En los grandes municipios como Málaga o Marbella, donde estamos viendo como sus centros históricos se están colapsando.

¿Qué pasa cuando el ciudadano ve al turista como a un rival?
Tenemos que ver al turista como algo que nos enriquezca, pero hasta cierto punto. Si me quita mi espacio vital, pasa a ser mi enemigo. Si yo no puedo ir a ver el alumbrado de Feria, me cago en los turistas. Si no puedo ver el alumbrado de Navidad, me vuelvo a cagar en los turistas. ¿Qué tenemos? Ampliar las zonas, no los dejemos en la almendra del Centro.


¿Parte del turismo que llega viene en condición de prestado por la inestabilidad política en algunos destinos de competidores directos?
Es cierto que destinos que son competidores directos de la Costa del Sol están bajando en ocupación a niveles insospechados. Hay algo que está claro, al turista le da igual que se llame Túnez, Egipto, Marruecos o España. Le da exactamente igual. Busca la seguridad y la tranquilidad de sus vacaciones. Ahí, nosotros seguimos una línea ascendente. ¿Turistas prestados? Sí, puede ser.

¿Pero se les puede fidelizar?
Estoy convencido de que tenemos las herramientas suficientes para ello. Que vea a la Costa del Sol como un destino para sus próximas vacaciones. Ese es el objetivo que perseguimos, día a día, con cada turista que viene a nuestros establecimientos.

Las toallas de playa colgando de los edificios del centro cantan una nueva realidad innegable, la aparición de las viviendas turísticas.
La vivienda turística ha existido toda la vida. Como tales, han sido alegales porque no estaban definidas. Su padre son los apartamentos turísticos. Las viviendas siempre han estado ahí. Surgen ahora como un boom que yo, simplemente, entiendo que hay que regularizar. Muchos inversores que han propuesto su segunda vivienda como vivienda turística, van a pasar a ser viviendas de larga temporada. ¿Por qué? Porque hay que tener unas ocupaciones muy altas para que esto sea rentable. En 2016, año de récord, cerramos tanto hoteles como apartamentos en un 56% en todo el año.

¿Cuáles son las principales diferencias entre apartamentos y viviendas turísticas?
Actualmente son muchas. Hay un decreto de apartamentos turísticos y un reglamento para viviendas. Los apartamentos, según su tipología, tienen que cumplir con una serie de requisitos. La vivienda turística solo tiene que tener aire acondicionado y botiquín. Para dar de alta una vivienda turística, sólo tengo que ir a Turismo, me dan un numerito y me pongo a vender. No tengo ni que ser autónomo.

Los apartamentos turísticos sugieren muebles de Ikea, bocadillo de chóped y latas de Coca Cola. ¿Se corre el riesgo de degradar el turismo?
Corremos el riesgo de cargarnos el estatus que habíamos adquirido en los últimos años. Y voy más allá. Un joven o una familia con un presupuesto de 100 euros para el alojamiento, ¿a dónde va? En un hotel, el precio en temporada alta es superior. Pues me voy a viviendas turísticas, donde el coste es bastante inferior. Ahora buscamos al turista de gasto bajo, que es el que no interesa a la provincia. El éxito estaría en que todos recibiésemos la parte proporcional de esos turistas que vienen a descansar y a disfrutar de la Costa del Sol. Existe un gran riesgo de que se nos transformen los centros históricos del turismo, por lo menos en los que haya más viviendas turísticas, en sitios de low cost.

¿El varapalo que suponen se expande más allá del sector hotelero?
Yo entiendo que sí. Le hemos abierto la puerta a un turismo que no tenía cabida con los precios que había antes en la Costa del Sol. Precisamente, porque buscábamos esa calidad y que todos se enriquezcan. Ahora, abriendo esta puerta sin control, se está produciendo un gran deterioro.

La situación de los apartamentos turísticos lleva mucho tiempo sin aclararse realmente.
Corremos el riesgo de que sea demasiado tarde cuando queramos regular de verdad. Que este fenómeno ya nos haya avasallado el público que pide este tipo de productos más económicos y ya no sepamos traernos al turista de calidad. El de calidad huye de los bullicios.

¿Pero cuáles son las demandas concretas que le hace el sector a la Junta de Andalucía en materia legisladora?
Primero, ir a por los ilegales y por aquellas empresas que comercializan productos ilegales. Poner sanciones que sean realmente disuasorias, que los propietarios noten las consecuencias de no dar la vivienda de alta. Lo segundo, equiparar la legislación de las viviendas a la de los apartamentos turísticos. Me da igual que sea a la baja o viceversa, pero hay que equiparar. Porque hay una descompensación tan grande, que imposibilita desarrollar económicamente a los apartamentos turísticos.

¿Se atreve a cifrar el porcentaje de apartamentos turísticos ilegales en la provincia?
No me atrevo a dar cifras fijas porque no tengo datos. Pero estamos en que en torno al 25 ó 30% de las actuales viviendas turísticas pueden ser ilegales.

Al margen del tópico, ¿la Costa del Sol corre el peligro de morir de éxito?
Morir de éxito no, porque sabemos donde están nuestros puntos débiles y donde están nuestros puntos de éxito. Tenemos muchos más puntos favorables para seguir trabajando en pro del turismo que para morir de éxito. Si es cierto que tenemos que reducir la burocracia al máximo. La tortuga de Mafalda se llama burocracia.

¿Barcelona es el espejo en el que mirarnos para saber los errores que no hay que cometer?
Es obvio. Para que a nosotros no nos ocurra lo que ya está pasando en otros destinos, tendremos que ponerle remedio antes. Pero no cuando nos encontremos ya el problema, que es cuando actuamos generalmente.

¿Málaga ya está a las puertas de la masificación?
Estamos ahí, pero le hemos visto las orejas al lobo y por ello hay que empezar a actuar. Pero en serio. No quedarnos en charlas y reuniones. Ha pasado un año y medio desde la aprobación del reglamento de las viviendas turísticas y no ha cambiado nada. No podemos esperar más para ir a por las viviendas turísticas ilegales.

El Gobierno de Baleares acaba de repartir 65 millones de euros gracias a la ecotasa del turismo. ¿Por qué hay estas reticencias para tan siquiera sentarse a hablar sobre una posible implantación en Andalucía?
Las reticencias se explican con un ejemplo fácil. Llevamos más de tres años pagando un impuesto para un saneamiento integral. Una tasa que pagamos todos y no se ha visto ningún resultado. Aquí en la provincia se han recaudado 300 millones de euros. ¿Dónde está ese dinero? Yo me pregunto que qué pasaría con una tasa sobre el turismo que tengo que pagar como empresario, porque a los touroperadores no se la puedo cargar. Pues que serviría para pagar más nóminas en la telaraña institucional. Si es para que yo la gestione, sí. Porque sabemos hacia dónde hay que llevar ese dinero. Si es con ese compromiso, el sector está dispuesto a hablar con la administración sin problemas.

¿Qué pasa con la estacionalidad fuera de Málaga capital?
Siguen cerrando hoteles en invierno. Eso significa que todavía no hemos conseguido romper esa estacionalidad y que tampoco hemos sabido vender el destino como lo tenemos que vender.

¿Hay empresarios de otros sectores, por ejemplo el de los empresarios de playas, que lamentan el cierre de hoteles en invierno y acusan a los hoteleros de ser demasiado conservadores?
Yo eso no lo comparto en absoluto. ¿Qué empresario no quiere que su empresa esté abierta los 365 días para sacarle rentabilidad a lo largo de todo el año? Pero si yo tengo un convenio que me obliga a tener un 50% de trabajadores fijos y un 30% de fijos discontinuos, si no llego a completar el número mínimo de habitaciones para cubrir gastos tengo que cerrar. Cuál es la plantilla de un chiringuito y cuál es la de un hotel. Cinco contra 500.

El consejero de Turismo avanzó recientemente que la Junta está preparando un nuevo decreto sobre la calificación por puntos en los hoteles.
Ir a una calificación por puntos nos parece fantástico porque nos va a posibilitar subir de categoría a muchos establecimientos. Actualmente, hay hoteles de tres estrellas que no están en cuatro por diferencias de diez centímetros en las habitaciones.

¿Usted también cree en la máxima de que al turismo siempre una sonrisa?
Yo sigo diciendo que al turismo siempre una sonrisa y, además, un abrazo. Al turista hay que fidelizarlo porque los buenos tiempos se acaban, y entonces es cuando se ve si se ha hecho quién ha hecho un buen trabajo en el pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

  España, un paraíso para conocer

Descubre nuestro especial en el que te proponemos diferentes destinos nacionales para conocer a fondo nuestro país.

Ocio


'GH ' finaliza su peor edición
Telecinco anticipa el final de ´GH Revolution´

Telecinco anticipa el final de ´GH Revolution´

La casa de Guadalix cierra una semana antes de lo previsto tras una edición marcada por la polémica

´Vengadores 4´: ¿Volverá Hugh Jackman como Lobezno?

´Vengadores 4´: ¿Volverá Hugh Jackman como Lobezno?

El actor estaría dispuesto a regresar si le presentarán un guión con Iron Man, Hulk y compañía

Ada Colau confiesa su bisexualidad en televisión

Ada Colau confiesa su bisexualidad en televisión

La alcaldesa de Barcelona mantuvo una relación "larga y muy importante" con una novia italiana

´Star Wars´: ¿Habrá recuentro entre los Skywalker?

´Star Wars´: ¿Habrá recuentro entre los Skywalker?

El actor que encarna al Jedi, Mark Hamill, ha lanzado un poco de luz sobre la relación entre Luke...

Diez mentiras que el cine nos contó sobre el sexo

Diez mentiras que el cine nos contó sobre el sexo

Recopilamos las mayores falsedades que el séptimo arte nos ha hecho creer como ciertas

Jon Sistiaga se mete en la trinchera gastronómica con Zoko

Jon Sistiaga se mete en la trinchera gastronómica con Zoko

El reportero de televisión abre un restaurante en Madrid como socio de una marca que nació en Cádiz

Enlaces recomendados: Premios Cine