El club descarta el fichaje de otro americano para hacerle un hueco a Augusto Lima

Aíto quiere al brasileño entre sus 12 elegidos y está dispuesto a sacrificar una plaza de extracomunitario hasta que el ala-pívot consiga el pasaporte

06.07.2010 | 10:16
El brasileño Augusto Lima.

Tal es la fe que Aíto García Reneses ha depositado en Augusto Lima, que le ha pedido al club que evite la contratación de otro jugador extracomunitario para que el ala-pívot brasileño tenga un hueco en la próxima plantilla verde hasta que reciba el pasaporte español, en trámite y que podría tener para octubre o noviembre.

El Unicaja sólo necesita realizar tres incorporaciones más: un base suplente, un escolta tirador y un pívot. Salvo que se produzca alguna salida traumática, como la de Guille Rubio o Giorgos Printezis, éstos serán los tres únicos movimientos que realice el club a partir de ahora.

Una vez atada la llegada del estadounidense Terrell McIntyre, procedente del Montepaschi Siena, al equipo aún le queda otra plaza libre de americano. Sin embargo, Aíto quiere darle minutos, continuidad y oportunidades a Lima, que este último curso ya disputó 17 encuentros con el Unicaja, con una media de 14:19 minutos, 5,7 puntos, 3,2 rebotes y 6 de valoración. Es su nuevo valor, el diamante que el técnico quiere pulir. Y pretende evitar que el jugador vuelva a estar a caballo entre el primer equipo y el Clínicas Rincón dándole una plaza garantizada.

Los abogados del club, junto a los de su agente, Arturo Ortega, iniciaron hace ya dos años el proceso de nacionalización del ala-pívot de 2,06 metros de Río de Janeiro (17/9/1991). Está previsto que, una vez concluya el verano, el canterano pueda por fin jurar la Constitución, entre octubre y noviembre, y convertirse así en un español de pleno derecho. Eso sí, no podrá ocupar plaza de seleccionable y deberá contentarse, como Paulao Prestes, en ser comunitario. De lo malo, lo mejor.

Aíto, planteado ya este escenario, se guardará de esta forma la baza de un americano, una vez que Lima pase a ocupar plaza de comunitario. Para un eventual caso de lesiones, mala forma o bajo rendimiento de cualquiera de sus jugadores en pleno curso, el club podría reforzarse con un extracomunitario, más fáciles siempre de fichar en el mercado a mitad de campaña. El radio de acción del club queda limitado al mercado nacional y europeo. La opción para el perímetro queda clara: Rafa Martínez. El segundo base y el pívot que le dé relevos a Joel Freeland en la pintura tendrán que ser comunitarios. Sólo hay dos en el equipo, el propio pívot y el griego Printezis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine