Euroliga

Las grandes fortunas afinan y los históricos siguen en la brecha

El Fenerbahce apuesta por Obradovic para dar sentido a su multimillonaria inversión mientras CSKA, Madrid, Barça, Maccabi o Panathinaikos no decaen

17.10.2013 | 00:44
Milos Teodosic, una de las estrellas de la Euroliga.
Milos Teodosic, una de las estrellas de la Euroliga.

El río de millones de euros que han tirado a la basura los últimos grandes proyectos del baloncesto europeo tratan de reconducir su inversión. El Fenerbahce Ulker, tras gastar todo lo del mundo y un poco más, ha encauzado su dirección confiando su proyecto al rey de la Euroliga, Zeljko Obradovic. Las grandes fortunas europeas, centradas en Turquía (Anadolu o Galatasaray) y Rusia (Lokomotiv Kuban), siguen teniendo la contrarréplica de los históricos, como Panathinaikos (campeón de la Euroliga en 2011) y Olympiacos (vigente bicampeón), más CSKA o Maccabi, y los españoles Real Madrid y Barcelona.

Grupo A | Favoritos: Fenerbahce, Barcelona, CSKA y Partizán
El Grupo A, donde los tres primeros clasificados, a priori, parece que sólo tienen que repartirse los puestos en los que accederán al Top 16, está encabezado (pónganle ustedes el orden que prefieran) por Fenerbahce Ulker, Barcelona y CSKA Moscú. Por historia, tradición y el calor de su pista, el Partizán parte con cierta ventaja para ser el cuarto en discordia, aunque deberá pelearlo con el Budivelnik de Kiev, que tiene dinero y una plantilla competitiva, con cuatro americanos. Su condición de debutante parte en su contra, como la del Nanterre, sorprendente campeón de la Liga en Francia, con escasa tradición y con mucho por demostrar.

En el trío de favoritos destaca el «ataque de lógica» del Fenerbahce. Después de dos temporadas invirtiendo muchísimo dinero se ha hecho con un líder sin fisuras, Zeljko Obradovic. Con seis Euroligas en sus vitrinas, Obradovic es lo más parecido a un seguro de vida. El serbio ha construido, otra vez, un equipo campeón. Ha tirado de chequera para fichar al cajista Luka Zoric y al baskonista Nemanja Bjelica, y ha repescado de la NBA a Linas Kleiza. Mantiene, además, al tirador croata Bojan Bogdanovic y a Bo McCalebb. Más una base sólida (Vidmar, Preldzic, Onan, Savas o el drafteado Karaman). Huelen a Final Four a poco que se conjunten.

Capaz de mirarle de tú a tú están CSKA y Barcelona. Es el grupo de los banquillos, porque en el de los rusos se sienta Ettore Messina. Y lo tiene todo a su disposición: Jeremy Pargo y Kyle Hines acaban de llegar, y se encontrarán a estrellas del calibre de Milos Teodosic, Sonny Weems y Nenad Krstic. Y es otro de los que debe estar en la Final Four. Como el Barça de Juan Carlos Navarro, que quizá está un escalón por debajo de ambos.

Grupo B | El Madrid, destinado a ser líder
¿Quién será capaz de toserle al Real Madrid en esta Fase Regular? Aparece el Madrid. Plantilla hecha y conjuntada. Mucha química y pura dinamita, a pesar de que da la sensación de haber perdido un puntito respecto al pasado año. El subcampeón de Europa tendrá la compañía de Milán y Anadolu. Los italianos vuelven a bajar la inversión. A Scariolo le siguieron hacia la puerta de salida Bourousis, Hendrix, Fotsis... Continúa Keith Langford y se refuerza con Davis Moss y CJ Wallace. Los turcos también pierden a su estrella, Jordan Farmar, de vuelta a los Lakers, pero se han gastado ese dinero en Zoran Planinic y en el excajista Vasileiadis. Por debajo en opciones aparecen Zalgiris y Brose. Los lituanos, en crisis, recuperan a un estandarte como Jasikevicius. Pero, además de a Joan Plaza, han perdido a su columna vertebral. Los alemanes, fuertes en casa, siguen con la dirección de Chris Fleming, son un equipo sólido. Los franceses del Estrasburgo tendrán mucha ilusión y pocas opciones.

Grupo D | El grupo más bonito
El Grupo D tiene una pinta estupenda. No pensará eso el Laboral Kutxa, que deberá lidiar con rivales muy potentes. Pero el aficionado sigue ganando. Maccabi y Panathinaikos parten como los máximos favoritos. El equipo macabeo, con David Blatt, atesora tradición, presupuesto y un seguimiento único en su país. Mantiene la columna vertebral y repesca a Schortsanitis y ficha al barcelonista Joe Ingles. También los griegos tendrán un equipo fuerte, guiado por el mágico Diamantidis, y con la misma estructura de la última temporada: Roko Ukic, Maciulis, Bramos, el excajista Gist o Lasme. Con dos años de experiencia, el grupo crecerá y, además, los hermanos Giannakopoulos le han añadido el fichaje del exótico alero chino Shang Ping. Tres temporadas que en el mundillo de la canasta se vislumbra como el acercamiento del PAO al mercado asiático.

También los rublos del Lokomotiv Kuban han sonado con fuerza. El campeón de la Eurocup tiene un plantillón: Kalnietis, Jasaitis, Derrick Brown, Maric... más lo mejor del pasado Unicaja, la magia de Marcus Williams y el talento de Krunoslav Simon. Ojito con el Estrella Roja, que en su vuelta a la Euroliga dará mucha batalla en Belgrado, y al Lietuvos Rytas, que entra por la fase previa.

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine