Euroliga | Próximo rival

Balbay, el ´amigo´ del hermano de Zoran Dragic

Goran Dragic, la estrella eslovena, y el base del Efes, Dogus Balbay, vivieron una gran trifulca este verano

09.01.2014 | 05:00
Goran Dragic y Balbay (dorsal 4) de espalda, en la trifulca.
Goran Dragic y Balbay (dorsal 4) de espalda, en la trifulca.

Eslovenia-Turquía, partido amistoso de este verano de preparación para el Eurobásket que se celebró en el país esloveno. Goran Dragic, hermano del cajista «Zoki» Dragic, estrella de la NBA en los Phoenix Suns, penetra a canasta en una acción inicial del encuentro. Su defensor, el pegajoso base turco Dogus Balbay, le suelta un manotazo. ¿Buscando el balón? ¿Una falta dura? La jugada parece a simple vista una más de un partido de baloncesto. Pero para Dragic no. El balcánico quiere imponer su ley, su respeto. E inicia una trifulca cuyas imágenes inundaron inmediatamente todas las páginas webs especializadas.

Dragic la emprendió con Balbay y a partir de sus empujones llegó un tremendo lío, después de que el turco le soltara un feo manotazo, que derivó en un monumental follón en el que se vieron inmersos jugadores y técnicos de las dos selecciones.

Aquello no tuvo más secuela que la de unas imágenes realmente llamativas, aunque la sangre no llegó al río. Y a buen seguro que ni el propio Balbay ni «Zoki» Dragic querrán reavivar los rescoldos de aquella situación con su hermano en el encuentro de mañana en el Abdi Ipecki entre el Anadolu Efes y el Unicaja (19.00 horas).

La historia del base es curiosa. Un fanático del fútbol, sintió el gusanillo del básket cuando acompañó a su hermana a un campus. Desde ese verano se dedicó a fondo al baloncesto y fue reclutado por su selección sub´16. Tras brillar en el Torneo de Mannheim, la Universidad de Texas le reclutó. Sin embargo, su nivel de inglés era muy bajo y no pasó el examen de acceso. Dispuesto a cumplir su sueño, se matriculó ese curso en el instituto Brewster Academy de New Hampshire, donde firmó 13,5 puntos y 7,5 rebotes por partido. Finalizado el año aprobó la dichosa prueba, con un nivel de inglés muy mejorado, y se marchó a Austin. Tuvo un contratiempo más, una lesión de rodilla, que le apartó casi su primera temporada universitaria. Se recuperó y pudo cumplir su sueño. Ahora en el Efes, el pegajoso base, muy duro y físico, gran penetrador y mal tirador, se mide al Unicaja.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine