La previa

El mejor equipo de Europa visita Bamberg

El Unicaja, líder invicto del grupo D de la Euroliga, inicia en la pista del Brose alemán la segunda vuelta de la liguilla de la primera fase

20.11.2015 | 01:16

El base serbio Nemanja Nedovic, duda por un esguince de tobillo.

El mejor equipo de Europa, el único invicto de los 24 que juegan la Euroliga, el que ha ganado todos los partidos que ha jugado, el líder del Grupo D de la máxima competición del baloncesto continental visita esta noche a partir de las 20 horas al Brose Baskets, en el inicio de la segunda vuelta de la liguilla europea.

Con el objetivo de pasar al Top 16 virtualmente conseguido, el equipo cajista se planta en la pista del campeón de la Bundesliga sin ninguna presión y con el objetivo de aprovechar la inercia para intentar mantener también esta privilegiada posición al final de la liguilla, lo que le puede permitir tener una segunda fase algo más cómoda.

Tiene toda la pinta que esta noche tocará sufrir. El Brose demostró en Málaga –pese a perder– que es un equipo muy serio y sus tres victorias en las cinco primeras jornadas así lo demuestran. Los alemanes tienen también muy bien encarrilado el pase al Top 16 y saben que hacerse fuertes en su Brose Arena será clave para conseguir el objetivo. Por ahora cuentan sus partidos como locales por victorias, tras ganar al Maccabi y al Darussafaka. O sea, que parece más que evidente que al Unicaja le espera esta noche 40 minutos de pico y pala si es que el equipo quiere seguir siendo el que mejores números muestre de toda la Euroliga.

No se puede negar que el Unicaja ha viajado a Bamberg pendiente también de que día y medio más tarde juega en Andorra un choque de la Liga Endesa muy importante para el objetivo de sacar billete para la Copa del Rey de La Coruña. Todo lo bien que van las cosas en Europa (5/0) van regular en la ACB (3/3). No es cuestión de priorizar porque hay que ir siempre a por todas, pero que lo de Andorra estará hoy en el subconsciente de los jugadores, eso es seguro.

Un viaje diseñado por el enemigo. La expedición verde partió ayer al mediodía en un viaje que parece diseñado por un enemigo. El club, por ahorrarse cuatro perras gordas, no ha tenido reparo en obligar a la plantilla y al staff técnico a coger 5 aviones y 5 autobuses para ir y volver a casa vía Zúrich, Nüremberg, Frankfurt, Barcelona y Granada. Una decisión reprobable (a mi entender) para una entidad que quiere ser de Euroliga, pero que viaja como cualquier equipo «pequeño» de una competición menor. Ya sé que esto es predicar en el desierto, pero que conste en acta que los rectores cajistas han querido que el Unicaja llegue mañana a Andorra sin tiempo para entrenar y con poco más de 12 horas para jugar ante el MoraBanc un partido clave en el camino hacia la Copa. Sinceramente, ¿no parece inexplicable?

Nemanja Nedovic fue ayer uno más en la expedición, aunque su presencia en el partido de esta noche no es del todo segura. Sufre un esguince de tobillo que se produjo en el último cuarto del derbi de Sevilla del pasado domingo. No está descartado, pero Plaza tendrá que estudiar si le conviene que juegue algo tocado o le da descanso para intentar que esté en las mejores condiciones posibles la mañana del domingo en el Principado. El resto está en condiciones de jugar, incluido Germán Gabriel, que ya ha superado sus problemas físicos y que ya disputó minutos de calidad el domingo en el derbi andaluz.

El Brose es una de las muchas sorpresas que muestra esta Euroliga 2015 en la que cada semana se repiten resultados «sorprendentes». Ver sufrir al Real Madrid, al Maccabi o al EA7 Milán es algo tan inesperado como sorprendente.

Buena parte de «culpa» de la buena «eurotemporada» del Brose la tiene el ala-pívot italiano Nicolo Melli, que viene de ser nombrado MVP de la quinta jornada, tras acumular 26 puntos y 37 de valoración en la victoria a domicilio ante el Dinamo Sassari.

Los bases Bradley Wanamaker y Nikos Zisis son los otros dos puntales de un equipo que esta misma semana ha reforzado su juego interior con el croata Leon Radosevic. El ala-pívot, que acumula 89 partidos con la selección de su país, salvo sorpresa, debutará ante los verdes. Más madera para la pintura de los de Bamberg.

A las estadísticas no hay que hacerles mucho caso. Ni para bien ni para mal. Pero lo cierto es que el Brose Arena es un cancha especialmente amable históricamente para el Unicaja, que se ha impuesto en sus tres visitas anteriores. No significa nada, pero sí es un aviso de que sumar el 6 de 6 puede ser posible.

El encuentro se disputará con arbitraje del serbio Milivoje Jovcic, el ucraniano Boris Shulga y el turco Ersan Kartal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine