Rueda de prensa

Una final tras la "putada" copera

Plaza dice sentirse "tranquilo" a pesar del fracaso porque ve que la dinámica es buena y pide afrontar el partido como "si fuera el último del Top 16"

29.01.2016 | 00:51
Markovic ya hace bicicleta. La recuperación de Stefan Markovic va cumpliendo plazos. Aunque al base serbio aún le queda un largo periodo de puesta a punto, el jugador ya va haciendo trabajo físico, con mucha bicicleta para no perder demasiado masa muscular y para hacer también trabajo de «cardio» y no perder sensaciones.

Ivkovic: "Estamos listos para jugar un buen baloncesto"

  • Dusan Ivkovic espera un partido duro en el Carpena. «La Euroliga es una liga muy dura. Respetamos al Unicaja. No tenemos ninguna lesión en este momento y eso nos puede ayudar psicológicamente. La semana pasada contra Cedevita Zagreb tuvimos dos. Creo que mi equipo está listo para jugar un buen baloncesto. Rebotear y controlar el ritmo del partido pueden ser las claves», aseguró.

«El equipo está fuerte, con ganas», explicó ayer Joan Plaza, en su primera aparición pública en Málaga tras el batacazo copero consumado en Madrid, esperada con expectación, y en la que dio sus explicaciones y pulsó el momento del Unicaja, sin Copa del Rey y con la esperanza de competir más y mejor en el Top 16 de la Euroliga. Dijo Plaza que que no ir a la Copa «es una putada», pero que se siente «tranquilo», porque ve al equipo en una «buena dinámica», mejorando día a día y con ganas de «apretar los dientes para lo que queda», que todavía es mucho. El Top 8 no es una quimera y el Unicaja debe mejorar en la ACB para meterse en play off y hacerlo en la mejor posición posible.

«El equipo está fuerte, con ganas de apretar los dientes para no caer en errores pasados. Hizo ayer –por el martes– uno de los mejores entrenos de la temporada. Hemos de jugar como en la última semana estos próximos partidos. Soy consciente de no haber conseguido uno de los objetivos de la temporada. Cuando no se consigue hay que reconocerlo, levantar la mano y aceptar que no se ha conseguido. Se logró la clasificación para hacer el Top 16 de forma holgada y genuina y hay que aceptar que es una putada», señaló el entrenador.

El preparador cree que jugando al nivel que se hizo en la pista del Madrid, el equipo hubiese resuelto con anterioridad su presencia copera, y que en los cinco últimos partidos está viendo lo que quiere, algo que le ratifican los números. Y todo, a pesar de las dos derrotas de la pasada semana, en la que sus hombres «mostraron carácter». «Hay que estar en la pista del Estrella Roja para saber lo que implica. En Madrid se dio una imagen extraordinaria, muy buena. Competimos. No eché de menos carácter. No percibo que el equipo haya dado un paso atrás. Cada vez logramos una mayor maduración, psicológica y técnico-táctica y es evidente que nos hubiera gustado jugar muchos de los primeros partidos de la ACB como ante el Madrid. Jugando así ahora hablaríamos en otros términos», continuó.

«Yo estaría intranquilo y decepcionado si la tónica fuese negativa y su actitud también. Es una putada, porque ellos saben que nos ha costado mucho ensamblar las piezas y sabemos que estamos muy cerca de poder jugar al nivel que queremos. El equipo está bastante más cerca de lo que queremos», dijo Plaza, consciente de que el equipo tiene «aún dos retos».

«No tengo duda de que la gente va a apencar y trabajar, tratar de mejorar los números y las estadísticas», prosiguió el entrenador del Unicaja, que calificó como una verdadera final el partido de hoy.

«Son dos partidos ante Efes y Lokomotiv en casa que son claves. Hemos de asumir que el Efes es un equipo de estrellas. Ya no quiero hablar de su caché. Es un equipazo. Con grandes jugadores: Dunston, Brown, Saric? Requiere lo mejor de nosotros mismos y jugar como si fuera el definitivo para meternos en el Top 8. Pero hemos de jugar con esa seriedad, intensidad, el deseo de saber que no habrá nada más después», dijo, antes de piropear a un ex, Jayson Granger, al que tanto se le echa de menos.

«Hay factores que no se compran: liderazgo, un factor humano y personal. Él tenía todas esas componendas. Era una persona que disfrutaba jugando al baloncesto, con una capacidad de relación en el vestuario con todos brutal. Quería evolucionar hasta el cielo. Él tiene un reto muy grande en su vida y estoy convencido de que lo va a conseguir. Tenía una sonrisa para todos. No es fácil tener todo esto. Tener un base con esas características es la hostia. Es bonito verle progresar», comentó Plaza sobre «Jay».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine