Entrenador

Plaza, un 'problema' sin padre

El entrenador confiesa por primera vez que hay "un problema" y reparte responsabilidades: "Todos somos los responsables"

29.02.2016 | 08:56
Joan Plaza, en el encuentro de ayer ante el UCAM Murcia.

Dice que «hay gente que no tiene el nivel de compromiso para estar aquí» y pide a sus jugadores que se «dejen la puta vida»

­Por primera vez desde que el Unicaja entró en las tinieblas en las que está sumido ahora, el preparador del equipo, Joan Plaza, admitió ayer que el Unicaja tiene «un problema», que requiere de una solución para el juego exterior «con artillería y batería» y le pidió al club que realice algún movimiento «porque hay que tomar decisiones, gusten o no, hay que encontrarlas» y exigió a los jugadores que lo den todo en la pista y se «coman el puto parquet», tras la enésima decepción del Unicaja esta temporada, al perder contra el UCAM (79-90).

«Hay que reconocer que tenemos un problema y tenemos que atajarlo, sin buscar excusas», comenzó admitiendo el técnico catalán, aunque enseguida se escudó en las bajas por lesiones. «Es cierto que tenemos jugadores muy importantes lesionados, y hablábamos de que un equipo al que le falta el «uno» (Markovic), el anotador (Smith) y el «cinco» (Hendrix), tengas el mismo nivel de exigencia...», inició su análisis el técnico, que mandó su primer dardo envenenado, al propio Hendrix, al que pidió que «asuma su importancia», ya que «su aportación es mejorable, física y mentalmente, y a de asumir su importancia».

Plaza, aunque tiene fe en el equipo que construyó este verano, sí que admitió algún error en la planificación de la actual plantilla.

«Creo que cuando hemos estado todos bien hemos sido competitivos para hacer cosas bonitas. Pero no podemos vivir de rentas, de cuando ganamos al Maccabi o CSKA. Ahora, sin piezas importantes, y mala racha deportiva, queremos tomar decisiones unilaterales en la pista que suelen acabar en problemas. El equipo añora carácter para levantarse tras una embestida, no somos capaces de jugar con coherencia», señaló.

¿Quién o quiénes son los responsables del mal momento del equipo? O, preguntado de otra forma: ¿Quién es el padre de la criatura, el máximo responsable del «problema» que él aludía? «Nadie estamos disculpados y todos somos responsables. Todos, los de arriba y los de abajo. Creíamos que era una buena selección, que era la adecuada, y entre todos debemos tomar decisiones, que nos gusten más o menos, hay que encontrarlas. No es por falta de responsabilidad en los entrenos, es para afrontar cuando te vienen las montañas. Es querer subir con el piñón y el plato adecuados un puerto. Esa paciencia justifica los bajones que nos ocurren», prosiguió el catalán.

Plaza dijo que está en contacto con el presidente y el club para tratar de realizar algún movimiento. «Yo no he hablado con ellos –tras el partido–, sí estos días anteriores. Yo entiendo que hay límites y presupuestos. Pero es una situación muy extraña. Hay tres lesiones traumáticas, con bajas de dos y tres meses, en piezas muy fundamentales. La última palabra la tiene el club. La baja de Stefan es primordial en el puesto de base y ahora tenemos a DeMarcus y Alberto, cuando antes era Nedovic, que le hemos mandado a escolta, a paliar la baja de Smith... No es una crítica. Acepto que se tomen decisiones. Nos falta batería y artillería (en referencia a un tirador, también sapiencia, que la aportará Markovic».

Pidió de nuevo, insistió, que se adopten decisiones. «Las que haya que tomar, sin rubor. Quiero que vosotros la entendáis. No hay una fórmula exacta. Hay predisposición a equivocarte lo menos posible cuando compones la plantilla. Intentas hacer una plantilla compensada. Todo el mundo estábamos de acuerdo y de la mano, era una plantilla con talento», explicó sobre la composición del equipo, formado por él, como máximo responsable y voz cantante, en contacto con Carlos Jiménez y Eduardo García. «Estábamos de acuerdo que era una plantilla compensada. Hasta que no convives en el día a día no sabes cómo vamos a reaccionar. Hasta que no convives y hay gente que va a un lugar y no se adapta. ¿Qué le pides? Sigo pensando que estando todos sanos habría al menos tres partidos de diferencia que hubiera posibilitado ir a la Copa del Rey y mejorar en la ACB».

«Cómete el puto parquet»

El Unicaja tiene una facilidad pasmosa para irse de los partidos, desconectar, bajar los brazos e irse. «Mis equipos compiten siempre, siempre, siempre... Ayer –por el sábado–, a la una de la madrugada, mandaba información al delegado para que se la diera a la plantilla. Anteayer a las tres también mandaba un informe al presidente. Tú pierdes y la gente del Carpena viene», continuó, antes de ser muy expresivo pedirle a su hombres: «Cómete el puto parquet, cómete el puto parquet, cómete el puto parquet», repitió hasta en tres ocasiones. «Quien no esté a gusto se va, el que se quede ha de quedarse perdiendo la puta vida, y eso hay gente a la que le está costando», dijo.

Mafalda, Felipito y sus «no dudas»

Para Plaza, peligra el play off por el título. «Eso es lo que les he dicho a los jugadores. Hay personas que son como esa viñeta de «Mafalda y Felipito», que piensan que habrá tiempo suficiente. Y no hay mañana. Has de jugar este partido como si no hubiera otra opción. Lo repetimos desde hace semanas. Todo el mundo al acostarse tiene que sentir que lo ha dado todo, al cien por cien. Y yo no tengo dudas. Yo me voy a la cama dándolo todo. Y quiero que todos sientan lo mismo. Mis entrenamientos son exigentes y algunos jugadores se quejan. Que el secretario técnico y el presidente sean honestos y piensen que lo dan todo. Hasta el margen de la salud. Es la situación más dura en los dos años y medio que llevo aquí. Hay gente que trabaja y que viene a entrenar y que no tiene el nivel de compromiso para estar aquí», finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine