Planificación de la próxima temporada

El Unicaja estudia a fondo el mercado de bases y pívots para el nuevo equipo

El club estudia una docena de opciones diferentes para reforzar el plantel de la próxima temporada tanto en la dirección de juego como dentro de la pintura

04.05.2016 | 10:15
La planificación de la próxima temporada ya está en marcha en el Unicaja.

Kenny Hayes, en el quinteto de la semana

  • El escolta del Unicaja, Kenny Hayes, ha sido incluido en el quinteto de la semana dentro de la Liga ACB. El escolta americano del equipo malagueño ayudó a lograr un brillante triunfo frente al Herbalife Gran Canaria, en el que Kenny Hayes tuvo el papel protagonista. El escolta de Ohio anotó 28 puntos, algunos de ellos en momentos decisivos del encuentro, con 4 de 9 en tiros de dos, 4 de 7 en triples y 8 de 8 desde la línea de personal, estableciendo además su nuevo tope personal, superando claramente los 15 puntos que logró en la Jornada 25, frente al Dominion Bilbao Basket. Su acierto desde el tiro libre en la fase final del partido provocó que el partido se quedara en casa sin sufrir todavía más. Hayes comparte sitio en el cinco inicial de la semana en la Liga Endesa junto a los pívots Giorgi Shermadini y Ante Tomic y los exteriores David Navarro y Alberto Corbacho, dentro de esta jornada 30 de la Liga Endesa.

La entidad es consciente de que el éxito del futuro Unicaja se basa en la elección de los bases.

­El Unicaja ya tiene sobre la mesa una docena diferente de opciones para los puestos clave a reforzar para el equipo de la próxima temporada. Las posiciones de base y pívot son preferentes para el club malagueño, justo donde más se ha fallado esta temporada. Especialmente delicada es la dirección de juego. El club sabe bien que los equipos comienzan a construirse desde los dos bases, por lo que el principal esfuerzo presupuestario se realizará en el puesto de «uno». Es, de hecho, la plaza en la que más está insistiendo la dirección deportiva a la hora de buscar opciones, cotejar nombres y visionar partidos y vídeos. Aunque, llegados a este punto, también existen dudas a la hora de confeccionar el equipo: ¿un único base de primerísimo nivel o dos complementarios y con cachés más al alcance del presupuesto del club?

No hay dinero suficiente para todo. El Unicaja, por eso, estudia todas las opciones posibles. Todas están abiertas. La entidad se plantea contratar un «uno» de máximas garantías, realizar ahí un gran desembolso, y acompañarle de Alberto Díaz (al hay que renovar), más la presencia como «combo» de Nemanja Nedovic, que puede echar una mano a la hora de crear juego. No es la idea más popular. No se quieren crear grandes desequilibrios presupuestarios en el vestuario y Joan Plaza –su continuidad está por resolverse– siempre prefiere que la responsabilidad del equipo recaiga sobre muchos.

Gana fuerza, así, la idea de contratar dos bases, con Alberto como refuerzo. Dos jugadores de perfil medio-alto, con experiencia en la ACB o en Europa, de un nivel similar, complementarios. Uno más físico y con muchos puntos en las manos; y otro más creador de juego, que genere para el resto del equipo, especialmente a los pívots, que están tan descuidados y poco asistidos este curso.

La lista de opciones es muy amplia, con jugadores de todo tipo de perfil. Quino Colom, Oliver Lafayette, Leo Westermann, Kyle Fogg, Rodrigue Beaubois... Muchos jugadores en la lista, múltiples opciones para conjugar y que creen esa química que esta temporada no ha existido. Y es que de la elección de los bases dependerá el futuro Unicaja. Qué tipo de equipo será y, también, a qué tipo de pívots habrá que fichar.

Porque si el Unicaja ficha a un pívot grande deberá nutrirle de balones dentro (Ondrej Balvin, por ejemplo). Y si se prefiere pívots más móviles necesitará otro tipo de perfil a la hora de distribuir la bola (Miros Bilan). Siendo conscientes, además, de que ni Nemanja Nedovic ni Jamar Smith, los escoltas del próximo curso, son generadores de juego. Todo debe hacerse con un hilo conductor que permita que la sinfonía suene de la mejor forma posible. Y que no desentone, como esta temporada.

A Joan Plaza le gustan más los pívots que son capaces de echar el balón al suelo, que pueden jugar uno contra uno de cara al aro, que saben tirar y pasar el balón, y que en defensa son rápidos, pueden cambiar de hombre, y que se adapten así a su forma de entender y desarrollar el juego. Claro que la continuidad de Plaza es el principal asunto que debe quedar claro a la hora de planificar el curso. Nunca antes en Málaga, la continuidad de un entrenador con contrato en vigor por dos años generó tantas dudas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine