Cantera

Romaric y Soluade buscarán minutos en Manresa y en Burgos

El Unicaja negocia las cesiones de dos de sus principales joyas de la cantera

23.07.2016 | 05:00
Belemene, Soluade, Karahodzic, Uta y Okouo son los cinco canteranos cajistas con más proyección.

Plaza pide que Kenan Karahodzic se quede en Málaga, con el que cuenta como jugador número 13 para el día a día del primer equipo

El Unicaja avanza en sus movimientos con los jóvenes canteranos que esta próxima temporada, ya sin el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón en la Liga LEB, deberán buscarse otros destinos para progresar y sumar minutos de calidad.

El club de Los Guindos está muy cerca de llega a un acuerdo para ceder durante el próximo curso a Romaric Belemene al ICL Manresa de la Liga Endesa y a Morayo Soluade al Burgos, equipo puntero de la LEB Oro. Ambas operaciones están bien encaminadas y solo falta que se cierren y se puedan hacer ya oficiales.

El alero africano, que ha causado sensación semanas atrás en Las Vegas (EEUU), donde viajó para realizar trabajo de tecnificación, es una de las mayores promesas con las que cuenta la fábrica de Los Guindos. Manresa puede ser un sitio ideal para su progresión, en un club en el que la gente joven siempre tiene protagonismo y que las últimas temporadas ha trabajado muy bien para salvar la categoría.

«Roma» ya sabe lo que es debutar con el primer equipo costasoleño, tras jugar cinco partidos –de forma testimonial, eso sí–, entre las temporadas 2014/2015 y 15/16. Se da la casualidad de que uno de esos partidos fue, precisamente, contra el propio Manresa. Nacido en el Congo, Romaric juega en la ACB como cupo de formación, ya que está en Málaga desde categoría cadete.

El británico Morayo Soluade, que ya estuvo cedido el pasado curso en el GBC de San Sebastián, volverá a hacer las maletas destino a Burgos, equipo puntero de la Liga LEB Oro. «Mo» tiene más experiencia con el primer equipo verde ya que la temporada 2014/2015 jugó 9 partidos, 5 de Liga Endesa y 4 de Euroliga. Incluso puede presumir de haber anotado 16 puntos en la máxima competición del baloncesto europeo. Al igual que Romaric, el base-escolta británico también juega la ACB como «español» por lo que no ocupa plaza de extracomunitario.

El que por ahora no saldrá será Kenan Karahodzic, que durante buena parte del verano se especuló con su cesión segura a un equipo de la Liga Endesa, pero que ahora Joan Plaza ha frenado por su idea de contar con él como uno más en el día a día de los entrenamientos, aunque sea al margen de los 12 «elegidos» para la primera plantilla.

El problema es que Plaza, sin el Clínicas Rincón, se queda sin canteranos de nivel para echar mano cuando surjan problemas de lesiones. Tras el equipo de ACB el siguiente en el escalafón de la cantera será el de Liga EBA, formado por jugadores júnior. Un panorama complicado para el catalán.

El entorno del jugador bosnio de nacionalidad serbia, de 2,09 metros, no quiere que Kenan «pierda» otro año sin jugar por mucho que si se queda en Málaga pueda «disputarle» la plaza 12 del róster a Viny Okouo. De momento, Plaza manda y Karahodzic deberá seguir en la Costa del Sol.

Falta también por saber qué pasará con Cristian Uta, de 2,11 metros, que también será cupo de formación al llegar a España en edad cadete. Uta se estancó esta pasada campaña pero al final mejoró sus prestaciones con el Clínicas Rincón. Su futuro es prometedor y el club deberá decidir qué hace con él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine