Competición europea

La Eurocup "regalará" al Unicaja más de 60.000 euros en derechos de arbitraje

La Euroliga le comunica a los equipos que disputarán la segunda competición que no les cobrará este concepto, por el que el club malagueño abonó el pasado curso un importante montante – Cada partido en el Top 16 cuesta 4.500 euros más desplazamientos

07.09.2016 | 01:07
El croata Sreten Radovic la lió en grande en el Carpena en el Unicaja-Maccabi Tel Aviv, en una actuación imposible de borrar en la temporada 2014/15.

El coste de cada partido

  • Fase Regular: 1.100 euros por cada árbitro
    El Unicaja tuvo que pagar la pasada temporada en Euroliga un dinero fijo por cada árbitro. En concreto, 1.100 euros. Como son tres, pagó 3.300 por partido. Un montante de 16.500 euros en la Fase Regular, a lo que hay que sumar el transporte.
  • De 1.100 euros en Fase Regular a los 1.500 por árbitro del Top 16 
    El coste de cada árbitro en el Top 16 es de 1.500 euros, por lo que cada encuentro en casa asciende a 4.500. Como fueron siete en el Carpena, el club tuvo que pagar 31.500 euros. Eso, más el plus del transporte. En total, los derechos de arbitraje costaron más de 60.000.

­La Euroliga le ha comunicado a todos los equipos que participarán en la Eurocup, entre ellos el Unicaja, que la próxima temporada que arranca en un mes no deberán abonar el canon de arbitraje, lo que supondrá un importante ahorro para los equipos. Como fórmula para contrarrestar a la FIBA, que además de las amenazas latentes a través de las Federaciones nacionales, ha prometido pagar 50.000 euros a los clubes que se marchen de la Eurocup a su competición, la Euroliga trata de convencer así a sus equipos. Así que el Unicaja se va a beneficiar de un ahorro muy importante. Y es que los derechos de arbitraje le costaron al club de Los Guindos más de 60.000 euros el pasado curso. Una cifra relevante.

Según explicaron fuentes próximas a la máxima competición continental, la Euroliga cobra a cada equipo por cada partido arbitrado. Aunque este dinero no se les cobra directamente a los clubes, sino que a final de temporada, cuando se «ajustan» cuentas, se le resta de la cantidad que deben recibir. Así que, una vez sumado el dinero por triunfos, los derechos televisivos y otros conceptos, se le resta este importe, que no es, ni mucho menos, baladí.

La Euroliga tiene tasados los derechos de arbitraje en cada partido, dependiendo de la fase de competición que se dispute. Así, en la Fase Regular cobra a cada equipo 1.100 euros por cada árbitro, con lo que el montante de cada encuentro asciende a 3.300 euros para el club organizador. Esto no significa que cada colegiado gane esos 1.100 euros, pero sí es la cifra que se le carga a cada club que, además de abonar esos 1.100 euros por colegiado, debe también pagar el transporte. No cobra cada viaje de cada árbitro y de cada partido determinado, sino que se prorratea el total al final de curso entre todos los participantes, para que cada uno pague lo mismo.

Es algo que beneficia al Unicaja, ya que Málaga, como dijo en su día Jasmin Repesa, «está lejos de todo». Evidentemente, los equipos alemanes, en el centro de Europa y con excelentes conexiones, deberían pagar menos que un equipo malagueño. Pero se trata de que todos paguen la misma cantidad. El Unicaja abonó 16.5000 euros por la Fase Regular (cinco choques en el Carpena), además del mencionado prorrateo del transporte.

La suma sube en los encuentros de Top 16. De los 1.100 euros por árbitro se pasa a los 1.500 euros. O sea, que al Unicaja le costó el pasado año 4.5000 euros pagar a los árbitros en cada partido del Top 16. Como se disputan siete tuvo que hacer frente a 31.500 euros. Más, como se ha dicho, el plus del transporte. La cifra que se le pasó al Unicaja ascendió a 48.000 euros más otra cantidad por el transporte, que supera los 15.000 euros. Algo más de 60.000 euros se le descontó al club de Los Guindos por los derechos de arbitraje durante el pasado curso en la Euroliga.

Y eso que el Unicaja se quedó en el Top 16. Los ocho clubes que disputaron el Top 8 tuvieron que pagar 2.000 euros por árbitro (6.000 euros por partido). Y en la Final Four se llegó a los 2.100 por colegiado (25.200 en total), a pagar a partes iguales entre los cuatro equipos participantes.

El Unicaja, de esta forma, dejó de recibir más de 60.000 euros. Un enorme pellizco que esta temporada, en la nueva Eurocup, la competición le va a «regalar». Tanto al propio club de Los Guindos como a los demás participantes del segundo torneo. Un buen guiño de la Euroliga, que asumirá, gracias a su nuevo contrato de explotación, esta cantidad, que dejará de cobrar a los 24 clubes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine