13 de noviembre de 2016
Memoria en verde y morado

Joe&Darrel, una sociedad inolvidable

13.11.2016 | 05:00

En la memoria colectiva de cualquier aficionado al baloncesto en la década de los 80, quedan parejas foráneas imborrables como Hall y Jackson en Huesca o Russell y Pinone en Estudiantes. Más cercanas son las formadas por Mike y Ray Smith en Maristas o Arlauckas y Brown en el Caja de Ronda.

Era condición sine qua non que si un equipo quería tener aspiraciones de crecimiento en la competitiva y pujante Liga ACB, debía disponer de una pareja de americanos de calidad y solvencia para poder establecerse como proyecto serio.

En la capital vizcaína, con el patrocinio de la Caja de Bilbao, hicieron de esa premisa su seña de identidad una vez regresaron a la primera categoría del baloncesto nacional tras varios años penando en divisiones inferiores.

En el pabellón de La Casilla (felizmente recuperado esta semana para disputar un partido de la Eurocup) los nombres de Joe Kopicki y Darrel Lockhart se convirtieron en verdaderos mitos entre la afición vasca.

Dos grandísimos jugadores que estaban totalmente alejados de los estereotipos de americanos que solían aterrizar en aquellos años. Los dos ocupaban posiciones interiores, pero no eran especialmente altos. Fueron muy buenos reboteadores, pero más por su colocación que por un gran físico. Y lo más llamativo es que ambos tenían un más que decente tiro exterior lo que obligaba a sus defensores a salir de la zona, hábitat natural de los pívot de antaño.

Kopicki y Lockhart eran el claro ejemplo de lo que se entiende como jugadores inteligentes, que optimizaban sus virtudes y aportaban de forma continua al equipo. Líderes de un Cajabilbao que contaba con una plantilla de españoles muy equilibrada y de calidad (Lafuente, Zárate, Cabezudo y J.J. Davalillo, quien años después llegó a presidir al Bilbao Basket) y que alcanzó una más que meritoria novena plaza en la clasificación final liguera de la temporada 87-88.

Durante esa temporada, cuatro fueron los enfrentamientos que tuvieron lugar entre el Caja de Ronda y el Cajabilbao. El dominio ejercido por esta pareja inolvidable por su juego, su calidad y las camisetas debajo de la equipación, fue brutal ante los pívots del conjunto malagueño. Ni Rafa Vecina, Gary Plummer, Phil Zeverbengen o Pepe Cárdenas pudieron con los inacabables recursos de Joe y Darrel.

Kopicki, con unos promedios de 30,5 puntos y más de 14 rebotes, y Lockhart, que anotó 21 puntos y atrapó casi 10 rechaces, camparon a sus anchas en las zonas de Ciudad Jardín y La Casilla, masacrando la escasísima y endeble resistencia cajista.

La sociedad formada por Joe y Darrel sigue ocupando un lugar preferente, tras casi 30 años, en las retinas de los buenos aficionados al baloncesto y seguro que más aún entre la hinchada de la ciudad de Bilbao.

@OrientaGaona

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Unicaja

La semana de Nedovic
La semana de Nedovic

La semana de Nedovic

El escolta del Unicaja lleva ya cinco días entrenándose con el equipo y va mejorando

Victoria para seguir creciendo

Victoria para seguir creciendo

El Unicaja, que tuvo una máxima de 29 puntos en el tercer cuarto, cumple en Manresa y consolida su...

En Manresa, obligados a ganar

En Manresa, obligados a ganar

El Unicaja visita esta tarde al ICL Manresa, el colista de la ACB, que ha perdido sus 7 últimos...

Musli regresa a ´casa´

Musli regresa a ´casa´

El ahora pívot del Unicaja jugó la pasada temporada en el ICL Manresa, al igual que Juanjo García

El Nou Congost, cancha amiga

El Nou Congost, cancha amiga

El Unicaja ha ganado en cuatro de sus últimas seis visitas a la cancha del ICL Manresa, rival...

El Unicaja crece como equipo y conquista Manresa

El Unicaja crece como equipo y conquista Manresa

El equipo malagueño, que tuvo una máxima de 29 puntos en el tercer cuarto, cumple en Manresa y...

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine