Punto final

Surge otra polémica

14.05.2017 | 01:27

Esta semana, Real Madrid, Barcelona, Baskonia y Unicaja defendieron conjuntamente una propuesta para que la Liga ACB se vea reducida a 14 equipos. Esta propuesta, que ha puesto de acuerdo a cuatro de los más importantes clubes de la asociación, no tiene otro objetivo que reducir el número de jornadas que les aprieta debido al calendario tan difícil y duro que deben llevar en la otra competición que disputan, la Euroleague, en la que no solo hay partidos durísimos, sino también viajes infernales.

No hay otra razón, sólo esa de pensar en uno mismo. Estoy seguro de que si Valencia hubiera conseguido plaza para la ansiada competición europea estaría subido en ese barco. Igual que si Unicaja no tuviera esa plaza brillantemente ganada, no estaría de acuerdo con la propuesta.

Lógicamente se han encontrado con la oposición de los otros trece clubes que también forman parte de la ACB. La respuesta a esa oposición es la amenaza de salirse de la competición. Como no hay problemas suficientes en la competición, pues uno más.

Seguramente es necesario que la Liga se reduzca en número de equipos. Para empezar, hay que dejar los equipos en pares porque es muy chapucero que haya un equipo que le toque descansar cada fin de semana. También hay que arreglar este famoso culebrón veraniego de que los descendidos nunca descienden y los ascendidos tampoco ascienden por esto del famoso canon que, por cierto, creo que está en tribunales si es legal o no que exista. Yo de esto no entiendo, la verdad.

Sí creo que es necesario darle a la competición un carácter más serio. Es muy difícil igualarla porque estos cuatro equipos de la propuesta, más el Valencia, tienen presupuestos muy por encima del resto. Pero creo que hay que conseguir, no intentar, que todos los clubes que participen en la competición tengan una economía saneada gastando lo que tienen y sin vivir por encima de sus posibilidades. Esto acabará con fichajes de jugadores foráneos mediocres por el único hecho de que son más baratos, o que los sueldos de ciertos jugadores sean lamentables, aprovechándose de que como no hay dinero o tomas esto o lo dejas.

Hay veces que es mejor dar un pasito para atrás, si no estás preparado para participar en esta competición, para coger impulso. Pero claro, eso implica olvidarse de sponsors, de derechos de televisión y demás. Y es que encima, si participas en una Liga inferior los problemas son los mismos pero en cutre. Hay que plantearse que si hay 17 equipos suficientemente preparados en estructura y economía para participar en una Liga totalmente profesional, imaginaos cuántos clubes habrá para que tengamos en España tres ligas profesionales... Es imposible.

Esto implica que en LEB Oro haya jugadores que vivan compartiendo pisos; que los clubes decidan que la competición acabe lo antes posible para ahorrar un mes de sueldos; que en LEB Plata vivan chicos fuera de su casa con sueldos de trescientos euros... Creo que no es muy serio todo esto. Pero si sigo mirando más abajo, tampoco veo más seriedad.

¿Cómo es posible que en Liga EBA a un equipo de una región le cueste tener un americano federativamente lo mismo que tener un nacional y en otra región cueste veinte veces más? ¿Pero cómo es posible que en esa competición, que se supone que es amateur, haya americanos? Americanos que juegan por la casa y la comida en algunos casos, claro. Hasta en Liga Femenina dos clubes se opusieron a incluir a Almería fuera de plazo porque siendo todos de ciudades de Madrid hacia el norte, bajar a jugar a Almería implicaba un esfuerzo mayor presupuestario.

Da igual la competición, en todas hay problemas. La cuestión es si se pueden solucionar o no. Seguramente hay formas de mejorar, pero todo pasa porque todos, federación y clubes, piensen en el baloncesto y no en ellos mismos. Esto implica que, a veces, debes mirar más por tu prójimo que por ti. Incluso implica el altruismo de salir un poco perjudicado para que otro se pueda beneficiar por el bien del baloncesto. Y esto estamos muy lejos de conseguirlo. Por desgracia, mientras cada uno reme para su lado seguiremos a la deriva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine