Plantilla

El Unicaja busca nuevas cesiones para Romaric y Karahodzic, y a Uta en Oro

Los dos tienen un año más de cesión en Manresa y Partizán, pero se prefiere que continúen en otros destinos - El pívot tiene ofertas

20.07.2017 | 23:45
Romaric, en Manresa; Karahodzic, en el Partizán; y el pívot rumano Cris Uta.

Los «cachorros» del Unicaja deben seguir con su crecimiento. Algunos lo harán en Málaga, en el primer equipo, como Viny Okouo y Morayo Soluade, y otros tendrán que hacerlo cedidos. Como en su día Alberto Díaz. Dos de los jóvenes valores del equipo, Romaric Belemene y Kenan Karahodzic, ya han estado esta temporada acumulando experiencia lejos de Málaga. Y lo harán de nuevo este próximo curso. La duda ahora es dónde. En Los Guindos se confía mucho en ambos jugadores. Tanto el africano Romaric como el balcánico Karahodzic son dos jugadores que tienen aún mucho recorrido y que cuentan en un futuro próximo para el primer equipo. Así que los dos deben seguir rodando fuera de Málaga, acumulando minutos y experiencias, jugando partidos en competiciones de primer nivel. También el pívot Cris Uta volverá a jugar fuera. En LEB Oro.

Los dos firmaron el pasado verano sendas cesiones por dos temporadas. «Roma», con el Manresa. Y Kenan, con el Partizán. El alero congoleño, de sólo 20 años, tiene un potencial brutal. Puede actuar como escolta o alero y ahora debe pulirse. En LEB Plata, con el Clínicas Rincón y antes de dar el salto a Manresa, promedió 15,3 puntos. Llegó a debutar con el primer equipo el 19 de octubre de 2014 y este curso ha estado en Manresa.

El inconveniente ahora es que la cesión se firmó por dos años y el club barcelonés ha descendido de categoría. Para la formación del chico sería un salto atrás regresar la próxima campaña a Manresa en LEB Oro. El club lo sabe bien y va a moverse para encontrarle otro destino diferente, en la ACB.

El africano llegó a Málaga con sólo 14 años, es cupo de formación y mide 2,02 metros. No ha vivido una temporada fácil en Manresa. Se esperaba más de él y del equipo, y no tuvo los minutos deseados. Ahora ya trabaja para recuperar el tiempo perdido. Lo que hay que encontrar es el destino adecuado. Con la ACB en plena ebullición, tanto Burgos como San Sebastián se incorporarán a la competición. Hay que afinar con el lugar.

Ocurre exactamente lo mismo con Kenan Karahodzic. Tras un año casi en blanco con Joan Plaza, el pasado curso se le decidió buscar un buen equipo en el que prosiguiera con su crecimiento. Su destino fue el histórico Partizán de Belgrado, pero su año ha estado jalonado de problemas. Justo antes de iniciar el curso estuvo enfermo y el club, además, fichó a Novica Velickovic, que le quitó minutos. Su entrenador, Alexandar Dzikic, desplazó a Kenan del «cuatro» al «tres», pero tuvo pocos minutos tanto en la Champions como en la Liga Adriática.

Después sufrió un fuerte golpe en el ojo que le tuvo más de mes y medio fuera de las pistas e incluso tuvo que jugar con unas gafas protectoras. Todo eso, en un Partizán en declive, con graves problemas financieros. El balcánico, de 2,10 metros, con pasaporte serbio y bosnio, también cambiará de aires para este próximo curso. Estuvo, eso sí, en la lista para quedarse en Málaga y ser el jugador 14 del equipo, pero iba a tener escasísimo protagonismo, con hasta seis jugadores por delante de él, y se le quiere dar la oportunidad de que a sus 21 años tenga minutos y responsabilidad. Quizá en la ACB o de nuevo fuera de España. Este verano ha tenido problemas con su selección. Los dos están en el escaparate y están en la libreta de la secretaría técnica del Unicaja para tratar de buscar nuevas cesiones donde proseguir con su crecimiento.

El joven Cris Uta, tras su provechosa cesión en Granada, tiene varios ofrecimientos de clubes de LEB Oro. El pívot de 2,12 metros y 19 años es otro de los jóvenes valores del club y este próximo curso continuará con su progresión en la segunda categoría del baloncesto nacional, en LEB Oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine