Fichajes

Ni Westermann ni Theodore ni Cotton ni Pressey... ni Huertas

El Unicaja no consigue cerrar ninguna de las opciones principales que ha manejado para el puesto de base titular, posición clave en la construcción del nuevo proyecto cajista de Joan Plaza para la próxima temporada 2017/2018

26.07.2017 | 10:07
Marcelinho Huertas fichó por el Baskonia.

El fichaje de un base de primer nivel que acompañe a Alberto Díaz en la dirección de juego del Unicaja, en esta inminente temporada 2017/2018, se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para el club de Los Guindos, tras truncarse ayer la opción abierta con Marcelinho Huertas, que definitivamente jugará a partir del próximo curso en el Baskonia.

El fichaje frustrado del internacional brasileño se une a la lista de operaciones abiertas y no culminadas este mismo verano con los bases Leo Westermann, Jordan Theodore, Bryce Cotton o Phil Pressey, jugadores todos que pudieron vestir de verde y por unas u otras cuestiones no jugarán en el equipo del Martín Carpena la próxima temporada.

Por orden cronológico, el primer objeto de deseo del Unicaja fue el base francés Leo Westermann. El base de 1,97 metros y 25 años militó en el Zalgiris Kaunas la pasada temporada y era muy del gusto de Joan Plaza. De él se valoraba mucho su conocimiento de la Euroliga y su experiencia en la competición, a pesar de su relativa juventud, y su margen de progresión. El problema fue que nada más terminar la Liga lituana el todopoderoso CSKA ruso se metió por el medio y el director de juego galo se comprometió por el equipo de Moscú, sin darle margen de maniobra al Unicaja ni a ningún otro club.

Otro de los primeros nombres que se barajaron en la agenda de Carlos Jiménez, secretario técnico del equipo verde, fue el de Jordan Theodore (1,83 y 27 años), MVP de la pasada Basketball Champions League con el Banvit turco. Hubo contactos con su entorno, pero su condición de estadounidense frenó cualquier acuerdo ya que en ese momento Jamar Smith y Kyle Fogg seguían siendo jugadores del Unicaja y no había plaza libre de extracomunitario. Finalmente, el base jugará en el Armani Milán la próxima temporada.

Uno de los bases que más cerca estuvo de fichar estas últimas semanas por el Unicaja fue Bryce Cotton, de 24 años y 1,85 de estatura. En la Liga de verano de Las Vegas se daba por hecho entre los agentes, directores deportivos y secretarios técnicos de todos los clubes de Europa allí desplazados que Cotton jugaría este próximo curso en Málaga... pero tampoco hubo fumata blanca. El Unicaja tardó demasiado en presentar una oferta formal al base y el jugador dio su visto bueno a una oferta de renovación de los Perth Wildcats australianos, donde acabó la temporada pasada, llevando al equipo al título y siendo además el MVP de la final.

Justo después de desaparecer la opción de Cotton surgió la posibilidad de firmar a Phil Pressey, un base estadounidense de 26 años que militó la pasada temporada en el equipo de la Liga de Desarrollo de Golden State Warriors, donde promedió 18 puntos, 8,1 asistencias, 5,3 rebotes y 13,1 de valoración. Unos números espectaculares en la segunda competición estadounidense y que llamaron la atención de los rectores cajistas. En este caso fue el técnico, Joan Plaza, el que paralizó su contratación debido a su inexperiencia en el baloncesto español y continental, algo que el técnico catalán suele tener en cuenta para cada uno de sus refuerzos. Pressey parece que firmará en los próximos días por el FC Barcelona, que sí va a apostar por él a pesar de ser «novato» en Europa.

El último de esta larga lista de fichajes frustrados es Marcelinho Huertas. Con el base brasileño había conversaciones fluidas desde hace un par de semanas. En los últimos días parecía inminente su incorporación al Unicaja por una temporada con opción a otra más. Varios medios de comunicación incluso dieron por cerrado el fichaje anteayer por la tarde. Sin embargo, el Baskonia se entrometió en la operación y acabó por convencer al jugador de volver a Vitoria, dejando al Unicaja en la estacada. A primera hora de la mañana de ayer, el cuadro baskonista anunció su incorporación para las dos próximas temporadas, obligando al equipo de Los Guindos a empezar de cero en busca de otro jugador.

<blockquote class="twitter-video" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">HUERTAS | ?? ¡Baskonistas! <a href="https://twitter.com/Huertas09">@Huertas09</a>? tiene un mensaje para vosotros... ???? <a href="https://twitter.com/hashtag/GoazenBaskonia?src=hash">#GoazenBaskonia</a> <a href="https://t.co/Yjv70tA9cu">pic.twitter.com/Yjv70tA9cu</a></p>&mdash; Saski Baskonia (@Baskonia) <a href="https://twitter.com/Baskonia/status/890106817300312064">26 de julio de 2017</a></blockquote>
<script async src="//platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

Y ahora, ¿qué?

La pregunta es clara. Y ahora, ¿qué? En Los Guindos son conscientes de la importancia de acertar en el fichaje del base. Tras el fiasco de la llegada hace ahora 12 meses de Oliver Lafayette y después de la marcha al baloncesto chino de Kyle Fogg, el encontrar un director de juego de primer nivel se antoja decisivo para que el proyecto de la próxima temporada sea competitivo.

El mercado europeo está muy limitado. Hay pocos bases del perfil que necesita el Unicaja. Es verdad. Pero el equipo cajista tiene todavía libres las dos plazas de extracomunitario, por lo que puede lanzar sus redes al baloncesto norteamericano y buscar allí el jugador que necesita. Son muchos los jugadores que estos días apuran sus opciones de lograr hueco en la NBA. A medida que se vayan quedando sin equipo, estarán a tiro para que el Unicaja intente convencerlos de empezar una nueva vida en Europa. La cuestión es no precipitarse y elegir la mejor opción. De los que están en Europa o de los que surjan en Estados Unidos. Acertar con este fichaje es primordial. Y en Los Guindos son conscientes de ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine