Previa

Bilbao, nueva final copera

El Unicaja visita este sábado al RETAbet Bilbao Basket con la clasificación para la Copa del Rey en juego y con el reto de trasladar a la Liga Endesa su excelsa trayectoria en la Euroliga

30.12.2017 | 12:19
El Unicaja, de viaje en viaje, cogiendo un avión esta semana.

Plaza, con la única baja de Milosavljevic, ante un rival en crisis y con Mrsic

Con el tremendo subidón provocado por el triunfo en la mítica pista del Maccabi en Tel Aviv, uno de los epicentros del baloncesto continental, el Unicaja afronta su segunda cita en 48 horas, tras un largo viaje de más de 3.500 kilómetros, en su último partido de este histórico año 2017 en el que hay en juego otro pedacito de billete para la Copa del Rey de Las Palmas 2018. En un escenario distinto, ante un rival muy diferente y sin el glamour de la Euroliga, con el lógico cansancio acumulado, los hombres de Joan Plaza viven hoy un verdadero examen. Más importante aún que el del jueves en Tierra Santa. Porque el Top 8 de la Euroliga supone un examen para subir nota y alcanzar ya el sobresaliente. Pero estar o no en la Copa del Rey no admite discusión, es una tarea que el equipo debe tener ya bien aprendida y no habría perdón posible en caso de quedarse fuera.

Pero hay partidos, tiempo y opciones. No muchas, eso sí. Por eso, el encuentro de esta tarde frente al RETAbet Bilbao Basket (19.30 horas) es oro. El Unicaja necesita darse una despedida de año que dé lustre a un 2017 que forma ya, tras levantar al cielo de Valencia la Eurocup, parte de la historia dorada de este club.

La Copa no va a dar segundas oportunidades. El calendario es brutal, con citas próximas ante Valencia, Barcelona o Herbalife, por lo que este duelo de Bilbao está marcado en rojo en el calendario de los integrantes de la «marea verde». Ganar hoy es innegociable para seguir con opciones de jugar la Copa del Rey. Hay que aprovechar, además, las dudas de un RETAbet que, con Veljko Mrsic en el banquillo tras sustituir a Carles Durán, se ha metido en serios problemas para mantener, incluso, la permanencia en la Liga Endesa.

Bilbao, con dudas

Y es que el Bilbao Basket de Mrsic es ya antepenúltimo, con sólo un triunfo más que Burgos y Betis. Y tiene varios problemas físicos en su plantilla. El base brasileño Ricardo Fischer tiene dañado el tobillo derecho y no va a estar en su mejor momento. Mientras que Axel Hervelle será duda hasta última hora a causa de la lesión muscular que se produjo en el encuentro de esta semana ante el Alba en Berlín, donde los vascos quedaron eliminados ya de la Eurocup. El escolta argentino Lucio Redivo ha sido baja en los últimos encuentros por molestias dentales y el excajista Dejan Todorovic se encuentra aún con secuelas de una gripe que le impidió trabajar junto a sus compañeros en la sesión del jueves. En esas condiciones, el RETAbet afronta esta cita después de encajar una clara derrota en Alemania (86-68) que frenó la mejoría apuntada en sus encuentros anteriores y puso punto final a una frustrante participación en la Eurocup.

El Unicaja aterrizó en Bilbao a las 7 de la madrugada tras viajar en vuelo chárter toda la noche desde Tel Aviv. El equipo tuvo la mañana para descansar en el hotel y por la tarde se ejercitó en el Bilbao Arena donde hoy disputará el importante encuentro.

Joan Plaza tiene, lógicamente, a una plantilla cansada, pero muy motivada tras relanzarse en la Euroliga con cuatro triunfos seguidos. Y la única baja de Dragan Milosavljevic, que ha originado que se dé de baja al alero serbio para inscribir a Morayo Soluade en la ACB. El Unicaja debe aprovechar este buen momento para seguir en la cresta de la ola. La Copa del Rey no espera a nadie. Y a McCallum, por ejemplo, le vendría de lujo hilar dos grandes partidos. Y a Nedovic seguir sumando. Y a Brooks, a Augustine, Shermadini... La Copa es cuestión de todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine