Actualidad

Omic ya le ha comunicado al club su interés por volver al Unicaja

El pívot no seguirá en Jerusalén, donde tiene un sueldo muy alto, y aprovechó la visita del club para dejarse querer y tratar de allanar su regreso a Málaga

30.12.2017 | 12:24
Alen Omic, con la camiseta del Hapoel Jerusalén, en una acción de juego.

El esloveno ha rechazado un ofertón de China y Plaza está dispuesto a abrirle las puertas, pero el club no mueve ficha

Alen Omic está como loco por regresar a Málaga y jugar en el Unicaja. El pívot del Hapoel Jerusalén va a salir del equipo hebreo en las próximas fechas y quiere volver a Málaga. Sus agentes ya lo han ofrecido al Unicaja e incluso han puesto cifras a la operación, y él mismo se ha encargado de ratificar su deseo de regresar al club de Los Guindos tan pronto como sea posible a sus excompañeros. Omic aprovechó la presencia del Unicaja en Tierra Santa para jugar este jueves ante el Maccabi Tel Aviv para visitar al equipo en el hotel de concentración e incluso asistió a La Mano de Elías para presenciar en directo el duelo. Y les ha comunicado que está deseando jugar de nuevo con ellos y que espera un movimiento del Unicaja para hacer las maletas y poner rumbo a la Costa del Sol.

Omic firmó este verano un contrato de cifras muy altas con el Hapoel Jerusalén, a pesar de que el Unicaja le comunicó su interés en que siguiera tras su cesión del Anadolu Efes a mediados de curso. Pero no hubo opción y el jugador pronto decidió darle una vuelta de tuerca a su carrera. En el equipo israelí no está cómodo. En Eurocup, de la que el Hapoel ya está sorprendentemente eliminado, el pívot ha promediado en 16:58 unos números de 8 puntos, 4,4 rebotes y 7,3 de valoración en los 10 encuentros de Eurocup, en los que salió como titular en seis de ellos.

En el club hebreo se prepara una pequeña desbandada y Omic será uno de los que se marche. El esloveno quiere volver a Málaga y sus agentes ya se han puesto en contacto con los responsables del Unicaja. También conoce el interés del jugador Joan Plaza, que tan buen rendimiento supo sacarle el pasado curso. El entrenador estaba entusiasmado con su adaptación y, especialmente, con el positivismo que inyectó en el vestuario. Omic animó muchísimo al equipo y le aportó una química que resultó clave para que los verdes rompieran en marzo las malas sensaciones que habían transmitido durante muchas fases.

Omic sería muy bien recibido por todo el vestuario y, especialmente, por Nemanja Nedovic. Los dos hicieron muy buenas migas y ambos mantienen una buena relación. Hay una gran amistad amasada entre ambos. Omic, de hecho, ha rechazado un ofertón de la Liga de China, ya que no quiere marcharse allí y prefiere seguir compitiendo al máximo nivel. Y quiere jugar en el Unicaja.

Sin embargo, en el club no ven esa posibilidad con la misma ilusión que Omic. Aunque la salida de Dejan Musli al Brose ha liberado una ficha y un importante sueldo, la idea de la entidad sigue siendo la de esperar. El equipo atraviesa un momento muy dulce y uno de los secretos de la mejoría es que Plaza ha acortado la rotación. Con más minutos, los jugadores comprenden mejor su rol y pueden mostrar su mejor baloncesto.

Introducir ahora un nuevo integrante en el equipo es complicado, aunque Omic ya conozca perfectamente el vestuario del Unicaja y qué se espera de él. Además, el esloveno no cuadra con el perfil buscado en estos momentos. Plaza ya comunicó al secretario técnico, Carlos Jiménez, que prefería un refuerzo interior más que exterior y que ese hombre debía ser un «cuatro y medio». Un jugador físico, con buenos muelles, que también pueda abrir la zona. Es decir un interior que pueda compatibilizar los puestos de «cuatro» y «cinco». Omic es un cinco nato, y en el equipo ya están tanto Gio Shermadini como James Augustine, además del canterano Viny Okouo.

El tema económico tampoco es baladí. Omic está ganando en Jerusalén bastante más dinero que el que tenía firmado aquí Musli, por lo que las cuentas tampoco cuadran. En Los Guindos disponen de ese dinero que liberó Musli al irse al Brose pero prefieren esperar a un tema de causa mayor para gastarlo. Es decir, a una lesión de larga duración de algún jugador que requiera acudir al mercado de inmediato. La opción Omic está sobre la mesa, aunque el Unicaja no ha dado pasos para que el pívot vuelva a Málaga. Y dos no se entienden en una negociación, por mucho que Omic quiera volver, si uno no quiere.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine