21 de marzo de 2018
21.03.2018
Opinión. En busca del trono

Livio Jean-Charles: llegó el deseado fichaje del Unicaja

21.03.2018 | 05:00
Livio Jean-Charles, en Málaga.

Este verano tuve la oportunidad de formar parte del staff de los Spurs de San Antonio en la Liga de Verano de la NBA. Cuando he visto el fichaje del Unicaja de Livio Jean-Charles para los dos próximos meses me ha gustado. Lo primero que llama la atención de este jugador es su físico. Es menos atlético de lo que parece. Para mí es un «cuatro y medio». Y con esto quiero decir que no es tan «5» como Shermadini ni tan «4» como Brooks. En ataque, contra jugadores interiores («5»), les podrá sacar ventajas por su movilidad y recursos a 4-5 metros del aro (buen tiro desde esa distancia). Cuando le defiendan jugadores muy exteriores («4» incluso algún «3» alto) les podrá llevar al poste bajo, donde tiene buenos movimientos para anotar y pasar el balón (no es jugador egoísta, más bien lo contrario, muy buen jugador de equipo). Sí que es jugador listo. Su falta de explosividad a veces la suple con inteligencia en el campo por lo que creo que se entenderá bien con sus compañeros. No creo que pueda jugar de «tres», puesto que su rango de tiro en ataque es corto y sufriría defendiendo a jugadores tipo Timma, Rudy o San Emeterio.
En defensa va sufrir contra jugadores muy interiores y grandes tipo Tomic, Pleis o Tavares. Se apañará bien contra Felipe, Dubljevic o Ayón. A los «4» muy exteriores les defenderá bien, porque tiene buena envergadura y los tiradores sufrirán contra él, con esos brazos largos no tirarán cómodos. En los bloqueos directos hará lo que le pidan los entrenadores: puede ser agresivo (tipo Augustine si se le pide) y los miss match es difícil de penalizarle por su mejora física y atlética de este año. Este año, la G-League ha sido diferente por los contratos y posibilidades de que los jugadores fuesen y viniesen de las franquicias NBA a las vinculadas más a menudo. Como los salarios de la G-league han subido, hay jugadores tipo Livio que prefieren quedarse allí gran parte del año esperando oportunidades. Mis colegas entrenadores de la franquicia me dicen: «Es buen defensor y muy sólido en su tiro de media distancia. Ha mejorado mucho este año jugando más fuerte y mucho más agresivo que años anteriores. Tiene sólidas estadísticas y puede ayudar si su adaptación es rápida».

Toca el Barça
Viendo los últimos partidos del Barcelona (dos palizas en Euroliga y su victoria en Burgos demostrando confianza) tiene toda la pinta de que será un partido muy difícil. Solventada la llegada del refuerzo, aunque no pueda jugar en Euroliga, la normalidad vuelve al seno del equipo verde y veremos un Unicaja con energías renovadas. Las claves serán controlar a sus bases Heurtel/Ribas (18 puntos, 10 asistencias y 40% en triples entre los dos) y hacer que Tomic y Oriola (26 puntos, 12 rebotes y 33 de valoración en los últimos tres partidos entre ambos) no estén cómodos. En el resto de emparejamientos no veo tanta desventaja aunque me gustaría ver cómo defienden a Nedovic entre Ribas y Koponen.

FC Barcelona


El Unicaja ganó en el Palau y esas cosas este tipo de equipos no las olvidan. Entre Pesic (con el que hay que quitarse el sombrero sobre cómo cambiar la dinámica de un equipo ramplón a otro lleno de confianza para afrontar partidos) y su malagueño director de operaciones (Nacho Rodríguez) ya se las apañarán para motivar a sus jugadores para este choque. Ganas de revancha... ¡seguro! Los beneficiados serán todos los aficionados que llenarán esta noche el Palacio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine