10 de abril de 2018
10.04.2018
Estadísticas

Alberto Díaz, el triplista

El base firmaba un bajísimo 28% en triples mediada la temporada (30 de 107) y en el último tramo del curso ha anotado 21 de 48, un sensacional 43,7%, que le hace promediar ahora el 32,9%, el quinto del Unicaja

10.04.2018 | 09:15
El malagueño lanza de tres ante Vasileiadis.

Porcentajes de los tiradores

  • Adam Waczynski: 47,5%
    El polaco es el mejor triplista del Unicaja: de cada dos triples que intenta, Adam anota uno. Su extraordinario 96 de 202 le hacen ser el decimoquinto en la ACB (43,4%) y el séptimo en la Euroliga (49.5%).
  • Jeff Brooks: 37,0%
    El americano es el segundo mejor triplista del Unicaja, con un 37% en triples. No tira demasiado (27/73) pero sí se está mostrando muy acertado esta campaña.
  • Nemanja Nedovic: 36,9%
    «Nedo» sigue tirando con relativa solvencia. Está calcando su 36,5% del pasado curso y su mejora pasa por ser capaza de acercarse al 40% en triples.
  • Sasu Salin: 34,8%
    Salin, un jugador de rachas, no alcanza el 35% en triples. El finlandés arma rápido el brazo, pero no es un especialista como tal. Debe también mejorar en esta faceta.

El trabajo siempre tiene recompensa. Alberto Díaz es el mejor ejemplo de que en el mundo del deporte de altísimo nivel, hay un componente que no se puede negociar, y es la dedicación, la entrega y el esfuerzo. No estaba siendo el mejor curso para el base canterano del Unicaja, que debía competir con Ray McCallum, sin un tercer base y con su nuevo contrato bajo el brazo y el MVP de la final de la Eurocup. A priori, un boomerang que en cualquier momento podía volverse contra él.

Su primera parte de la temporada no fue nada buena. Dudas, falta de consistencia y un dato que hablaba por sí mismo, sus porcentajes en el tiro. La confianza es un valor también clave en el deporte, y no se entrena. Alberto Díaz llegó al ecuador del curso con un pobre bagaje en el triple: 30 de 107 y un 28% de eficacia. Se trata de un porcentaje realmente bajo. Aunque es cierto que el base no se destaca por su lanzamiento exterior, esa eficacia era muy baja.

El jugador, sin embargo, no ha perdido nunca la fe en su trabajo. Él, al igual que el equipo, ha ido sumando y, poco a poco, ha mejorado. También en el tiro. Su escalada ha sido realmente llamativa. Sus pésimos porcentajes en el tiro han quedado atrás. Y ahí están sus últimos partidos. El domingo, ante el Iberostar Tenerife, Alberto firmó un soberbio tercer cuarto y firmó 2/3 desde el triple. Frente al Fenerbahce en Estambul, Alberto firmó un sensacional 3/5 desde la línea de 6,75 metros. Suyos fueron los tres triples en los últimos minutos del partido de Sevilla que hicieron soñar al Unicaja con la victoria ante el Betis. El malagueño va a más en esta faceta y los números confirman esas sensaciones. El canterano ha convertido 21 de sus 48 últimos intentos de tres puntos. Eso significa que su promedio desde la línea de tres es en este último periodo del 43,7%. Al nivel de los mejores especialistas del equipo verde.

Gracias a su súbita mejoría, Díaz llega a un promedio este curso del 32,9%, lo que le sitúa como el quinto mejor triplista del Unicaja. El líder destacado en esta faceta es Adam Waczynski, que sigue siendo el más fiable desde la larga distancia. El polaco promedia este curso el 47,5% de tres puntos. O sea, que prácticamente mete un triple de cada dos. Una pasada la fiabilidad de «King Kong». El segundo mejor tirador verde es Jeff Brooks (37%), que supera a Nemanja Nedovic (36,9%). El cuarto triplista verde es Sasu Salin (34,8%) y el quinto es el ya mencionado Alberto Díaz, que ha crecido hasta el 32,9% gracias a su excelente racha.

El conjunto costasoleño promedia este curso el 35,6%. El pasado año, el Unicaja alcanzó un notable 38,3% gracias a que, además de Waczynski (43,8%), tanto Kyle Fogg (42,7%) como Jamar Smith (42,3%) sobrepasaron el 40%. Por cierto, que Alberto estuvo el pasado año en un más que interesante 38,5%.

Si Alberto Díaz representa la cara gracias a su mejoría, la cruz la encarna Ray McCallum. El base americano sólo promedia el 29,5% desde el arco de 6,75 metros, con un muy mejorable 31 de 105. Esto implica que el scouting sobre el Unicaja y sobre Ray le concede tiros abiertos pero le cierra espacios para sus explosivas penetraciones en estático. Eso frustra a McCallum, que está lanzando realmente mal a canasta. Su espejo es Alberto: trabajo, trabajo y trabajo. Y confianza. Aunque con altibajos, el juego del americano está mejorando. Ahora es cuestión de que los triples entren.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine