Magazine Fashion&Arts
Reportaje

Tomboys, a lo chico

Su belleza reside en la libertad. Un femenino masculino (y viceversa) que nos hace adorar a la andrógina que todas llevamos dentro.

30.01.2017 | 11:14
Susan, la hija del presidente de EEUU Gerald Ford.

Cuando el término tomboy sólo significaba marimacho en inglés, los franceses se inventaron la garçonne. Corrían los años veinte y las chicas se aplanaban el pecho, se soltaban la cintura, se subían los dobladillos y se cortaban el pelo a lo chico. Pedían compartir la diversión de los hombres: ir de fiesta, beber, fumar, conducir, tener aventuras. Querían vivir a tope, y plenamente a su aire. Scott Fitzgerald las llamó flappers y puso como ejemplo a la actriz Clara Bow, de quien escribió: "Es la quintaesencia de lo que significa el término. Guapa, imprudente, segura de sí misma, global, audaz y dura de pelar". La flapper pasó a ser tomboy (andrógina) cuando Coco Chanel sacó todas sus ideas del armario de los hombres para cambiar completamente el vestuario de las mujeres e hizo de la androginia una actitud contemporánea y vanguardista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Paris Hilton en el agroturismo de Can Talaias (Ibiza).
Paris la nuit

Paris la nuit

Nunca vestir como Barbie estuvo de moda. Hasta que llegó ella. Ahora que vuelve el estilo de los...

Intelectualmente

Intelectualmente

Las gafas no son un complemento más

Horas en el paraíso

Horas en el paraíso

Los primeros festivales marcaron la atracción fatal entre moda y conciertos infinitos

Santos placeres

Santos placeres

El Monasterio de Valbuena alberga el spa de lujo de Clarins - Cuidar cuerpo y alma vale 5 estrellas

Política del cuerpo

Política del cuerpo

Ya lo advirtió el filósofo Foucault: "El cuerpo es un texto donde se escribe la realidad social"

Contra el kilómetro 0

Contra el kilómetro 0

Inspirarse en otras culturas ya no es exótico, ahora es la norma de cualquier colección

Enlaces recomendados: Premios Cine