Compuesto y sin pareja

Plantones célebres a un paso del altar

Esther Cañadas, Julia Roberts, Jennifer López, Miley Cyrus y Diego Forlán sufrieron un "tropezón" antes del altar

14.10.2013 | 18:00

Esther Cañadas se ha quedado compuesta y sin novio antes de que se celebrase la ceremonia, que sería la tercera boda para la modelo española, que ya contrajo matrimonio con Mark Vanderloo y Sete Gibernau.

En este caso el futuro marido sería un empresario hotelero neoyorquino, Vikram Chatwal, que según las primeras informaciones fue el que tomó la decisión de no casarse con Cañadas, y eso que le había propuesto matrimonio en la catedral de St. Patrick´s con un anillazo de ocho quilates y medio, ¡casi nada! El novio ha explicado que la decisión de la ruptura ha sido de mutuo acuerdo y que han puesto fin a esta relación como buenos amigos..., ya se verá.

El caso es que Esther Cañadas no debe deprimirse, porque hay una larga lista de famosos que han pasado por este trance. Quizás uno de los más sonados, por producirse justo un día antes de la ceremonia, fue cuando la cantante Natalia Jiménez, de "La Quinta Estación", rompió con su pareja, el empresario Antonio Col, horas antes de la ceremonia.

Probablemente alguna de las invitadas ya habrían pasado por la peluquería. Él, dolido, se cansó de pedir explicaciones, pero Natalia Jiménez quita hierro al asunto y dice que no será ni la primera ni la última que anula una boda in extremis. Cierto.

Hugh Hefner, el fundador de la revista "Playboy", anunciaba con la felicidad de un colegial que se casaría con Crystal Harris, una modelo sesenta y seis años menor que él, pero ella días antes del enlace anunciaba en internet que no se sentía preparada para dar este gran paso y a él no le quedó más que aceptar que su linda conejita había volado, eso sí, con el anillo de compromiso en su mano. A punto de casarse estuvieron también la cantante y actriz

Jennifer López y el actor Ben Affleck, que tras dos años de relación parecían enamoradísimos. En este caso también hubo sortija y "sí, quiero", pero Affleck se echó atrás y años más tarde confesaba que López lo asfixiaba.

A tres días de la boda se quedó Julia Roberts compuesta y sin novio. El actor Kiefer Sutherland y ella mantuvieron un tórrido romance en los años noventa, fue un auténtico flechazo, así que decidieron casarse en tiempo récord, pero parece ser que ella le fue infiel y él no pudo perdonarla, así que anuló su boda y después cayó en una profunda depresión y se refugió en las drogas y el alcohol. La lista suma y sigue.

La cantante Alanis Morissette mantuvo una relación de tres años con el actor Ryan Reynols, y anunciaron su boda. Parecían la pareja perfecta que no tenía ningún tipo de pudor a la hora de regalarse carantoñas y arrumacos en público, pero después de anunciar su boda, como si de una maldición se tratase, los problemas se convirtieron en algo cotidiano y finalmente no hubo ni boda ni convite ni comieron perdices.

Otra que ya no se casa es la polifacética y más que atrevida Miley Cyrus, que tras anunciar su paso por el altar con Liam Hemsworth ha decidido dar marcha atrás en sus intenciones. La pareja ya no vive junta y han roto definitivamente.

La cantante Megan Fox mantuvo una relación de tres años con Brian Austin Green, el que fuera "David" en la famosa serie "Beverly Hills 90210". Cuando eran poco más que unos veinteañeros decidieron pasar por el altar, pero después el compromiso se rompió. A pesar de que aquel momento no era para boda, la relación continuó con idas y vueltas, y finalmente el amor triunfó y sí se dieron el "sí, quiero", esta vez más seguros y convencidos.

Más que sonada fue también la ruptura inesperada del futbolista Diego Forlán y su novia, Zaira Nara, una modelo argentina. Todo marchaba viento en popa y a días del matrimonio ella cortaba por lo sano. "Menos mal que no me casé", escribió la modelo en las redes sociales.

Enlaces recomendados: Premios Cine