Estética

Depilación masculina: claves para elegir el método adecuado

Aunque el deporte es la razón principal por la que muchos chicos se depilan también, lo son otros motivos estéticos o de salud

25.06.2016 | 16:01
Claves para elegir el método de depilación.

Barbas, bigotes, brazos peludos, pelos que asoman por la camisa desabrochada... No estamos en los 70, pero con toda seguridad podemos decir que el look leñador y hippy está de moda. Lleva tiempo siendo una tendencia clara, también cómoda y natural, que ha logrado enganchar a muchos hombres que antes se depilaban.

No obstante, el calor sofocante del verano ya está llamando a la puerta y hay algo evidente en cuanto al vello se refiere: cuando sudamos, el vello y la humedad del cuerpo (sobre todo en las axilas o en los pliegues del cuerpo) emanan mal olor.Aunque el deporte es una de los motivos clave por el que los chicos se depilan, también lo son otras razones estéticas, de salud o de trabajo.

¿Qué método tienes que utilizar?

Las partes que más se depilan los hombres son el abdomen, la espalda y las piernas, aunque también ganan peso otras zonas como los brazos, los genitales, las axilas... Pero, ¿cuál es el mejor método para decir adiós a los pelos? ¿Varía según la zona y/o según el tipo de vello o de piel? A continuación te mostramos los cinco métodos que te ayudarán a tener la piel libre de vello, ¡elige el que más se adapte a ti y a tu cuerpo!

Cuchilla

Tanto la cuchilla como la maquinilla son los utensilios que más se utilizan entre aquellos hombres que se depilan por primera vez por varias razones: controlan su funcionamiento, es fácil e indoloro, no conlleva un coste económico adicional y lo puede hacer uno mismo en casa.

El problema de estos métodos es que abusar de ellos puede irritar la piel, es fácil cortarse o hacerse alguna herida y el vello crece en poco tiempo, ya que no se ha arrancado de raíz. Además, el cabello se va endureciendo con el uso de la cuchilla y es normal notar que la piel 'rasca' cuando empieza a salir el pelo. Por lo tanto, es un método recomendable para las primeras veces, o para cuando se tiene prisa, pero no para hacerlo de forma continuada.

Depilación con cera

Se trata de un método efectivo que arranca el pelo de la raíz y por lo tanto tarda más en crecer. No obstante, suele ser una de las técnicas que menos utilizan los hombres, ya sea porque es dolorosa o porque a veces supone un engorro su preparación (calentarla a la temperatura ideal, depilarse zonas difíciles...). El pelo no se endurece, y tras muchos años utilizando este método se nota menos densidad de cabello.

Ahora que este método ha quedado un poco relegado por otros más modernos, puedes valorar realizarte la depilación en un centro de estética en el que seguro que hay buenas ofertas. Una técnica pensada para aquellos hombres que aguantan el dolor pero no excesivamente peludos.

Crema depilatoria

Otro método fácil de depilación es la crema depilatoria, con la ventaja de que es fácil de aplicar y retirar y es improbable cortarse como con la cuchilla. Sólo hay que extenderla uniformemente por el área que se quiera depilar, esperar unos minutos (los que indiquen en las instrucciones) y retirarla con una espátula. Es importante aclarar con abundante agua después, para eliminar todo rastro de crema.

No se trata de un método caro, es rápido y sobre todo indoloro pero el inconveniente es que al no arrancar el pelo de raíz el vello crece en seguida. Además, el pelo puede volverse más duro y el olor de estos productos no suele ser demasiado agradable.

Depilación con maquinilla eléctrica

Es una forma de depilación sencilla y que puede durar hasta 3 semanas ya que extrae el vello desde la raíz. La forma correcta de pasar la maquinilla es haciéndolo en sentido contrario al crecimiento del pelo. Existe una gran variedad de máquinas así que elige el aparato que mejor se adapte a ti, y ten en cuenta si tienes la piel sensible o no. Aplica una loción calmante después de pasarte la maquinilla para que no se irrite la zona.

La ventaja es que es sencillo, rápido y que puede durar varias semanas. La desventaja es que los pelos se pueden enquistar bajo la piel y puede ser un poco doloroso.


Depilación láser

La principal ventaja de la depilación básica es que la luz que se aplica sobre la piel destruye el folículo, de manera que, el pelo que crece se va haciendo cada vez más fino y débil hasta que desaparece. Así pues, es una técnica permanente y de las más solicitadas, ideal para aquellos hombres con mucho pelo que quieran olvidarse de él.

Dependiendo de las zonas a tratar se obtendrán unos resultados u otros. Las mejores zonas son las ingles, axilas, piernas y antebrazos (áreas en donde las hormonas no influyen). En el resto de las zonas (región lumbar, espalda, tórax, cuello y rostro) es un poco más difícil; sin embargo, se pueden obtener muy buenos resultados si se repasa cada seis meses.

Las ventajas de este método son claras ya que proporcionan el máximo tiempo sin vello. Otro punto a favor es que puede realizarse en cualquier parte del cuerpo, como en la zona genital, o en la zona facial (muchos hombres recurren a esta técnica para reducir la densidad de la barba). Además, la luz pulsada de última generación se ha convertido en una técnica casi indolora y además rejuvenece la piel. Los inconvenientes: hay que tener mucha paciencia y dinero, ya que es algo caro. Y por otra parte, hay que tener especial cuidado si se tiene la piel muy sensible, ya que podría producir quemaduras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine