Reproducción

Quince mitos sobre la infertilidad y cómo lograr un embarazo

Existen muchas falsas creencias y medias verdades acerca de los problemas para concebir

23.06.2015 | 16:04
Muchas parejas tiene problemas para lograr un embarazo.

Otros mitos si estás embarazada

  • Si tienes la tripa en pico será varón; si la tripa es redonda, será niña. Falso. Ni los síntomas ni la forma del vientre determinan el sexo del bebé.
  • Si tienes acidez, el bebé nacerá con mucho pelo. Esta afirmación es absolutamente falsa. Los motivos de la acidez son hormonales y fisiológicos, nada más.
  • El embarazo dura 9 meses. En realidad, dura aproximadamente 40 semanas, aunque se considera normal si el parto se produce entre la semana 37 y la 42
  • No es bueno teñirse el pelo si estás embarazada. Es falso. Es cierto que es más recomendable que uses tintes naturales y sin demasiadas sustancias químicas, pero el bebé no se verá afectado aunque te tiñas el pelo.
  • No hay que mantener relaciones sexuales. Falso. Si no existe una contraindicación médica, las embarazadas pueden mantener relaciones sexuales con normalidad.
  • Las embarazadas no se pueden bañar. Hasta que no se desprende el tapón mucoso, en la parte final del embarazo, no existe ningún riesgo por bañarse. Posteriormente, sí se recomienda ducharse para evitar infecciones.
  • No es recomendable hacer ejercicio. Nada más lejos de la realidad. El ejercicio moderado es muy recomendable, tanto antes como después del parto.

Conseguir un embarazo es un sueño para muchas parejas. Para algunas, sin embargo, la concepción se convierte en una auténtica carrera de obstáculos y en algunos casos en un auténtico drama, fruto de la imposibilidad de lograr el ansiado embarazo. En España, la tasa de infertilidad se sitúa entre un 15 y un 17% de la población, con cerca de 800.000 parejas que tienen problemas para conseguir un embarazo. Hoy en día, cerca de un 3% de los bebés españoles nacen por reproducción asistida, lo que evidencia la importancia que estas técnicas están adquiriendo.

La imposibilidad de tener hijos se ha convertido en un problema para muchos españoles, provocando estrés y ansiedad en las parejas. Hábitos de vida y ambientales -como el retraso en la edad de la maternidad, el consumo de tabaco, el sobrepeso, la contaminación?- están detrás de las dificultades de muchas parejas para lograr un embarazo. Pese a que cada vez existen mayores conocimientos acerca de los temas relacionados con el embarazo y la infertilidad, todavía son muchas las falsas creencias, mitos y medias verdades que rodean al debate sobre los problemas para concebir. Te describimos algunas de estas teorías equívocas:

La infertilidad es un problema de la mujer
Aunque hasta no hace mucho se consideraba que la mujer era responsable en gran medida de los problemas para concebir, las investigaciones médicas han confirmado que el hombre está detrás también de muchos de los problemas de esterilidad. Así, se considera que en un 40% de los casos la infertilidad se debe a factores masculinos, el mismo porcentaje que para las mujeres. El 20% restante se atribuye a causas mixtas o desconocidas.

Existen posiciones sexuales que incrementan las posibilidades de embarazo
Algunas creencias populares apuntan que mantener relaciones sexuales con la cadera elevada aumenta las posibilidades de conseguir un embarazo. Varios estudios científicos, sin embargo, han comprobado que en realidad las posiciones sexuales no tienen ningún efecto determinante sobre fertilidad.

Si los ciclos son regulares y la regla no tiene variaciones significativas, el embarazo llega sin problema
Esta es otra falsa creencia. No todos los ciclos son ovulatorios, de manera que no en todos ellos puede lograrse un embarazo. Las cifras apuntan a que el 80% de las reglas sí han producido un óvulo fecundable; el resto no.

Las personas que ya han concebido no pueden ser infértiles
Las circunstancias vitales de las personas cambian y también lo hace sus capacidades para concebir. Así, no es infrecuente que personas que han logrado un embarazo de forma natural no puedan concebir pasados unos años. Como en el caso de la búsqueda del primer embarazo, si en un año no se logra la concepción es recomendable acudir a un profesional.

La fertilidad masculina no tiene fechad e caducidad
Aunque la fertilidad masculina tiene una vida más prolongada que la de la mujer, lo cierto es que no es infinita. Asimismo, la exposición a tóxicos, a la contaminación ambiental y otros factores, ha deteriorado la calidad del semen en la población.

La infertilidad es hereditaria
No es cierto. Hay enfermedades de carácter genético que posteriormente condicionan la capacidad de tener hijos. No obstante, el hecho de que no haya casos diagnosticados de infertilidad en la familia no excluye la posibilidad para el resto de los miembros de la familia. El historial reproductivo de cada mujer es independiente; además de que hay que tener en cuenta el factor masculino. Asimismo, hay que valorar otros parámetros antes de compararse con otros miembros de la familia como el estado de salud general, historial clínico, condiciones ambientales, embarazos, partos y abortos previos, lapso de tiempo entre gestaciones...

No hay que dejar de fumar hasta que se produzca el embarazo
Es una creencia completamente falsa que, paradójicamente, sigue teniendo bastante arraigo entre los usuarios. Cada vez hay más evidencias científicas que indican que las posibilidades de lograr un embarazo se reducen hasta un 50% si la mujer es fumadora y que en torno al 13% de los casos de infertilidad femenina se deben, directamente, al tabaco. De hecho, uno de los primeros consejos que los especialistas damos a las personas que buscan un embarazo es dejar de fumar cuanto antes.

Las enfermedades de transmisión sexual no influyen en la fertilidad
Algunas de estas patologías, a pesar de curarse con los tratamientos pertinentes, pueden dejar secuelas que disminuyan las posibilidades de engendrar un hijo por medios naturales.

Hay mujeres famosas que han tenido hijos con 45 años o incluso más; por lo que no hay de qué preocuparse
La reserva ovárica de las mujeres empieza a disminuir a partir de los 35 años. La inmensa mayoría de los casos de mujeres populares o conocidas de los que tenemos noticias que han sido madres en torno a los 45 años lo han sido gracias a la reproducción asistida y, normalmente, por medio de la ovodonación. Las mujeres deberían tener claros los plazos que marcan su fertilidad para planificar su vida reproductiva y buscar la opción más conveniente según el caso.

La fertilidad se agota cuando aparece la menopausia
Otra creencia equivocada. La reserva ovárica de una mujer sana experimenta un descenso brusco a los 35 años y desde ese momento el número de óvulos viables comienza a descender progresiva y rápidamente. Aunque la edad de corte no es exacta y depende, por ejemplo, de si la mujer ha sido madre previamente, se estima que a los 45 años la reserva ovárica está prácticamente agotada, aunque la menopausia todavía suele tardar algunos años más en aparecer.

No tomar café mejora las posibilidades de lograr un embarazo
Aunque la cafeína no es saludable para el organismo y siempre es recomendable reducir el consumo de sustancias nocivas a la hora de buscar un embarazo, no existe ningún estudio que indique que la ingesta de café está vinculada con las tasas de embarazo.

Si se tienen relaciones sexuales a diario, el embarazo llega pronto
Las relaciones sexuales diarias incrementan la posibilidad de lograr un embarazo. Sin embargo, una pareja que esté buscando una gestación debería prestar más atención al momento de las relaciones sexuales -el momento más fértil es el período periovulatorio- y controlar la ovulación de la mujer, que es cuando el óvulo maduro sale del ovario y viaja hacia las trompas de falopio, un proceso que se produce 14 días antes de que baje la regla. Para incrementar la posibilidad de embarazo, lo idóneo es que las relaciones sexuales tengan lugar justo antes o durante la ovulación, ya que los espermatozoides pueden vivir en el interior de la mujer un par de días después del coito. En caso de las mujeres con ciclos regulares, estos plazos son mucho más sencillos de calcular.

La infertilidad es psicológica
La infertilidad es un problema médico que la relajación por sí sola no soluciona. Aunque es cierto que el estrés y las preocupaciones no ayudan a lograr el embarazo, lo cierto es que los problemas para concebir se deben a problemas físicos y no mentales.

La obesidad no es un impedimento para el embarazo
Esta afirmación no es cierta en ni en el caso de la mujer ni tampoco en el del varón. Hombres y mujeres con un exceso notable de peso ven reducidas sus posibilidades de engendrar un hijo, ya que los cambios hormonales ligados a la obesidad perjudican la producción de óvulos y de semen normales.

Los suplementos pregestacionales son únicamente para ellas
Ácido fólico, yodo y zinc son viejos conocidos de las mujeres que están planificando una gestación, ya que estos compuestos mejoran la calidad ovocitaria y, sobre todo, previenen los defectos del tubo neural del bebé. No obstante, las investigaciones demuestran que el ácido fólico, la coenzima Q10, la vitamina E y el zinc también mejoran la calidad del esperma, de manera que los hombres también deberían plantearse tomar estos suplementos si desean engendrar un hijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Encuentro digital

Chat con el doctor Pedro Aranda

Envía tu pregunta a Pedro Aranda, jefe del servicio de Cirugía Vascular del Hospital Vithas Xanit Internacional. Las responderá en directo el martes 19 de diciembre a las 16 horas

 


Enlaces recomendados: Premios Cine