Calvicie femenina

¿Cómo prevenir la caída del cabello en las mujeres?

Se estima que alrededor de un 40% de las mujeres mayores de 50 años sufren alopecia

28.07.2015 | 17:03
La alopecia femenina afecta a muchas mujeres.

La alopecia femenina parece un problema reducido o poco probable, ya que se suelen ver más mujeres con melena que con falta de pelo, pero la realidad es que es un trastorno que afecta a muchas mujeres y especialmente a las más mayores, con un 40 por ciento de mujeres mayores de 50 años que padecen alopecia, según datos de la Clínica de Trasplante de Pelo de Institut Vila-Rovira.

Aunque tiende a acentuarse con el paso de los años, la alopecia se puede sufrir a cualquier edad: al menos el 50 por ciento de las mujeres la padecerán en algún momento de su vida, según datos de la Clínica Dermatológica Ercilla. Celebridades como la princesa Carolina de Mónaco o la modelo Naomi Campbell han pasado por este problema.

Pero, ¿por qué se produce? Las tres principales causas son el recambio estacional, la herencia genética o factores hormonales como el hirsutismo o la prolactina elevada durante el embarazo, la lactancia o la menopausia. Además, existen factores externos a la paciente que pueden agravar la alopecia, como el estrés o una dieta desequilibrada.

Al estar influida por varios factores, es difícil encontrar un tratamiento que permita eliminarla. Lo más recomendable es seguir las indicaciones de los profesionales para evitarla o retrasarla y, cuando ya esté presente, elegir entre los distintos tratamientos disponibles.

¿Cómo prevenirla?

Desde la Clínica de Trasplante de Pelo de Institut Vila-Rovira recomiendan seguir las siguientes indicaciones para mantener el cabello fuerte y sano y evitar la caída del pelo:

- Cuidado con las alopecias cicatriciales. Este tipo de alopecia puede producirse por el uso de extensiones o de peinados tirantes, como las coletas demasiado estiradas, aunque también por traumatismos o quemaduras. Para evitarlo, es aconsejable que los peinados no tiren excesivamente del pelo, de forma que se evite su rotura y caída.

- El tinte también es perjudicial. El uso de tinte no causa directamente la caída del pelo, pero sí puede debilitar la fibra por las alteraciones físico-químicas que causa, especialmente los tintes decolorantes. Por tanto, no se producirá una caída desde la raíz, pero sí dejará el pelo débil y quebradizo y puede ocasionar una pérdida de volumen generalizada.

- Los rayos UVA pueden modificar la fibra capilar. Los efectos de los rayos UVA no solo inciden en la piel, sino también en el pelo, resecándolo y decolorándolo. Además, puede producir modificaciones en la estructura de la fibra, volviendo el cabello frágil y fino. Otras consecuencias son la aparición de puntas abiertas y las quemaduras a nivel de cuero cabelludo.

- Unos buenos hábitos saludables. Tanto el pelo como la piel se ven afectados por la dieta, el descanso, y, en general, por el estado anímico. Se recomienda seguir una dieta equilibrada con una correcta hidratación, descansar al menos 8 horas al día, practicar ejercicio físico, eliminar el consumo de tabaco y alcohol y disminuir el nivel de estrés en la medida de lo posible.

Tratamientos

En la actualidad hay varios tipos de tratamientos dirigidos a frenar la progresión de la alopecia, aunque, en la mayoría de los casos, no es posible regenerar el pelo que se ha perdido. Terapias como las infiltraciones, la vasijeterapia, la terapia con láser de baja intensidad o la cosmética capilar son algunas de las alternativas, que se pueden complementar con el uso de vitaminas para suplir carencias nutricionales.

Desde el Institut Vila-Rovira destacan la carboxiterapia capilar, que consiste en la introducción de gas estéril de CO2 a nivel subcutáneo o intradérmico a través de micro inyecciones indoloras y poco invasivas. De esta forma, los tejidos capilares se revitalizan por efecto de la oxigenación y la neovascularización. Dependiendo del caso, se aconsejan entre 5 y 10 sesiones, cada una semanal o mensual, dependiendo del diagnóstico.

En el caso de la alopecia androgenética sin un tratamiento preventivo posible, se puede realizar un trasplante de cabello. Este método requiere dos condiciones: que la paciente tenga buena salud y que disponga de una zona densa y de calidad de cabello. De esta forma, se redistribuyen los folículos pilosos de las zonas donantes hacia las zonas afectadas por la alopecia, de manera artística, respetando la armonía y naturalidad.

Para el trasplante de pelo existen varios procedimientos, aunque el menos invasivo y más estético es la técnica Folicular Unit Extraction, que permite una extracción sin cicatrices ni puntas. En este procedimiento se rasura la zona donante y se preparan los cabellos extraídos para implantarlos en la zona menos poblada, respetando la simetría natural del pelo. El cabello trasplantado cae a las dos semanas, pero el folículo piloso se mantiene y empieza a crecer con normalidad tras 3 meses. Pasados 9 meses desde el tratamiento, se pueden apreciar los resultados reales del trasplante de pelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Encuentro digital

Chat con el doctor Pedro Aranda

Envía tu pregunta a Pedro Aranda, jefe del servicio de Cirugía Vascular del Hospital Vithas Xanit Internacional. Las responderá en directo el martes 19 de diciembre a las 16 horas

 


Enlaces recomendados: Premios Cine