Sueño

¿Por qué roncan más los hombres que las mujeres?

Las alteraciones físicas son la causa de la diferencia de problemas respiratorios entre ambos géneros

28.10.2016 | 15:46

Los hombres roncan el doble que las mujeres debido, entre otras causas, a las alteraciones craneofaciales (cuello corto o grueso o mandíbula pequeña o hacia atrás), de la vía área superior (como tener una lengua, amígdalas o paladar grandes, la boca pequeña) o alteraciones nasales o el exceso de peso, según ha informado el presidente de la Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), Eduard Esteller, con motivo de la celebración del 67 Congreso de la organización.
 
El ronquido es un ruido que aparece a consecuencia de los movimientos de vibración en diversos niveles de la vía aérea superior, donde se sitúa la garganta. "Estas vibraciones traducen diferentes grados de dificultad en el paso del aire por estas vías respiratorias. La principal causa, añade, es la tendencia cíclica al colapso de la vía aérea superior (garganta) durante el sueño, en el momento en que el diafragma, con su acción de inspiración, provoca una presión de succión", ha apuntado.
 
El exceso de peso es una de las causas de los ronquidos y, de hecho, un 80 por ciento de los pacientes con roncopatía son obesos. Esto se produce porque existe una reducción del calibre de la vía aérea superior, un incremento de grasa entre las fibras musculares de los músculos encargados de mantener la vía abierta y una reducción de los reflejos encargados de conseguir que dicha vía no se cierre.
 
"Muchos pacientes pueden reducir la intensidad de los ronquidos y conseguir que los tratamientos indicados sean más eficientes reduciendo el peso", ha recalcado, para hacer alusión a una investigación publicada en el 'American Family Physician' en la que se incluyó la reducción de peso como parte del tratamiento de la apnea obstructiva del sueño y sus síntomas asociados como los ronquidos.
 
Consecuencias de los ronquidos
 
Por otro lado, el doctor Esteller ha recomendado eliminar la ingesta de alcohol, evitar los sedantes, hipnóticos, ansiolíticos y otros depresores del sistema nervioso central, dormir un mínimo de ocho horas diarias y en horarios regulares, así como procurar no dormir en posición supina.
 
Las consecuencias que pueden provocar los ronquidos, van más allá del ruido molesto que altera tanto el sueño del paciente como el de su pareja si la tuviera. Un reciente estudio publicado en 'The Laryngoscope' relaciona la intensidad de los ronquidos con somnolencia excesiva durante el día, incluso más en el caso de los hombres. Entre los síntomas que puede ocasionar, además de la somnolencia diurna excesiva, se encuentran la desestructuración del sueño y los descensos de la oxigenación durante la noche.
 
Todo ello puede dar lugar a alteraciones que disminuyen el nivel de salud y la calidad de vida. "Así, hay mayor riesgo de alteraciones cardiovasculares como hipertensión, embolias o infartos cerebrales, alteraciones neuropsiquiátricas como depresión, dificultad de concentración, disminución del rendimiento, trastornos de conducta o irritabilidad, además de accidentalidad laboral, de tráfico y doméstica", ha destacado.
 
Por otro lado, añade, cuando el ronquido traduce pausas en la respiración puede aparecer el Síndrome de la apnea obstructiva del sueño (SAOS). Además, según una investigación publicada este mes en la revista 'Neurology' síntomas del sueño como los ronquidos frecuentes se pueden asociar con un peor rendimiento cognitivo.
 
En este sentido, el experto ha destacado la importancia de que ante la presencia de ronquidos intensos y entrecortados que se puedan acompañar de somnolencia diurna y afecten a la calidad de vida de la persona con cansancio, fatiga o falta de concentración, se acuda a la consulta de un otorrinolaringólogo para confirmar un diagnóstico.
 
El especialista explorará la vía aérea superior, evaluará el posible exceso de peso, el estado cardiovascular y hará un registró del sueño para confirmar la presencia o no de SAOS. En los casos más graves, el tratamiento de primera línea consiste en la colocación de un dispositivo de presión positiva nasal nocturna de aire aplicado en nariz o en nariz y boca (CPAP).
 
"Aunque es muy efectivo, tiene el inconveniente de que entre un 20 y un 30 por ciento de los pacientes no lo aceptan o toleran. En estos casos y en los menos severos, se recurre a la cirugía de vías aéreas superiores, cada vez menos agresivas y más funcionales, o la colocación de dispositivos o férulas de avance mandibular. Además, se están desarrollando sistemas de estimulación del nervio hipogloso durante el sueño mediante la colocación de un marcapasos que lo activa de forma rítmica durante la noche", ha zanjado el experto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Moda y Belleza


Tartán versátil
Tartán versátil

Tartán versátil

Los cuadros escoceses nunca pasan de moda y se consolidan como tendencia para este invierno

Los pendientes XXL están de moda y así es como se llevan

Los pendientes XXL están de moda y así es como se llevan

Se acabó el estilo minimalista, ahora cuanto más grandes y vistosos sean los complementos mejor

Cinco errores que estás cometiendo con tu pelo

Cinco errores que estás cometiendo con tu pelo

Descubre qué fallos son los más habituales a la hora de cuidar nuestra melena

Yoga Postparto: Dandasana

Yoga Postparto: Dandasana

No hay que forzar el cuerpo ya que está en fase de recuperación

¿Qué me pongo para la cena de Navidad de empresa?

¿Qué me pongo para la cena de Navidad de empresa?

Aunque se trate de una fiesta, en el entorno laboral siempre es más adecuado pecar de discreto

Cómo lograr ondas surferas o imperfectas en tu pelo

Cómo lograr ondas surferas o imperfectas en tu pelo

La gurú española de los tutoriales de belleza, te enseña cómo crear ondas imperfectas

Píntate las uñas como Victoria Beckham

Píntate las uñas como Victoria Beckham

Las celebridades están de sesión en sesión fotográfica, pero algunas posan de forma muy rara

Enlaces recomendados: Premios Cine