11 de mayo de 2018
11.05.2018

Cinco hábitos que aumentan la esperanza de vida... una década o más

Un estudio demuestra que hay varias premisas a seguir para conseguir vivir hasta diez años más

15.05.2018 | 16:06
Investigadores dan las claves para vivir más.

Otros hábitos

  • Asistir a conciertos: Según el académico de la Universidad Goldsmith de Londres, Patrick Fagan, los asistentes a un concierto experimentan una percepción subjetiva del bienestar que ayuda a incrementar hasta nueve años su esperanza de vida.
  • Tomar café o té: Según los resultados de una investigación llevada a cabo por la Universidad de Oporto, el consumo de teína reduce los fallecimientos por cáncer, mientras que las personas con diabetes tienen menos riesgo de mortalidad cardiovascular si toman café .
  • Tener hijos: Un estudio sueco realizado a más de 1,4 millones de personas asegura que la esperanza de vida de las madres supera en un 4,4% a las mujeres sin hijos.

Son numerosos los compuestos y las iniciativas saludables que han demostrado ejercer actividades biológicas relacionadas con el antienvejecimiento, tales como la anti-oxidación, anti-inflamación, detoxificación. Pero ¿cómo se consiguen? y ¿hasta qué punto pueden retrasar el paso de los años?

Por primera vez, investigadores estadounidenses han sido capaces de decir exactamente las cinco actividades que mejor pueden ayudarte a reducir el impacto del tiempo y, además, a cuantificar la esperanza de vida.

Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad, mantener un peso corporal idóneo, no beber demasiado alcohol y no fumar son los hábitos saludables que durante la edad adulta puede añadir más de una década a la esperanza de vida, según un nuevo estudio dirigido por la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Los investigadores también descubrieron que las mujeres y los hombres de Estados Unidos que mantuvieron el estilo de vida más saludable registraban un 82% menos probabilidades de morir de enfermedades cardiovasculares y un 65% menos de probabilidades de morir de cáncer en comparación con aquellos con estilos de vida menos saludables en el transcurso de los aproximadamente 30 años del periodo de estudio.

Esta investigación es el primer análisis integral del impacto de la adopción de factores de estilo de vida de bajo riesgo en la esperanza de vida en Estados Unidos, según sus autores, que detallan los resultados del trabajo en un artículo que se publica en la edición digital de 'Circulation'.

Los estadounidenses tienen una expectativa de vida promedio más corta (79,3 años) que casi todos los demás países de altos ingresos. Estados Unidos ocupó el lugar 31 en el mundo por esperanza de vida en 2015. El nuevo estudio tuvo como objetivo cuantificar cuántos factores de estilo de vida saludable podrían ser capaces de impulsar la longevidad en Estados Unidos.

https://manager.renr.es/manager/ckeditor/El%20bajo%20%C3%ADndice%20de%20masa%20corporal,%20resultado%20de%20una%20dieta%20saludable,%20es%20clave.

Los investigadores y colegas de la Escuela Chan analizaron 34 años de datos de 78.865 mujeres y 27 años de datos de 44.354 hombres que participaron, respectivamente, en el Estudio de Salud de Enfermeras y en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. Los autores observaron cómo cinco factores de estilo de vida de bajo riesgo: no fumar, bajo índice de masa corporal (entre 18,5 y 24,9 kilogramos/m2), al menos 30 minutos o más al día de actividad física moderada a vigorosa, ingesta moderada de alcohol (por ejemplo, hasta aproximadamente un vaso de vino de 5 onzas por día para las mujeres, o hasta dos vasos para los hombres), y una dieta saludable puede tener un impacto en la mortalidad.

Esperanza de vida

Para los participantes del estudio, que no adoptaron ninguno de los factores de estilo de vida de bajo riesgo, los investigadores estimaron que la esperanza de vida a los 50 años era de 29 años para las mujeres y de 25,5 años para los hombres. Pero para aquellos que adoptaron los cinco factores de bajo riesgo, la esperanza de vida a los 50 años se proyectaba en 43,1 años para las mujeres y 37,6 años para los hombres.

En otras palabras, las mujeres que mantuvieron los cinco hábitos saludables ganaron, en promedio, 14 años de vida, y los hombres que lo hicieron ganaron 12 años, en comparación con aquellos que no siguieron esos hábitos saludables. En comparación con quienes no siguieron ninguno de los hábitos de vida saludables, los que adoptaron los cinco presentaron un 74% menos de probabilidad de morir durante el periodo de estudio.

No fumar en la edad adulta es clave.

Los investigadores también encontraron que había una relación dosis-respuesta entre cada comportamiento de estilo de vida saludable individual y un menor riesgo de muerte prematura, y que la combinación de los cinco comportamientos saludables estaba relacionada con la mayoría de los años adicionales de vida. "Este estudio subraya la importancia de seguir hábitos de vida saludables para mejorar la longevidad en la población de Estados Unidos", dice Frank Hu, presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela Chan de Harvard.

"Sin embargo, la adherencia a los hábitos de vida saludables es muy baja. Por lo tanto, las políticas públicas deberían poner más énfasis en la creación de alimentos sanos y construir entornos sociales para apoyar y promover una dieta y estilos de vida saludables", concluye el autor principal del estudio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Encuentros digitales

Chat con el doctor Claudio Álvarez

El director de la Unidad de Reproducción del Centro Gutenberg responderá a las preguntas de los lectores el miércoles, 23 de mayo, a partir de las 11 horas.



 


Enlaces recomendados: Premios Cine