¿Qué llevar en el botiquín estas vacaciones?

Alcohol, suero fisiológico, vendas, esparadrapo... son varios de los productos que no deben faltar

01.08.2017 | 22:17
Productos que no deben faltar en el botiquín.

Alcohol, agua oxigenada, solución antiséptica para heridas y crema para quemaduras leves, suero fisiológico, analgésicos y antitérmicos (aspirina, ibuprofeno, paracetamol), preparados para rehidratación oral, antiácidos, antialérgicos, antitusígenos, mucolíticos y expectorantes y antisépticos bucofaríngeos, son algunos de los productos que no deben faltar en el botiquín de viaje.

Así lo ha recordado la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) quien, además, ha avisado de que todos los fármacos, especialmente los de venta con receta, deberán conservarse dentro de sus envases originales con las etiquetas visibles.

Asimismo, el botiquín debería también contener gasas, algodón, vendas, esparadrapo, puntos de aproximación, tijeras de punta redonda, pinzas y termómetros. En este sentido, la organización ha comentado que al llegar al lugar de destino, hay que conservar el botiquín en un sitio fresco, seco, limpio y reservado de la luz.

Dicho esto, SEFAC ha aportado una serie de consejos para lograr tener unas saludables vacaciones como, por ejemplo, evitar alimentos crudos (mariscos, ensaladas, verduras, frutas sin pelar) y alimentos vendidos en puestos callejeros, optando solo por alimentos cocinados y bebidas correctamente embotelladas, para evitar la llamada 'diarrea del viajero'. No depillarse los dientes con agua de grifo si se carece de garantías sobre sus condiciones higiénicas es otra de las medidas que pueden evitar problemas gastrointestinales.

Del mismo modo, y en función de los posibles riesgos en materia de salud del destino, y del tipo de viaje, se debe acudir a los servicios de sanidad exterior, donde se proporcionará información personalizada sobre la medicación y vacunas adecuadas. De hecho, es recomendable averiguar si se tiene garantizada la asistencia sanitaria en el extranjero y solicitar información sobre posibles convenios recíprocos en materia de asistencia sanitaria entre el país de residencia y el de destino.

Si se viaja por Europa es también interesante adquirir previamente la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), un documento que nos garantiza la asistencia sanitaria en caso de necesitarla. "Si bien es cierto que esta tarjeta no sustituye al seguro de viaje o de salud, es útil en el caso de necesitar atención médica urgente ocasional o por enfermedad crónica", ha detallado SEFAC.

Además, prosigue, en el caso de que se padezca una enfermedad crónica, es recomendable solicitar un informe al médico (preferiblemente en inglés si se viaja fuera del país), en el que se explique el diagnóstico y la medicación actual del paciente, así como la necesidad de utilizar jeringas o agujas. Si el viajero es una persona de edad avanzada debería pedir consejo a su médico o farmacéutico antes de planificar un viaje de larga distancia.

Protegerse del sol, beber antes de tener sensación de sed e ingerir una cantidad aproximada de 2,5 litros de líquido al día y vestir ropa de algodón que cubra la mayor parte del cuerpo y que no sea de colores estridentes para evitar las picaduras de los mosquitos, además de evitar echarse perfume o cosméticos y usar repelentes, son algunas de las recomendaciones que ha realizado la asociación de cara a las vacaciones de verano.

"Si al regresar a casa el viajero presenta síntomas como fiebre, diarrea persistente, vómitos, ictericia, trastornos urinarios, enfermedades de la piel o infecciones genitales, debe acudir sin dudarlo acudir a su médico de cabecera. Si advierte que una peca o lunar ha cambiado de forma, tamaño o color recientemente, ha de consultar al dermatólogo", han zanjado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine