Internet

Los riesgos de conectarse a redes WiFi públicas

Los expertos recomiendan no comprar ni usar la banca online si nos conectamos a redes abiertas

10.07.2017 | 22:47
Hay que tener precaución con las redes WiFi públicas

La compañía de ciberseguridad G Data ha alertado de los riesgos que supone el envío de fotos y vídeos personales a través de redes WiFi gratuitas de hoteles, restaurantes y aeropuertos. La empresa alemana advierte de que los cibercriminales se muestran especialmente activos durante el periodo vacacional, ya que este es muy propicio para la recolección de datos personales procedentes de archivos personales en tiempo real.

Para interceptar esta información "se requiere de una tecnología al alcance de cualquiera y unos conocimientos mínimos". Para evitar sorpresas desagradables, la compañía recomienda usar "una solución de seguridad integral en todos los dispositivos móviles".

Los puntos de acceso WiFi raramente están convenientemente protegidos, por lo que los cibercriminales pueden interceptar fácilmente el tráfico de datos que circula a través de ellos, desde contraseñas a tarjetas de crédito y todo tipo de información personal. El experto en ciberseguridad de G Data Tim Berghoff explica que "por este motivo, los turistas deberían evitar sin ninguna duda las compras y la banca 'online' a través de redes WiFi públicas". "Usar una solución VPN, al menos en vacaciones, blindaría la navegación en unos días donde nos conectamos a internet desde puntos de acceso poco seguros", añade el representante de la empresa alemana.

Consejos para las vacaciones

1) Ni banca, ni compras 'online' desde redes WiFi públicas: Son el punto de acceso a internet favorito de todos los turistas, pero estas conexiones gratuitas deberían usarse con ciertas precauciones, puesto que son inseguras por defecto y los cibercriminales pueden interceptar muy fácilmente contraseñas y detalles de tarjetas bancarias de aquellos usuarios que las usan cuando compran 'online'. En caso de duda, navegar usando la red de datos del operador móvil es una alternativa mucho más segura.

2) Cibercafés y ordenadores públicos: La mayoría de los internautas los usa de forma regular en sus vacaciones, pero es imposible tener una idea clara de la configuración de seguridad, la protección o las posibles infecciones de los ordenadores públicos que, por regla general, no están adecuadamente protegidos. Es especialmente recomendable no realizar transferencias bancarias ni compras 'online' desde cibercafés o similares y navegar de modo incógnito para evitar el almacenamiento de datos de navegación. Una vez finalizada la navegación, se deben cerrar las sesiones de aquellos servicios a los que se ha entrado como usuario registrado, bajo riesgo de comprometer información personal.

3) 'Software' de seguridad: Hoy por hoy, es la barrera más efectiva contra el cibercrimen. Es recomendable instalar uno en cada dispositivo, ya sean estos portátiles, 'smartphones' o tabletas.

4) 'Smartphones' con protección anti-robo: En caso de pérdida o robo, se podrá localizar, bloquear o borrar la información almacenada en el 'smartphone' o tableta. Es una función habitual de las soluciones antivirus para móviles.

5) Actualizaciones: Sistema operativo, navegadores y resto de programas. Por supuesto, esto también incluye las 'apps' instaladas en 'smartphones' y tabletas. Solo con esto, se habrán cerrado muchas de las brechas de seguridad más explotadas por los cibercriminales.

6) Uso de las redes sociales con precaución: Los cibercriminales usan información de estas plataformas para crear mapas de viviendas desocupadas en el verano. G Data recomienda compartir datos sobre las vacaciones cuando ya se haya regresado, que esto solo se haga de forma privada con familiares y amigos, y que no se den pistas acerca de las fechas de salida y regreso.

7) Desactivar las conexiones inalámbricas: Servicios como Bluetooth, WiFi o GPS podrían facilitar potenciales ciberataques.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine