08 de julio de 2008
08.07.2008
Granada

"Decidimos jugárnosla"

08.07.2008 | 12:51
Testimonios. Dos de los inmigrantes que lograron sobrevivir al naufragio de la patera con la que intentaban llegar a tierra.

Uno de los supervivientes desvela que el patrón les aconsejó que hicieran la travesía con mal tiempo, porque era la forma más fácil de entrar en España

No sabían nadar, pero decidieron jugársela. Los catorce

desaparecidos y parte de los veintitrés que han podido ser rescatados. Por eso relataron a la policía que pasaron mucho miedo. Son nigerianos, aunque lo primero que suelen hacer antes de ser capturados por la Guardia Civil es tirar el pasaporte. Y, a partir de ahí, no decir nunca de donde vienen.

"Decidimos jugárnosla", decía ayer en francés uno de los supervivientes, pues el patrón les convenció de que lo más fácil era entrar en territorio español con mal tiempo. Los dispositivos de seguridad son cada vez más afinados y divisan todo.

A él le costaba recordar el momento en que el pesquero los divisó y cómo, horas después, paró la embarcación neumática y todos acabaron en el agua. Si no hubieran sido avistados por un barco a las nueve de la noche, bien podrían haber entrado en Motril sin problema, dada la marea, las grandes olas y la oscuridad. No pudo ser y la cosa se convirtió en tragedia.

Testigo. Por su parte, Enrique Garberí, uno de los patrones de la embarcación Salvamar Hamal que realizó el rescate, contó ayer también cómo se desarrolló la operación. La del lunes fue una madrugada que ni él ni su tripulación podrán olvidar fácilmente.

"Todo se complicó desde el principio", recordaba Enrique tras el rescate. Y es que Salvamento Marítimo recibió el aviso a las nueve de la noche "pero hasta las tres de la madrugada no pudimos encontrarla".

Cuando llegaron a 60 millas al sur de Motril, los inmigrantes mostraron el primer gesto de esperanza. Pero, conforme se aproximaban las dos embarcaciones de rescate, "pararon los motores y en ese momento una fuerte ola de aproximadamente cuatro metros de altura levantó a la zodiac y la volcó completamente. Todos cayeron al agua", relató.

Los nervios se hicieron los protagonistas de la situación. "Fue algo muy complicado por la situación y el fuerte temporal que había mar adentro", cuenta Enrique. "En situaciones como esta lo único que sientes es impotencia, mucha impotencia de ver que no puedes hacer nada por salvar la vida de unas personas que se lo juegan todo para encontrar una existencia mejor".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine